La catchphrase y cómo usarla.

La “catchphrase” y cómo usarla.

catchphrase

Catchphrase es un eslogan, para quien prefiera el termino en castellano.

Sinceramente prefiero el inglés. No por nada personal, simplemente creo que la palabra en ingles refleja mejor lo que significa que en español.

La traducción literal seria frase que atrapa. Usualmente, sería esa frase, esa coletilla que se repite en los anuncios y se te pega haciendo un trabajo de marketing para la marca que la ha creado.

Esas frases que parecen algo ridículo al principio son el resultado de una complicada y trabajada campaña. Bueno, en algunos casos son un golpe de suerte.

Ejemplos como el “Claro que sí, guapi” o el más antiguo “¡Hola, soy Edu, feliz navidad!” son algunos de los más reconocibles.

Sabes y te he comentado varias veces que soy muy fan de la lucha libre. Si, ese “Pressing catch” que podías ver en los noventa todos los fines de semana en Telecinco cuando la programación infantil era algo cuestionable. Aunque también más divertida que ahora.

Pues eso, que sigo siendo muy fan de la lucha libre hoy en día y de la misma empresa, la WWE. Soy muy fan porque me encantan las historias que cuentan. Precisamente, lo que más vende esa empresa es entretenimiento e historias.

Muchas de esas historias son dramáticas, graciosas, entretenidas, ridículas, románticas… hay de todo para elegir. Y siempre van a llevar a uno o varios combates entre los luchadores que la hayan protagonizado.

Pero otra de las cosas que tienen esos luchadores son sus “catchphrase”. Cada luchador es una marca. Tiene su propia historia de origen, su propia personalidad (abierta a cambios, porque el personaje que no evoluciona desaparece) y, por supuesto, su propio eslogan.

En los noventa y principios de los dos mil luchadores como La Roca, Steve Austin, Chris Jericho o el Enterrador tenían su marca muy definida y sus eslóganes pegadizos muy bien extendidos entre los fans.

(¡Qué pelazo tenían Jericho, Edge y Triple H en los noventa, oye XD!)

Esos mismos y algunos otros también son especialistas en conseguir que el público presente se quede y repita una frase que hayan metido en sus diálogos. Son verdaderos artistas en meterse al público en el bolsillo.

John Cena, por ejemplo, fue capaz de coger el “odio” que le tenían los fans y usarlo a su favor. Al punto de que le cantaban “John Cena apesta” usando el estribillo de su tema de entrada y él empezó a corearles y a exigirles que siguieran cantándolo.

Cena es de los que piensa que mejor que hablen mal de uno a que no hablen nada de nada. Chico listo. Por eso sigue siendo la cara de la empresa después de tantos años.

Y que tú dirás… ¿y para que me sueltas semejante chapa? ¿Qué tiene que ver todo esto conmigo?

Ojo, esta empresa es de las que se deberían estudiar como ejemplos de buen marketing. La empresa y sus luchadores. Y esa manera de crear eslóganes para cada uno de sus trabajadores es magistral. Se puede aprender muchísimo de marketing viendo esto.

Además… te ríes un montón XD

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

 

Lecciones de marketing

Soy un pelín mucho obsesiva. Cuando me da por una cosa, la gasto.

Y bien gastada.

Y cuando cosa me obsesiona, la estudio. A fondo. Todo.

Si es una serie acabo averiguando todo lo que puedo de ella. Desde los nombres y vidas de los actores, directores, guionistas… hasta la cosa más absurda, como por qué los escogieron.

A veces te enteras de anécdotas interesantes.

¿Sabías que Hugh Laurie hizo su audición para House con un vídeo grabado en el baño del hotel donde se alojaba mientras grababa El vuelo del Fénix?

¿Y qué el director le escogió porque le parecía el perfecto americano? XD Tuvieron que decirle que era ingles…

Pues cosas así…

Ya te comenté que ahora me ha dado por la lucha, pero sobre todo, me ha dado por investigar su marketing, ya que lo considero uno de los mejores.

En serio, es la caña.

Y no soy la unica que lo piensa. Aquí te voy a dejar dos articulos sobre qué pueden aprender las empresas sobre el marketing que realiza la WWE.

4 lessons digital marketers can learn from WWE

What the WWE can teach brands about marketing

Si sabes inglés, leetelos porque son muy buenos artículos.

Si no, te hago un resumen de lo importante.

En el primer artículo cuentan las cuatro lecciones que la compañía puede enseñarte sobre marketing. Como te conté la vez anterior, son los reyes del storytelling.

Primera lección. No des por hecho que conoces a tu audiencia. Investígala, haz encuestas, escúchala.

Y lo hacen. Entre programa y programa y combates, se pasan los días creando encuestas, preguntando en las redes sociales y leyendo las respuestas de los fans. También escuchan a los que van a los combates, pero como eso no está a nuestro alcance, nos quedamos con la parte que nos viene bien.

No solo debemos buscar nuestra audiencia. Debemos estudiarla a fondo.

Segunda lección. Usa medios digitales para llegar a tu audiencia. Esto lo he tenido que traducir literalmente porque no recuerdo el termino en español… ¡que mal!

