Podcast: ¿sirven de algo las redes sociales?

Podcast: ¿Sirven de algo las redes sociales?

podcast

Es una pregunta sin respuesta.

¿Sirven? Por supuesto pero depende de para qué y el uso que les des.

Reconozco que no soy la persona más constante con mis redes sociales. Me cansan. No tengo ni tiempo ni ganas de interactuar todo lo que debería, así que no lo hago.

Fatal, lo sé.

Los expertos lo dejan claro: Tienes que interactuar.

Y yo no valgo para eso. Soy tímida y odio empezar conversaciones con extraños. Es algo que no puedo evitar, así que ni lo intento. Y así me va, claro.

¿Sirven las redes para hacer publicidad y vender libros?

Seguramente, a más de uno o una le funcionaran de escándalo. A mi no me funciona demasiado, pero… volvemos a lo mismo, yo no interactúo casi nada. Y así no vamos a ninguna parte.

Reconozco que el problema es mio. Seguramente, si hiciera caso a los expertos me iría mejor, pero… no valgo para eso.

¿Qué más te dicen?

Fija tu objetivo en tu publico ideal.

Aja… espera que aún sigo intentando descifrar eso. ¿Cuál es mi público ideal?

Ni idea.

He intentado averiguarlo lanzando anuncios probando edades, géneros y países de procedencia diferentes y no me aclaro.

Porque según el género que escribo, fantasía urbana/thriller/romance paranormal le puede interesar a mujeres de menos de treinta años. O no.

Según mi experiencia y mis gustos, le puede gustar a cualquiera. La fantasía urbana tiene fama de ser para gente joven pero conozco mucha gente de mas de treinta que la leen. El romance sería (por topicazo) más indicado para mujeres jóvenes de 16 a 25 años, pero conozco chicos o mujeres por encima de esa edad que lo leen. Y el thriller (por topicazo también) iría para mayores de 25 y eso también sería un error.

Así que… ¿Qué hacemos con esto?

Con datos tan confusos, ¿cómo averiguo cual es mi verdadero público?

Está claro que no sé leer esas cosas.

También te recomiendan el Quid pro quo. Que está genial. Soy muy partidaria de esa idea. El problema es que casi nadie devuelve esos intentos de favores que haces.

Tú compartes y compartes y compartes… y solo uno o dos te devuelven el favor compartiendo algo tuyo. Y así tampoco vamos a ninguna parte, porque tú quieres que lo tuyo también lo vean los demás.

Y me meto en el bote, ¿eh? Aunque reconozco que no lo hago más por despiste que otra cosa.

Soy la persona más despistada del universo. Mi perro puede dar testimonio de ello.

A mi no me valen las indirectas o los codazos. Si quieres algo de mí, dímelo claro que las sutilezas pasan por encima de mi cabeza y ni me entero.

¿Sirven las redes?

Las redes son muy divertidas, te distraes demasiado con ellas, son informativas, desinformativas, lo mejor y lo peor al mismo tiempo.

¿Sirven?

Claro, si las usas bien y sabes como usarlas bien.

El problema es que la mayoría no tenemos ni idea. Algunos, ni estudiando todo lo que pillamos del tema.

 

La catchphrase y cómo usarla.

La “catchphrase” y cómo usarla.

catchphrase

Catchphrase es un eslogan, para quien prefiera el termino en castellano.

Sinceramente prefiero el inglés. No por nada personal, simplemente creo que la palabra en ingles refleja mejor lo que significa que en español.

La traducción literal seria frase que atrapa. Usualmente, sería esa frase, esa coletilla que se repite en los anuncios y se te pega haciendo un trabajo de marketing para la marca que la ha creado.

Esas frases que parecen algo ridículo al principio son el resultado de una complicada y trabajada campaña. Bueno, en algunos casos son un golpe de suerte.

Ejemplos como el “Claro que sí, guapi” o el más antiguo “¡Hola, soy Edu, feliz navidad!” son algunos de los más reconocibles.

Sabes y te he comentado varias veces que soy muy fan de la lucha libre. Si, ese “Pressing catch” que podías ver en los noventa todos los fines de semana en Telecinco cuando la programación infantil era algo cuestionable. Aunque también más divertida que ahora.

