Publicado el

A veces la tele ayuda a escribir: Series que inspiran a escribir

Si tuviera que recomendar series de televisión para ver… podría pasarme todo el día.

He visto (y sigo viendo) demasiadas.

Y ahora hay tantísimas buenas en antena que es casi imposible seguirlas todas.

Para los fanáticos de los comics (esos están de enhorabuena) recomendaría Arrow (Amell está magnifico como el arquero verde y la serie es muy entretenida), Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist y The Defenders (próximamente). Solo con Daredevil y sus maravillosos malos (de los mejores que he visto en una serie) tenéis para un buen rato. Ese Kingpin o The Punisher… canelita fina.

series

También estarían Supergirl, Flash y The legends of tomorrow, que no llegan a la calidad de las otras (las toman menos en serio) pero son igualmente entretenidas y buenas.

¡Oh y no olvidemos Gotham!

Sé que la mayoría ahora está con Juego de Tronos en plan lo muy maravillosa que es y todo eso… yo no la veo. No me llamaban los libros y menos la serie.

Tampoco me llama Shadowhunters ni The walking dead

Tengo mis series favoritas sobre sobrenatural que me inspiran para escribir mis novelas. Y son muy buenas. Por eso os las recomiendo.

Supernatural (por supuesto). Después de doce años y camino a la temporada trece, aún existe muchísima gente que ni sabe que existe. ¡Mal hecho! No solo es una genial serie paranormal, también es una gran comedia (a ratos), un gran drama y una estupenda serie con grandes guiones, actores en estado de gracia perpetuo y las ideas más originales que renovaron un género ya olvidado en la televisión.

series

Contó desde el principio con guionistas y directores que trabajaron en series como Expediente X y Buffy Cazavampiros. Han tenido secundarios de lujo que han pasado por toda clase de películas y series e invitados especiales haciendo cameos divertidísimos (ese James Masters y Charisma Carpenter haciendo de brujos o esa Snooki de demonio del cruce o Linda Blair como detective…)

Y, después de doce años, se pueden permitir guiones tan locos como la moneda maldita que concedía deseos pero los retorcía (ese oso de peluche vivo y bipolar), el universo de la televisión (Dr Sexy y el coche fantástico XD) y el episodio donde un psíquico podía convertir todo en cosas de dibus… larga historia ese…

series

También hemos tenido varios apocalipsis, revisada la biblia, Dios, el Infierno, el Purgatorio, el Cielo, a los fantasmas, demonios, visto dioses mitológicos (¡hola, Zeus!)…

A quien le guste el tema paranormal, le gustará la serie. Y a quien no, también. Porque no es solo eso.

Pero… si te gusta mucho el tema paranormal, los clásicos de terror y un poquito la intriga… tienes que conocer Penny Dreadful.

series

Imagina un Londres del siglo XIX donde acaban reunidos un hombre lobo, el Dr Frankenstein y sus criaturas (si, en plural), Dorian Gray y el padre y la amiga de Minna Parker, quien está desaparecida por culpa de Dracula.

series

Todos esos personajes acaban relacionados buscando apoyo y respuestas en un Londres oscuro y lleno de criaturas malvadas que acechan en cada esquina. Un Londres que pone los pelos de punta, sucio y cruel.

¡Adoro esa serie!

La mitad de las veces no entiendo de que va, pero me encanta XD

No, sin bromas. Es obligatorio verla. Visualmente es una preciosidad y con una historia escalofriante que engancha desde el principio.

series

Y adoraras al lobo, créeme.

La última (aunque hay más, solo voy a decir estas) que te recomiendo es The Librarians. Totalmente opuesto a las otras dos. Esta es más diversión y entretenimiento que otra cosa. Más comercial, se podría decir. Pero igualmente válida.

series

¿Por qué?

¡Los héroes son bibliotecarios!

Son cerebritos. Todos. Una tía capaz de hacer cálculos enormes solo en su cabeza, un genio que es experto en arquitectura e historia del arte y un ladrón friki que adora la tecnología y los crímenes clásicos. Esos tres junto con la guardiana, una coronel del ejército y el antiguo bibliotecario deberán recuperar objetos especiales y proteger la biblioteca, que es mágica, claro.

series

Es muy divertida y está basada en una serie de películas del mismo nombre que aquí apenas se oyeron. Creo que no pasaron del DVD… pero estaban graciosas.

