Mi aventura de escribir: Podcast: Reescribir

Mi aventura de escribir. Podcast. Reescribir.

podcast

¡Hola! ¿Qué tal, queridos aventureros? Bienvenidos un día más al podcast de Mi aventura de escribir, el podcast donde se reescribe todo.

Reescribir es agotador. Y no se acaba nunca, eso lo tengo claro.

Aprovechando el confinamiento y el exceso de tiempo libre decidí dar un repaso a las novelas que tengo ya publicadas, en especial las primeras. Esas siempre van a tener fallos, ¿a qué si?

Pues empecé con Jack T.R., que ya debe ir por su cuarta o así y decidí también meter ciertas cosas que en un principio no tenía pensamiento de meter.

Escenas y capítulos enteros que antes eran cortos para conocer a los personajes. Un primer capítulo que luego quité y he vuelto a poner.

He escrito también escenas extras para meter más al lector en la historia y empatizar o explicarle mejor ciertas cosas que, al principio no conté porque creí que si lo hacía, desvelaba demasiado. Luego vi que no era así. O eso espero.

He metido a personajes que mencionaba de pasada pero no salían y ahora pienso que deberían haber hecho acto de presencia.

He desvelado datos de los personajes que yo sabía pero no los contaba porque no me parecían relevantes. Y ahora creo que si lo son.

Cosas así. Vamos, que le he dado un señor repaso.

Y con la tontería Jack T.R. ha crecido un buen numero de páginas, lo cual me ha hecho muy feliz.

También le he añadido el relato de El diario de Charles, que era una especie de continuación y spin off al mismo tiempo, sobre lo que hacia Charles, su prota, justo al acabar la novela.

Pero la versión que puse en el blog, años atrás, era muy corta y resumida y… no, no quedaba bien ahí. Así que también la reescribí, dándole más contenido y metido más trama.

Todo eso servirá también para cuando veamos a Charles en las otras novelas, poder entender porque está como está y hace lo que hace. Ahí se va a desvelar bastante de eso.

Total, que con la tontería pasé tres semanas y pico sin parar y ha sido muy divertido.

Ahora la tienes nuevamente en Amazon, con todo el contenido extra y también en Wattpad, dónde la he ido publicando a dos capítulos por semana.

Espero que la disfrutes mucho, si la lees.

Y tras Jack T.R. ha seguido Kamelot 2.0 y luego irán las demás. Kamelot ya lleva un buen repaso y dos nuevos relatos que ya he empezado a compartir también en el blog. ¡No te los pierdas!

La pregunta del millón para cualquier escritor es… ¿se acaba alguna vez de reescribir o repasar tus novelas?

La respuesta corta es: No.

No se acaba nunca, porque siempre encontraras algún fallo o errata o cosa que en ese momento te parecía genial y, meses después, te parece una birria.

Siempre.

Es algo que ocurre mientras escribes, también. El no saber cuando dar por finalizada tu novela. Y ese es el truco, saber que nunca va a estar terminada del todo y que tienes la oportunidad de volver a revisarla en un futuro.

Tengo fics antiguos, de cuando empezaba a escribir, que ahora leo y me dan vergüenza ajena. Muchos no puedo ni leerlos por ese motivo. He cambiado y evolucionado en mi manera de escribir, de expresarme y de crear y ahora no soporto lo que escribía diez o más años antes.

Y la mayoría son insalvables, por absurdos. Tenían menos trama que un anuncio de contactos. Pero si es cierto que me gustaría poder rescatar algunos, porque significaron mucho en su momento y me encantaría reescribirlos.

Pero, en esos, la reescritura sí que está complicada. Bastante.

Todo se andará. O ya ando, que he cogido la idea base de uno de los últimos que hice para hacerla relato corto o novelita. Espero que funcione.

Mientras tanto, espero que leas las novelas nuevamente, descubras cosas nuevas y las disfrutes porque en algunas quedaron cosas que contar y que podrían interesarte.

Ya sabes que puedes encontrarlas todas en Amazon, buscando por mi nombre, Eva Tejedor, y que puedes echar una manita invitándome a un Kofi, en Ko-fi.es/evatejedorescritora

También recordarte que visites mi blog, miaventuradeescribir.com y disfrutes de los post y relatos que allí encontrarás.

Un salud, aventureros y nos vemos en dos semanas.

 

 

Resumen semanal: última semana de mayo

Resumen semanal: del 27 al 31 de mayo.

resumen

 

Lunes.

Esta semana te hablo de otro comic que me encanta y que deja bien claro cómo es el Joker, La broma asesina de Alan Moore.

 

Jueves.

En el post de esta semana te explico por qué he descartado los otros dos borradores antes de escoger este último y lo mucho que le queda aun.