Básicamente es usar todo… vídeos, fotos, música, podcast… todo lo que haga que nuestra audiencia nos preste atención. Sabemos que un booktrailer llama más la atención que un twit con solo texto, ¿verdad?

Y usar las redes sociales a lo mejor no vende, pero ayuda.

Tercera lección. El poder de la promoción: vídeos cortos.

En la lucha una promo es cuando un luchador suelta una parrafada, a veces solo, otras acompañado para venderte una rivalidad, una historia, una lucha… digamos que es la historia detrás de esa lucha. El culebrón.

Y muchos son buenísimos en ello. Son capaces de soltarte un monólogo convincente de quince minutos, interpretarlo y en directo. Si se mete la pata, no tiene mucho arreglo.

Nuestras promos son los booktrailers, las sinopsis, los vídeos que creamos para enseñar cómo es nuestro proceso creativo… todo eso es muy importante y hay que darle más uso.

Cuarta lección. El enfoque Paul Heyman: la corta e inteligente manera de ser la voz de tu cliente.

Y ese cliente en ese momento, eres tú. Porque eres tú el que quiere venderse.

Paul Heyman trabaja para la WWE pero no es un luchador. Es un manager. Su trabajo es vender al público sus clientes. Lleva años haciendo pareja con Brock Lesnar, un luchador enorme, muy bueno peleando y con las dimensiones de un armario empotrado de mala leche.

Pero es regulero al micrófono. Por eso le pusieron a Paul a su lado. Paul hace el trabajo de micrófono para Brock. Todos los fans saben como empieza el discurso de Heyman (Mi nombre es Paul Heyman…) y como va a seguir en algún momento (mi cliente, Brock Lesnar…) y lo corean.

¿Por qué? Porque lo repite cada vez y es pegadizo, así que los fans le siguen. Cada vez.

No se recomienda ser tan pesado como Paul pero no viene mal recordar de vez cuando al personal quien eres y que haces. Por si interesa.

Echa un ojo a los artículos. Merece la pena el esfuerzo de leerlo en inglés. XD

 

 

Uno… dos… tres… ¡Storytelling!

Hoy te voy a mostrar uno de (para mí) mejores ejemplos del uso del storytelling en una empresa.

La WWE.

Si te suena, estarás diciendo… ¿Eing? Y si no… pues probablemente igual.

tenor

Por si no sabes cuál es, es la World Wrestling Entertainment. Vamos, la empresa que lleva años organizando los combates de lucha libre más conocidos. Que no los únicos. Hay varias más igual o mejores, pero estos son los más sonados.

¿Por qué?

Principalmente porque su equipo de marketing es la caña.

Y son unos genios a la hora del storytelling.

¿Y qué tiene que ver la lucha con el marketing y los libros? Veras, te cuento…

tumblr_inline_ngg15uRHmm1qmmmq7

Antiguamente, en el Paleolítico o así, cuando la televisión pública dejó de ser la única cadena para ver y a nadie le importaba un pimiento si los niños veíamos o no violencia o sexo en la tele, apareció el programa “Pressing catch”. Era todos los sábados y domingos por la mañana y te lo pasabas en grande viendo a Hulk Hogan, el Ultimo Guerrero o el Enterrador dando de leches por un ring que parecía demasiado pequeño para unos tíos tan enormes y chillones. Como los comentaristas eran americanos (obvio) se doblaron un poco a ver que sale y, la verdad, es que quedó bastante gracioso, por lo que recuerdo.

tenor (1)

Luego desapareció de la parrilla, una creció y se olvidó de eso hasta que, hace tres años, me crucé en twitter con la noticia de la muerte del Ultimo Guerrero. Ahí me dio por volver a cotillear y… ale… enganchada de nuevo.

Pero quitando eso que no te interesa, vamos a lo importante.

¿Por qué digo que son los reyes del storytelling?

Sus guionistas y sus luchadores son capaces de escribir e interpretar una historia durante meses para justificar un combate y que estés deseando que llegue el día para ver quién gana. Hasta el más mínimo detalle en los programas está calculado al milímetro para contar algo.

57ecd19822833245697317

Para venderte el siguiente combate de pago, la siguiente suscripción a su canal o su merchandising.

TODO.

Y eso, en programas en vivo, tiene merito.

Quiero el cerebro de uno de sus creativos, en serio. Y su sueldo también, ya puestos.

tumblr_nupx3en3tz1sbzhteo1_400

¿Quieres aprender algo de storytelling? Si sabes algo de ingles, entra y ve las promos de los luchadores. Ve los anuncios de los combates. Mira como crean un tráiler de los grandes eventos como si fuera una película que te dará ganas de saber como acaba. Aunque no te guste la lucha.

Hay que aprender de todo. Que ser escritores no significa que tenga que gustarte solo leer y visitar museos y las películas de guiones complicados. Te puede gustar esto y las películas tontas y leer cosas que no sean del gusto de todos.

Y más.

Hasta de esto se puede aprender. Presta atención.

tenor (2)
¿Y lo bien que te lo pasas?