Además… la biblioteca tiene a Excalibur… ¡y está viva!

series

Vale… ya paro…

Como he dicho antes, hay un porrón más. Muchísimas más. Que no me he metido con el género policiaco y la intriga, que también me encantan. Recomiendo The blacklist en ese tema, que es maravillosa y James Spader es la caña. Eso sí. Un esfuercito y ve la serie en versión original. El tío tiene la voz más alucinante del mundo después de Alan Rickman y Hugh Laurie.

Y hasta ahí te dejo. Voy a trabajar un poquito y a ponerme al día también con las series, que tengo la mitad atrasadas XD

¡Recuerda que todas mis novelas siguen a precios absurdos en Amazon y Lektu!

Publicado el

Porque lo normal aburre: Mis 5 seres sobrenaturales preferidos

Seres sobrenaturales.

Creo que esta va a ser una lista muy previsible, ¿verdad? XD

Básicamente, porque saldrán las criaturas que ya he usado en mis novelas. Y, claro está, voy a hablar de mis versiones de esas criaturas.

¿Cuales son mis 5 criaturas sobrenaturales favoritas?

seres

Lobos: me gusta más llamarlos lobos que hombres lobo. ¿Por qué? Simple. De la forma que yo lo veo no son personas que se convierten en lobos por un mordisco. No mis lobos. Estos son los licántropos originales, los que fueron creados así, no por contagio. No me gusta esa versión.

Mis lobos nacen lobos y pueden convertirse en personas para vivir en una sociedad humana. Pero su comportamiento y tradiciones son totalmente de lobo. Viven en manadas con un alfa que les dirige y respetan las leyes de la manada.

En mis novelas las manadas son barrios enteros de una ciudad (por ejemplo, en Jack T.R. se menciona que Chicago tiene su manada en una zona de la ciudad exclusiva para ellos), controlados por un alfa. Y todos los alfas responden a un consejo que reside en la que sería la manada principal, en Nueva York (que menciono en El Juego de Schrödinger).

El derecho a ser alfa va por nacimiento y, si se da el caso de no tener descendencia, se elegiría demostrando su valía a la manada.

Mis lobos no tienen necesidad de transformarse con la luna ni nada de eso. Se puede dar un caso que lo hagan por accidente al estar muy asustados o muy enfadados, pero pasa con miembros muy jóvenes. Eso no significa que no les guste dar paseos por las zonas verdes de la ciudad un par de veces al mes. No es necesario ni imprescindible, pero si saludable. Un lobo que lleva mucho tiempo sin pasear es un lobo con exceso de adrenalina.

seres

Vampiros: mis vampiros son muy como los de siempre. Criaturas mortales con un encanto peligroso. Pero han evolucionado. En esta vida todo es avanzar o desaparecer y los vampiros también han aprendido esa lección. Viven en lo que ellos llaman nidos, normalmente un edificio lo suficientemente grande como para albergar a una veintena. Intentan no superar ese numero, por su propio bien. Han aprendido a pasar desapercibidos, a no dejar rastro de sus comidas e, incluso, a alimentarse de maneras más discretas. Los bancos de sangre se han convertido en sus amigos.

Los años también les ha enseñado que se consiguen más cosas fuera de la ley, así que, normalmente, forman pequeñas mafias, llevando el comercio de armas, drogas y demás. Tienen una jerarquía muy estricta basada en la antigüedad, con un vampiro jefe (el más antiguo) y un segundo al mando (el segundo más antiguo).

El grupo que existe en Chicago (Jack T.R.) se hacen llamar “Los vampiros” (si, muy original… lo sé) y está liderados por Karl y su segundo, Rolf, dos vampiros rusos con varios cientos de años a sus espaldas.

seres

Fantasmas: estos no tienen mucho misterio, ¿verdad? XD Si, los espíritus son muy versátiles. Tanto si es un fantasma normal y corriente como si es un poltergeist, valen para cualquier ocasión. Mira los fantasmas de J.K en Harry Potter. ¿A qué molaban?

Los espíritus se quedan en la Tierra por asuntos sin concluir. Algo les ata a el mundo de los vivos y no son capaces de cruzar al otro lado, ya sea el cielo o el infierno. Pero… ¿es lo mismo un espíritu que va a ir al cielo que uno que va al infierno? ¿Cómo se crean los poltergeist?