 

Viernes.

¡Por fin es viernes! ¡Feliz finde y a descansar!

 

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

¿Por qué he descartado los otros borradores?

¿Por qué he descartado los otros borradores?

borradores

Cuando empiezas a escribir una idea lo normal suele ser que no te salga a la primera. Ni a la segunda. A veces, ni a la tercera.

Tú tienes una idea. Una idea perfecta. Y empiezas a trabajar alrededor de esa idea.

Yo lo veo así. Escribo una frase o párrafo que suele ser esa idea y voy desarrollándola, ampliándola.

La pienso, la repienso, me tomo un refresco y un paquete de patatas, la siesteo, le doy vueltas en el trabajo y la vuelvo a pensar de nuevo frente a una libreta o el ordenador.

Y añado cosas, quito, borro, vuelvo a añadir… es casi como la reescritura del borrador, sí.

Cuando acabas de definir esa idea no se parece en nada a lo que habías pensado en un principio. O en casi nada. Pero ya te gusta más.

¿A qué sí?

Lo que pasa es que al escribirlas puede resultar no tan buena como creías.

Eso es lo que me ha pasado con los otros dos borradores. Tenia una idea genial que luego no resultó en el papel.

Tengo muy presente que no me han funcionado estos dos borradores por culpa mía y por mi absoluta falta de talento a la hora de escribir romance.

Yo quería contar la historia de mis dos lobos y como se enamoraron. Iba a contarla desde el principio, desde el momento en que sus vidas acabaron uniéndose por el destino hasta que se separan por la traición de uno de ellos.

Iba a ser una historia de romance paranormal en donde metería la trama del plan de La Orden como segunda trama.

Todo iba bien hasta que leí lo que llevaba escrito y no funcionaba para nada. Era simple y aburrido. Repito, soy yo y mi incompetencia para escribir romance.

En el segundo intento seguí con la idea del romance pero desde otro punto de vista, a ver si la cosa mejoraba.

No, no mejoró nada. Bueno, un poquito. Pero no sirvió para salvarla.

Así que, triste de mí, tuve que regresar a mi fantasía urbana normal y algo de thriller para escribir el tercer borrador y meter un poquito de romance y así si que ha funcionado.

Al menos es leíble, en serio.

Así que con los otros dos voy a hacer lo que te comenté la semana pasada, que era convertirlos en un relato para complementar la novela. Que a ver cuando saco tiempo para eso, pero vamos despacito.

Y el borrador nuevo pues necesita mucho trabajo y añadir capítulos y quitar cosas y corregir mucho y meter descripciones y narración que casi no tiene y mejorar diálogos que siempre los hago que parece que hablo con mis amigas y eso…

Que ya diré una fecha aproximada de salida cuando empiece a meterle mano pero que hasta el ultimo trimestre de este año como poco no sale.

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

¿A la tercera va la vencida?

¿A la tercera va la vencida?

tercera

Pues puede que sí.

Este finde pasado he acabado la primera parte del borrador, versión 3.0.

Obviamente, ahora es cuando empieza el trabajo gordo de la novela. Reescribir, corregir, rellenar, borrar, cambiar…

De hecho, aunque hay escritos diez capítulos es muy probable que añada dos o tres más, dependiendo de lo que falte para que la historia no cojee de ninguna parte.

Ahora mismo tengo un puñadito de hojas muy pequeño. Tan pequeño que te asombraría. Y me asombra a mi misma cuando la doy por finalizada y ese puñadito se ha multiplicado hasta por diez.

Así que aquí estoy, leyendo ese puñadito de hojas, tomando notas y considerando que falta para añadir y que sería necesario eliminar.

Y creo que esta vez sí va a salir. La historia me convence más y va más en la línea de las anteriores.

Va a haber varios cameos y muchos personajes nuevos. Y la trama que une todas las novelas va acercándose al final. Cuando publiqué Dagas de venganza dije que quedarían dos o tres más y no mentía.

Lo positivo de haber escrito las otras dos versiones es que la primera me ha servido para tener más claro cómo son mis personajes y cómo han llegado ahí.

Y pienso convertirlo en un relato para incluir en la novela, como he hecho con las otras. Reconozco que mis historias son cortas, así que un relato extra nunca está de más, ¿verdad?

Vamos a empezar con el trabajo chachi. ¿Te apetece?

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

Y vuelta a cambiar el borrador…

Y vuelta a cambiar el borrador…

borrador

Si, otra vez.

Ya van tres versiones con esta y espero que sea la última.

Sinceramente, no esperaba que me costara tanto esta historia. Tenía muy claro lo que quería escribir.

Un romance paranormal. O, al menos, que eso fuera parte primordial del argumento.

Pero resulta que lo que estaba escribiendo no me gustaba. Nada. Nada de nada.