Pues eso, que sigo siendo muy fan de la lucha libre hoy en día y de la misma empresa, la WWE. Soy muy fan porque me encantan las historias que cuentan. Precisamente, lo que más vende esa empresa es entretenimiento e historias.

Muchas de esas historias son dramáticas, graciosas, entretenidas, ridículas, románticas… hay de todo para elegir. Y siempre van a llevar a uno o varios combates entre los luchadores que la hayan protagonizado.

Pero otra de las cosas que tienen esos luchadores son sus “catchphrase”. Cada luchador es una marca. Tiene su propia historia de origen, su propia personalidad (abierta a cambios, porque el personaje que no evoluciona desaparece) y, por supuesto, su propio eslogan.

En los noventa y principios de los dos mil luchadores como La Roca, Steve Austin, Chris Jericho o el Enterrador tenían su marca muy definida y sus eslóganes pegadizos muy bien extendidos entre los fans.

(¡Qué pelazo tenían Jericho, Edge y Triple H en los noventa, oye XD!)

Esos mismos y algunos otros también son especialistas en conseguir que el público presente se quede y repita una frase que hayan metido en sus diálogos. Son verdaderos artistas en meterse al público en el bolsillo.

John Cena, por ejemplo, fue capaz de coger el “odio” que le tenían los fans y usarlo a su favor. Al punto de que le cantaban “John Cena apesta” usando el estribillo de su tema de entrada y él empezó a corearles y a exigirles que siguieran cantándolo.

Cena es de los que piensa que mejor que hablen mal de uno a que no hablen nada de nada. Chico listo. Por eso sigue siendo la cara de la empresa después de tantos años.

Y que tú dirás… ¿y para que me sueltas semejante chapa? ¿Qué tiene que ver todo esto conmigo?

Ojo, esta empresa es de las que se deberían estudiar como ejemplos de buen marketing. La empresa y sus luchadores. Y esa manera de crear eslóganes para cada uno de sus trabajadores es magistral. Se puede aprender muchísimo de marketing viendo esto.

Además… te ríes un montón XD

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

 

¿Hasta donde llegas para promocionarte?

¿Hasta donde llegas para promocionarte?

promocion

Yo llego bastante lejos, la verdad. En modo muy patético XD

Para promocionar mis novelas he hecho videos, posts, anuncios y, lo que es peor, memes y videos doblados de broma.

Así que si, soy muy capaz de casi cualquier cosa para promocionar mis novelas. Quizá un poco demasiado.

Pero eso es bueno. Vale, a mí no me funciona nada, pero hay que intentar y probar mil cosas antes de dar con la tecla. Un día, yo encontraré mi tecla. Otros tardaran mucho menos que yo.

Tal vez a la primera, tal vez a la sexta… a todo el mundo no le funciona igual.

Hay quien tiene más arte y más imaginación y se marca una promoción más cachonda, con videos y una trama de “asesinatos” para promocionar un thriller, como hizo Juan Gómez-Jurado con sus amigos antes de sacar Reina Roja.

O la famosa campaña de Manuel Bartual de hace dos años para promocionar su futura novela, El otro Manuel.

Ambas son originales y llamaron muchísimo la atención, tanto de futuros clientes como del resto del mundo, llegando a salir hasta en las noticias.

Esos han puesto el listón muy alto para mi XD

Ahora te pregunto a ti… ¿Qué eres capaz de hacer para promocionarte?

¿Qué has hecho ya para publicitar tus novelas? ¿Qué locuras has cometido para ello?

¡Cuenta!

Mientras recuerda que puedes conseguir mis novelas aquí o en Amazon. ¡No te las pierdas!

Storytelling… déjame que te cuente una historia…

Ya ha vuelto septiembre y vuelve la rutina para la gran mayoría de la gente. Vuelta de nuevo al trabajo, a estudiar…

¡Y ya queda menos para que llegue la fecha de estreno de mi “Kamelot 2.0”!

¡Siiiii! ¡Ya queda poquito!

Pero no es de eso de lo que quería hablaros.

Nop.

Vamos a hablar del storytelling.

¿Qué es eso?

La manera más fácil para un escritor de hacer marketing.

Básicamente es usar la narración para ayudarte en tu visibilidad y en publicitar lo que haces.