A veces, no es solo que el fantasma no quiera o pueda cruzar. A veces, son los mismos vivos los que le impiden irse. Por un objeto personal, un resto (pelo, hueso, cosas así) o la misma pena. Cuando una persona no puede pasar página con la muerte de un ser querido, a veces, le aprisiona sin querer.

Y un espíritu que ha pasado demasiado tiempo en la Tierra sin hacer nada más que intentar llamar la atención de los vivos, acaba por perder su esencia… o lo que es lo mismo, se vuelven locos. Y se crea el poltergeist. Un espíritu que solo quiere venganza contra todo lo vivo solo por rencor.

Podría estar filosofando del tema como días y días porque me encanta. Ni me lo creo ni me lo dejo de creer ni lo baso en nada científico o religioso. Solo lo que yo creo que es lógico. Pero sigue siendo uno de mis temas favoritos.

En Jack T.R. tenemos a Julian, un fantasma que se quedó en el mundo de los vivos intentando averiguar que fue lo que mató a su mujer. Y luego… simplemente no quiso irse. Su querida esposa estaba en el infierno, cumpliendo condena por un pacto que hizo y él iría al cielo. Así que prefirió quedarse y ver el mundo cambiar. Hasta que lo encontró Aidan y le dio una ocupación más divertida. Molestarle.

seres

Demonios: ¡Mis favoritos! Soy muy fan de la serie Supernatural y ahí los demonios son los reyes. Adoro sus demonios. Puedes odiarlos por lo que hacen, porque si… son malos. Terriblemente malos. Mataran y harán sufrir a los protagonistas de maneras que ni imaginas. Pero… los adoraras también. Cualquiera que siga la serie me entenderá. Lucifer, Crowley, Meg, Azazel… son unos pocos nombres de demonios que han creado fans en la serie.

Y como son esos demonios los que me gustan, son los que me gustaría hablar aquí. Son pura maldad, pero estos seres antes eran almas humanas. Todos, salvo Lucifer, fueron humanos una vez. Después de una larga temporada en el infierno, el alma acaba retorciéndose y enegreciéndose hasta convertirse en un demonio más. Y su fin no traer más almas a su jefe (bueno, dependiendo de que categoría tenga), si no huir del infierno hasta la Tierra. Porque ni ellos quieren estar ahí.

Aunque existen los demonios del cruce (como los que contaba Robert Johnson en su Crossroad blues) que se dedican a hacer pactos. Lo que quieras por tu alma. En diez años pasan y recogen lo pactado y un humano más al infierno. Y ten cuidado cómo y qué pides… no todo sale como puedes imaginar.

Por ahora solo he podido sacar un demonio, el mismísimo Jack The Ripper. Pero quiero sacar más en un futuro. Hay tantas posibilidades…

seres

Dragones: Vamos a ver… ¿a quien puede no gustarle los dragones? ¡En serio! ¡Son las criaturas más guays ever! (Acabo de poner guay… viejunismo for the win XD) Y tú estarás pensando en los dragones de Juego de tronos, que si, molan, pero no son los que me gustan.

A mi me gustan los que, igual que mis lobos, pueden convertirse en humanos. Además, tienen una vida muchísimo más larga que la de las personas, llegando a vivir centurias. Son guerreros. Adoran una batalla como adoran comer. Y, contrario a la creencia popular, no comen personas, muchas gracias. Pero si que comen una barbaridad de carne. Sale más barato comprarles un traje de Armani último modelo que invitarles al Foster Hollywood. (Ahora tengo antojo de nachos…)

Solo he sacado uno y casi de refilón, que sería Jerrad de El Guardián. Pero Jerrad será prota en otra historia que estoy planeando, junto con otras dos criaturas sobrenaturales. Espero ponerme las pilas con esa pronto.

Y hasta aquí lo que se daba por esta semana. Recuerda que sigues teniendo Jack T.R. al precio de un twit en Lektu, que las demás están a precios absurdos tanto en Lektu como en Amazon y que, si te ha gustado esto, comentes o compartas o las dos cosas, que te lo agradeceré eternamente.

¡Un besazo!