Era tan soso que ni toda la sal del mundo podría hacer que tuviera una chispita de gracia.

En serio, horriblemente aburrido. La historia en si no era mala, pero no tenia chicha. No había incentivo alguno para seguir leyéndola. Y lo digo yo, que era la quien la escribía.

Así que la aparqué, busqué que fallaba más e intenté hacer otra versión cambiando el principio, el punto de vista, añadiendo más información y escenas para el malo…

Tampoco funcionó.

Aquí tardé menos en darme cuenta. En la primera versión fue con el borrador acabado (primera versión del borrador, vamos) y trece capítulos. En la segunda solo llegué al tercer capitulo antes de ver que iba por el mismo camino.

Seguía sin chicha.

Total, un chasco.

Antes se me daba muy bien escribir romance, en serio XD

Ahora parece que soy incapaz, así que he decidido coger las ideas que tenia para una de las partes de mi saga y mezclarla con otras nuevas para que mis lobos estén ahí de protas, escribiéndola como las otras cinco.

Más acción, más revoltijo de cosas, más malos intentando matar a todo el mundo y, en medio de todo eso, algo de romance para darme el gusto.

Por ahora llevo cinco capítulos y me está gustando mucho más que las otras dos versiones. A ver si dura.

La pena que tengo es que de verdad quería escribir una bonita historia de romance con Jon y Colby. Me da rabia que no haya podido ser.

Al menos por ahora.

Eso sí, la otra versión que ha quedado descartada a lo mejor la convierto en un relato corto para contar su infancia y la estoy usando como información y dar detalles en sus conversaciones.

Incluso puede que lo ofrezca como extra cuando la publique.

La otra pena es que yo quería presentar esta para el concurso de Amazon y ya no hay manera de que llegue. Estamos en mayo y la historia está aun en borrador primera parte. Le queda un montón de trabajo por delante.

Vamos, que si llega a final de año va a ser de chiripa.

Aish…

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

Resumen semanal: segunda semana de Marzo

Resumen semanal: del 11 al 15 de marzo.

resumen

Lunes.

El post de esta semana va dedicado a una de mis series favoritas de los últimos años: The Punisher. Simplemente adoro esa serie y al personaje.

¿La conoces?

 

Miércoles.

¡Quinto capítulo de Peripecias escritoriles! Sigue a la escritora que no cobra por ello y a su perro saltarin en un nuevo capítulo de sus aventuras intentando escribir su historia.

¡No te la pierdas!

 

Jueves.

En un nuevo post sobre los avances de la nueva novela te cuento sobre reescribir y lo poco que me gusta.

¡Corre!

 

Viernes.

¡Por fin es viernes!

Feliz fin de semana y descansad todos un montón.

 

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

Reescribir el borrador.

Reescribir el borrador. Empieza el verdadero trabajo.

reescribir

 

El borrador ya está acabado.

La primera versión, quiero decir.

Es un puñado pequeño de hojas, mal escrito, con mil faltas ortográficas sin corregir y al que le faltan escenas y trama.

Cojea por todas partes, vamos XD

Es lo normal. Y la parte fácil. Ahora viene la jodida, la que cansa y aburre mucho a cualquier escritor.

Reescribir.

Esto es como todo. Hay quien adora reescribir.

A mi no me hace tanta gracia.

Reescribir es frustrante la mitad del tiempo. Si, tienes la oportunidad de transformar un borrador de mierda en algo que te encante.

Pero lleva mucho trabajo y mucho más tiempo que el escribir.

Esta semana empezaré con esa tediosa tarea y me dedicaré a convertir esto que llamo borrador en una historia decente y completa que pueda gustarte.

Pero va a ser difícil… porque el borrador ha quedado regulero XD

Ya te iré contando cuando me frustre a nivel máximo por su culpa.

 

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

Cuando la impaciencia ataca.

Hoy voy a hablar de una de mis peores enemigas.

Es tan mala como la hoja en blanco y la inspiración que se va de paseo y no regresa.

¿A quién no le ha podido la impaciencia?

Pues a todos.

Dependiendo de si eres una persona más o menos tranquila, te afectara en mayor o menor medida. Pero a todo el mundo, en alguna ocasión, le ha ganado la batalla el deseo de hacer/conseguir algo y que sea ya.

En este mundillo que hemos elegido, igual que en cualquier otro ámbito de la vida, es un enemigo al que debes aprender a manejar.

¿Cuántas historias se han estropeado por las prisas al corregir, al terminarlas? ¿Cuántas veces has pensado al leer algo… “esto tiene un final apresurado”? ¿O te has encontrado con alguna falta ortográfica por que se revisó con prisas? ¿O un fallo en la trama?