Y ahora que está tan de moda es la oportunidad de oro de los escritores de hacer lo que mejor se nos da para ayudarnos. El marketing es una asignatura que tenemos todos muy pendiente.

Así que para ir cogiendo la idea, aquí os dejo unos post muy útiles de gente que si sabe muy bien del tema.

Storytelling, branded content… bienvenido a la edad de oro del relato. Neus Arqués.

Escritores: cómo vendernos mejor mediante el storytelling. Me gusta escribir.

Storytelling: ¿qué es y para qué nos sirve? WebEmpresa 20.

Volviendo a mí, hoy quería también enseñaros de donde salió “Jack T.R.”. Siempre he dicho que la idea base pertenecía a un fic que escribí un siglo antes de empezar a considerar escribir original. Pero el resultado final fue completamente distinto a ese fic. Lo único que tienen ahora en común es el personaje de Jack.

A la hora de informarme sobre ese personaje, además de buscar en internet, también usé un libro que compré en la feria del libro unos años antes. Siempre ha sido una historia que me ha fascinado, la verdad.

Foto 4-9-15 23 05 19Foto 4-9-15 23 05 28

Acabé con dos libretas de apuntes y notas desordenadas por todas partes mientras escribía y corregía el borrador. Estoy segura de que había una tercera, pero vete a saber si existió de verdad o lo soñé…

Foto 4-9-15 23 06 01

Foto 4-9-15 23 06 32

Ya mismo hará un año desde que lo publiqué y estoy muy satisfecha con cómo ha resultado. Si, no es un superventas ni lo va a ser nunca. Si, ha vendido más bien poco. Pero ha vendido y eso es más de lo que esperaba para ser una don nadie con un libro que no conocía casi nadie.

Estoy más que satisfecha de cómo ha ido. Y de cómo seguirá. He aprendido mucho con él y seguiré trabajando con él y los que van a venir pronto.

Hablando de futuros… esta fue la novela que me dio la idea de “Kamelot 2.0”, aunque no os lo creáis. Esta y la mini serie “Merlín”, que es una preciosidad de la televisión.

Foto 4-9-15 23 07 40

Por cierto, hemos puesto un contador en este y los otros blogs para ir haciendo la cuenta atrás de “Kamelot 2.0”. ¡Ya queda menos! ¡Visitad el blog para no perderos los extras y novedades!

Y no olvidéis que “Jack T.R.” sigue a la venta en Amazon a un precio especial.

PD… WordPress acaba de avisarme de que es nuestro aniversario… así que… ¡feliz segundo aniversario para mi! XD

Marketing: Tengo un plan

Tengo un plan.

Bueno o malo, da igual.

La cosa es que tengo un plan. No es tan bueno como los que solía inventarse Hannibal Smith del Equipo A, pero creo que medio se defiende.

Y tu dirás… ¿Qué me estas contando?

Te hablo de los planes de marketing. Esos que deberíamos tener cada vez que pensamos sacar un libro a la venta.

¿A qué ahora suena más normal? XD

Pues yo tengo uno para eso. Uno para ayudar a sacar a Jack a la luz.

¿Es bueno? No, no lo creo. Pero de los errores se aprende. Cuando acabe el plazo y Jack esté en el aire, pues comprobaremos como de mal o bien lo he hecho. Por ahora, solo puedo seguir el plan y cruzar los dedos.

¿Pero por qué es tan importante tener un plan de marketing?

Aquí ninguno somos tontos. Lo que no se anuncia, no se vende. Lo que no se conoce, no se vende. Es bastante simple.

La verdadera cuestión viene cuando no te puedes permitir la ayuda de un profesional… ¿Qué hacer? Más si eres un novato a punto de publicar por su cuenta su primera novela, como yo.

Bueno… pues coges, cotilleas y tratas de aprender todo lo que puedas sobre el tema. Y luego improvisas un plan.

Con todo eso y más y mucha suerte, esperemos que podamos decir pronto aquella famosa frase de… “Me encanta que los planes salgan bien” XD

¡Hasta el siguiente post!

Más plataformas de autopublicación y otras cositas.

Hablábamos en un post anterior (Publicar tu historia: Dónde, cómo y qué hacer) sobre la publicación de nuestras historias. Qué opciones teníamos a la hora de publicar y qué debíamos tener en cuenta. En los links que suelen acompañar mis post os puse varios donde se hablaba de algunas plataformas donde se pueden autopublicar vuestras historias.