Publicado el

Libros mágicos y un relato de regalo

Ayer fue el día del Libro, nuestra fiesta favorita.

Como en Málaga aun no toca la feria del libro me tengo que conformar con sentir envidia del resto un poco y ponerte alguna de mis chorradas frikis por aquí.

Y para no cambiar demasiado el tema, voy a hablarte de tres “libros mágicos” que me encantan.

El primero sería el Necronomicon.

Como sabrás es un libro ficticio que inventó H.P. Lovecraft para sus cuentos. Su presunto autor sería Abdul Alhazred.

Luego ese libro ha sido mencionado en un montón de publicaciones más y saldría en películas y series.

necro

¿Mi favorita y por donde conocí el libro? El ejercito de las tinieblas. Si no la has visto, hazlo. Es súper antigua ya pero divertida a nivel absurdo y de humor negro. Nada como ver a Ash intentando recordar el hechizo que debía recitar antes de coger el libro y fastidiarla porque no se acordaba de una palabra XD

El siguiente sería el libro de los muertos egipcio. Según se contaría ese libro contendría hechizos antiguos entre los que existiría uno para devolver la vida y controlar a los muertos. Es un libro negro, lleno de símbolos y con una cerradura especial.

2aliensegyptred-3

Su contraparte es el libro de los vivos, el cual estaría hecho de oro y tendría la capacidad de quitar la vida.

Eso es lo que se cuenta en la película La momia, donde saldrían los ejemplares. Obviamente, son libros ficticios también. El libro de los muertos real es un libro funerario, con sortilegios mágicos para ayudar a los muertos a superar el juicio de Osiris y ayudarles a pasar a la otra vida. Se creaban copias del libro para enterrarlas con el difunto para su viaje al más allá.

Me gusta más la versión fantástica. Además, Arnold Vosloo estaba genial de momia…

momia

Y el último que te voy a comentar hoy va a ser el libro de las sombras. Depende de lo joven que seas, te sonara o no.

Es un libro de magia Wicca, con prácticas y rituales y demás. Un libro para brujas y que salió a la luz gracias a la serie Embrujadas. El libro era un todo en uno. Lo mismo te servía de guía de criaturas raras que para darte un hechizo para lo que fuera.

embru

Más útil que las páginas amarillas.

Y con esto acabo esta semana.

Mientras te dejo con un corto regulero sobre unos personajes que ya salieron de pasada por El Guardián y que van a tener bastante que ver en el siguiente libro. Y espero que en más. Dependerá de ellos.


El año 1988 fue una pesadilla para la manada de Davenport. La ciudad sufrió un brote de sarampión que afectó con más fuerza en los lobos, algo que no pudieron explicarse sus médicos.

La comunidad se vio diezmada, decenas de cachorros y adultos perdieron la vida a causa de la enfermedad.

Pero de esa veintena de casos hubo tres que llamaron más la atención. Incluida la del Alfa, que fue a interesarse en persona.

Tres cachorros habían perdido a toda su familia a causa de la enfermedad, quedando solos en el mundo.

El primero era Joseph que con solo tres años perdió a sus padres y a su hermana de siete meses. Tenía la piel dorada, el cabello negro y algo largo y los ojos grises y fieros. Parecía dispuesto a dar un mordisco a quien se acercara demasiado.

Luego estaba Jonathan, unos meses más pequeño que el anterior. Físicamente era lo opuesto al otro niño. Rubio, con el cabello revuelto y algo rizado, ojos azules y piel clara. Se encontraba pegado al mayor, aferrado a su camiseta como si su vida dependiera de ello. Sin embargo no parecía asustado. Más bien dispuesto a defenderse. El pequeño venia de la zona más peligrosa de la ciudad y había perdido a su madre a causa de la enfermedad. No había registro del padre.

Y, agarrado a la mano de Jonathan, estaba el más pequeño de los tres cachorros, Colby. Con dos añitos, el cabello castaño claro y los ojos marrones anegados de lágrimas, el niño se escondía tras los dos mayores como si ellos pudieran protegerlo.

Los tres se mantenían juntos, desconfiados de los adultos que les vigilaban. Cuando el Alfa fue a visitarlos al hospital, se los encontró así, en una habitación de juegos sin tocar ningún juguete y casi sin hablar. De hecho, al hablar con los médicos y enfermeras que los cuidaban, Jonathan se negaba a hablar a nadie, salvo a los otros dos niños. Y los otros dos hablaban por él a los adultos.