Cuando dicen que las prisas son malas consejeras, por algo será. Y esas prisas que te hacen cometer esos errores, vienen por la impaciencia.

Cuando empiezas una historia estas emocionadísima. ¿Verdad? Y te da esa impresión de que tus dedos no van lo suficientemente rápidos. Tu cerebro corre más. El va cuatro o cinco capítulos por delante, lo cual es bueno. Y malo.

Bueno, porque sabes cómo va a seguir la historia. Malo, porque te está haciendo sentir como que no vas a poder plasmarlo todo lo suficientemente rápido, que la idea que tienes en ese instante la vas a olvidar por ir tan despacio.

En los borradores eso no importa realmente. Es un borrador. Todos sabemos los mil cambios que acabara sufriendo, así que… no, realmente no importa mucho. Además, recuerda, para eso están las notas. Si sigues pensando tres capítulos por delante, para, escribe esa idea en papel y luego sigue con lo tuyo. Metete en la cabeza (y de camino se lo comentas a tu cerebro) que lo que nos sobra es tiempo. Normalmente, claro.

Aplícalo al corregir y revisar también. Porque… tu lees… y relees… y vuelves a releer… y quieres acabar. Reescribir puede ser muy divertido. No sabes que vas a cambiar o que nuevo giro surgirá de repente transformando tu borrador en algo mucho más bonito. Pero también puede ser tedioso releer tanto. Mi voto esta en hacerlo poquito a poco, por mucho que desespere. Dos, tres capítulos máximo y luego un largo descanso o empezaras a saltarte párrafos con la excusa de que en el primer repaso ya estaba bien.

Para los que tienen la suerte de saber maquetación y diseño y se autopublican (os envidio terriblemente. Tarde tres horas en aprender a usar un solo botón de un programa de maquetación. Tenéis mucho merito.) ojito también con esa impaciencia. Que por mucho correr, no hagáis una chapuza. Todos estamos deseando ver publicado nuestro libro. Los autopublicados siempre lo conseguirán antes, pero que ese deseo de verlo en el escaparate on line no os haga cometer el error de ir con prisas. Que luego esos errores no se olvidan.

A mí la impaciencia me puede como a la que más. Siendo como soy una “Mari Nervios”, llega a frustrarme mucho. No solo en esto, en todo. Treinta y cinco años peleando con eso me ha enseñado a domarlos un poco. A obligarme a decir… Ahora no… todavía no…

Ahora me repito a mi misma mientras escribo… todavía no… repásalo otra vez… aun no ha reposado lo suficiente… déjalo un par de días más… se más paciente…

Obviamente, no me funciona siempre, como a cualquiera. Pero también trato de recordar eso que aquí se dice muchísimo… escribir no es un sprint, es una maratón. Y en las maratones no se corre especialmente rápido hasta que ves la línea de meta. Se trata de aguantar hasta ese momento, no de agotarte antes.

Así que cuando te pueda, para. Deja lo que estés escribiendo y haz otra cosa hasta que te calmes. Si, es lo contrario que se dice, ¿verdad? Lo normal sería no parar, no distraerte. Pero en este caso, debes. Si acabas frustrado por esa impaciencia, tu historia podría ni terminarse. Así que si, para. Mira algo… la tele, escucha música, mira por la ventana (yo tengo un bar muy divertido enfrente. Cuando me frustro, les miro. A ellos y a los policías que vienen día si y día no a llamarles la atención.) Lo que sea que te calme y luego, sigue escribiendo.

Otra cosa que a mí me gusta hacer para evitar eso es centrarme solo en lo que me toca escribir ese día. Como cualquiera, yo tengo mi esquemita. Bueno,  hago mini resúmenes por capítulos. Unos pocos párrafos para el capítulo entero, a escena por párrafo. Me lo leo varias veces antes de escribirlo, meditando como van a ir y me centro en cada escena como si no hubiera algo más que escribir. Solo una escena cada vez. Así evito distraerme con lo que vendrá después. No me permito ni pensar ni leer la siguiente escena que toca hasta haber acabado la anterior.

Obviamente, esto trabaja para mí. A lo mejor a otro no le vale. O no tiene mi problema. Normalmente, la gente escribe con silencio absoluto para no distraerse o usa música. Yo lo hago con series en versión original puestas como ruido de fondo. Todos tenemos nuestras manías que nos funcionan.

Pero si tienes ese problema, ya sea al empezar o al corregir, antes de apresurarte, para… respira… cuenta hasta diez… y no dejes que la impaciencia te gane.

PD. Este no es la clase de post que he estado publicando últimamente, pero me gustaría mucho saber, de quien lea por aquí, si también les ocurre algo parecido y como hacen para evitar que les distraiga. Sería interesante saber vuestra opinión.