Hoy os quiero mencionar un par más que no estaba en la lista y otras dos cositas que me he encontrado en el net durante estos días.

La cosa es que aun sigo pensando que hacer con mi primera historia. Por mucho que yo la quiera, y la quiero mucho, no se que hacer con ella exactamente. Me hago las mismas preguntas que, imagino, se hace todo el mundo. ¿Es lo bastante buena para enviarla a alguna editorial? ¿O es una chorrada?

Como todavía no me he respondido a eso, sigue en pausa mientras acabo dos borradores que me tienen muy entretenida. Y mientras hago eso, sigo cotilleando por el net, que es mi hobby favorito. Una nació curiosa.

Así que cotilleando encontré esto.

  • Entre Escritores. Es una plataforma de autopublicación en formato ebook donde, después de pagar una pequeña cantidad, tu historia es transformada en ebook y puesta para que sus grupos de lectura lo lean y opinen. La que mejores opiniones consiga tiene la oportunidad de ser publicado por una de las editoriales que colabora con la plataforma. También colaboran con la pagina Safecreative, mencionada cuando hablamos de proteger los derechos de tu libro. Esta plataforma me parece una buena idea para autores que no se atrevan a publicar por su cuenta en Amazon y quieran una opinión constructiva de su obra. Esas opiniones siempre pueden ayudar a mejorar la historia y dar algo de confianza a la hora de decidirse a autopublicar o mandarla a una editorial, si no te eligen. Y también para empezar a darse a conocer un poquito.
  • Wattpad. Este me recuerda mucho al viejo Fanfiction.net. Porque básicamente es lo mismo. Tu subes tu historia, gratis, y la leen gratis. No sacas más que los comentarios y la ayuda con esos comentarios para mejorar. Además, puedes subir fanfics también. Igual que la anterior, la veo bien para dar confianza y mejorar con los comentarios.

Después de haber estado cotilleando estas dos plataformas (si alguien las ha usado, agradecería que comentara para ver como y de que van, gracias!) encontré otras cositas por ahí que, creo, pueden interesar a los ya autopublicados.

Una sería, My Libreto, para publicitarse. Puedes usar la limitadisima tarifa gratuita o las otras dos de pago y ellos se encargarían de que tu libro apareciera más por internet. No es una mala opción para quien no quiera o sepa como publicitarse bien en las redes.

Otra cosa interesante que he leído hace poquito en un post de Ciberautores, fue la noticia de que Amazon había puesto una versión beta de un generador de portadas para sus libros. Con un poquito de tiempo y casi nada de habilidad se puede crear una portada para tu libro on line. Os dejo el post para que lo leáis aquí. A mi me pareció muy interesante porque la portada era una de las cosas que siempre me han preocupado para publicar. Vamos, que no tengo idea de diseño y photoshop me odia a muerte.

Y con esto, hoy ya os dejo, que entre la jaqueca y el borrador que estoy escribiendo no se yo cuanto más voy a aguantar delante del ordenador.

 

Sobre escribir y las redes sociales.

Pues sigo enfrascada, corrigiendo (o recorrigiendo) un capitulo. Y como necesitaba un descanso, me he puesto a repasar unas entradas de los blogs que recomendé en la entrada anterior.

Me he puesto a repasar las que tratan sobre las redes sociales y cómo pueden ayudar para la publicidad de libros (o lo que sea).

Destaco, porque me han parecido más interesantes:

Ser escritor en la era digital implica cambios en el oficio de escritor.

Se profesional, tu novela te lo agradecerá.

Ocho errores que los escritores cometen en las redes sociales. 

También vi hace una semana o así este vídeo sobre el mismo tema. No hablan solo sobre escritores, si no sobre la sociedad en general y como afectan las redes sociales en ella, poniendo cuatro ejemplos. Esto fue en el seminario “Como vivir en las redes sociales”.

El tema de las redes sociales y como están cambiándolo todo en la sociedad lo veo muy interesante. Cualquier negocio hoy en día debe tener alguna presencia ahí o no existe. Así es como se piensa hoy en día.

Voy a seguir estudiándome el tema mientras me despejo y luego seguiré con el capitulo…