Los pequeños habían desarrollado un extraño vínculo a causa de su desgracia común y no parecía que fueran a llevar bien que los separaran. Pero… ¿Qué familia iba a poder permitirse criar a tres cachorros?

El Alfa se reunió con el Consejo con la idea en su cabeza. Ninguna de las familias de su manada podía permitirse semejante carga y las investigaciones que había realizado demostraron lo que ya sospechaba. Los niños no tenían más familia ni ahí ni en ningún lado.

Colby había sido adoptado, la madre de Jonathan estaba soltera y sus padres habían fallecido años antes y los padres de Joseph no tenían hermanos ni más familia.

El Consejo solo vio dos soluciones al problema. O los niños eran separados y repartidos entre la manada o enviados a otra manada donde hubiera una familia que pudiera ocuparse de los tres a la vez.

Su mujer le dio otra más sencilla.

  •  Tráelos. Nosotros si podemos ocuparnos de ellos. Quizás somos algo mayores pero podemos cuidarles. No puedes permitir que los separen si están tan unidos como me has contado. Ya han sufrido bastante.

No fue fácil pero no llegaron a arrepentirse de haberlos acogido.

Los primeros meses hubo lloros, pesadillas… Jonathan no hablaba con nadie salvo a los otros dos niños y Joe hizo de intérprete hasta que el chiquillo confió en ellos.

Ese fue uno de los días más felices para el Alfa y su esposa.

Después de eso las cosas mejoraron. Los niños crecieron, convirtiéndose en adolescentes.

Estaban tan unidos que era raro verles separados en algún momento. Lo hacían prácticamente todo juntos.

Pero, a pesar de actuar siempre como una unidad, tenían su propia personalidad. Cada uno opuesto a los otros, totalmente diferentes.

Joe era tranquilo, compasivo, silencioso. Todo lo contrario que Jonathan, quien era nervioso, nunca se estaba quieto y hablaba por los codos. También tenía una facilidad con las palabras a la hora de flirtear o insultar que resultaba sorprendente. Colby era reflexivo, un poco maniático del control. Detestaba improvisar y las sorpresas.

El Alfa debió sospechar que algo acabaría ocurriendo cuando Colby empezó a distanciarse de sus hermanos.

Al principio pensaron que era una buena señal. Habían estado tan pegados entre ellos que era preocupante. Sin embargo, resultó ser fatal.

El chico siempre había tenido un complejo de inferioridad del que nadie era consciente. No se consideraba tan fuerte y bueno como sus hermanos y eso le llevó a escuchar a quien no debía.

En algún momento Colby se perdió en las falsas promesas de una serpiente de La Orden y atacó a sus hermanos, traicionando así a su manada y marchándose con el enemigo.

Jonathan salió en su búsqueda cuando se recuperó del ataque, prometiendo traerlo de vuelta. Nadie estaba seguro de si se refería vivo o muerto. El joven estaba realmente fuera de sí.

Joe se unió a su viaje para evitar perder al hermano que le quedaba.

De eso hacía ya cuatro años. No habían oído nada de ellos en ese tiempo… hasta ese día, cuando la manada de Chicago se puso en contacto con él.

  •  ¿Estás seguro de que son ellos? – Paul frunció el ceño al escuchar la respuesta al otro lado de la línea. – Bien… Saldré mañana mismo. Nos vemos en unas horas.

Su mujer se acercó después de que acabara la llamada.

  •  ¿Son ellos?
  •  Están bastante seguros de que son Joe y Jon.
  •  ¿Y qué hacen allí?
  •  Por lo que sé, ayudar a la manada de Chicago con La Orden. Pero imagino que debe ser porque Colby está involucrado de algún modo. Es la única razón por la que saldrían.

Ella asintió. Ambos se dirigieron al dormitorio para preparar una bolsa con ropa para el viaje.

  •  ¿Crees que Colby sigue vivo?
  •  Habrían regresado si no fuera así.

Cuando lo acompañó a la puerta, le cogió las manos y le obligó a bajar la mirada para hablarle.

  •  Tráeme a mis pequeños de vuelta.
  •  Haré lo que pueda.