Resumen semanal: última semana de marzo

Resumen semanal: del 25 al 29 de marzo.

resumen

Lunes.

En el post de esta semana te hablo sobre la organización, la procrastinación y lo jodida que es para los escritores.

¿Qué tal te organizas?

 

Miércoles.

¡Capítulo final del relato Peripecias escritoriles!

La escritora que no cobra por ello y su chucho saltarín se despiden por ahora.

¡Hay mucho que escribir!

 

Jueves.

¡Y seguimos trabajando en el nuevo proyecto!

Seguimos con un nuevo mini relato para continuar creando el mundo y el background alrededor de los personajes. ¡La mejor manera de ambientarse!

 

Viernes.

¡Por fin se acabó la semana!

¡Feliz finde a todos!

 


 

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

Organizarse o morir

Organizarse o morir.

organizarse

Los escritores nos enfrentamos hoy en día a uno de los peores y más peligrosos monstruos que existen.

¡La procrastinación!

¿Exagero?

¡Para nada!

Tanto si trabajas y no dispones de tiempo como si tienes todas las horas del mundo para ti, procrastinar es un bicho que te acecha y ataca cuando menos te lo esperas para que no cumplas con tus objetivos.

Abres el portátil o la libreta, dispuestísimo a hacer tu trabajo y…

Recibes una notificación de WhatsApp, Twitter, un video de YouTube o un juego nuevo… y ya no haces nada.

Es así. Nos encanta escribir. Incluso los post para los blogs, que suelen ser lo más aburrido pero no podemos evitar caer en la tentación de interrumpir el trabajo para perder el tiempo con algo menos importante.

¿Cómo evitarlo?

Bueno… primero necesitamos tener una voluntad férrea. Debemos evitar distracciones y para eso lo mejor es alejar el móvil de nosotros mientras estamos trabajando.

No significa que estemos a salvo así, ya que el portátil tiene los mismos peligros. Pero mantener alejado o apagado el móvil mientras escribimos no solo nos asegurara ser productivos. Es bueno para la salud y te demostraras a ti mismo que no dependes de ese aparato.

Eliminar distracciones es un paso. Otra es pedir a los que te rodean que respeten ese tiempo como lo que es: tiempo de trabajo.

Imponte un horario y trata de respetarlo y haz que lo respeten los demás.

Organiza y reparte el trabajo que tienes pendiente para no agobiarte. Si tienes que hacer un post, escribir otro trozo de tu historia y estudiar y aplicar el marketing en tu blog, reparte todo eso en la semana. Un día para cada cosa.

Está más que demostrado que si te pones con todo al mismo tiempo, no harás nada.

Y, sobre todo, escribe. Planear, organizarse… todo eso está muy bien pero si no te pones a escribir, no vas a acabar nada.

Intenta ser disciplinado, por tu propio bien.

¿Y tú? ¿Tienes algún truco para evitar procrastinar?

¡Cuéntalo!

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

¿Escribo ahora o procrastino?

Procrastinar.

Bonito palabro, como decimos por aquí.

Según la R.A.E. es aplazar…

Va, yo lo decía de un modo más simple. Es hacer el vago, dejar las cosas para más tarde. El típico… ahora no, lo hago luego.

Y mira tú por donde he sido toda mi vida una experta en procrastinar y yo sin conocer la palabreja hasta hace unos meses XD

Bueno, todos somos expertos en eso, ¿verdad? A todos nos cuesta la vida ponernos a hacer algo en el momento que deberíamos hacerlo. En el trabajo, en casa… ¡Si ya lo hacíamos de niños! ¿A cuántos de vosotros vuestras madres tenían que repetiros mil veces que hicierais la cama? ¿O cualquier otra tarea? ¿Y los deberes?

Ahora, que la palabra esta tan de moda, parece ser que es una plaga… Yo no veo el cambio de un año a otro en ese comportamiento, pero si lo dicen… XD

Tonterías a un lado, cuando estamos escribiendo algo, sobre todo cuando lo hacemos después de un largo día en el trabajo, nos cuesta bastante ponernos a la tarea de escribir. ¡Es normal! Estas agotado, no tienes ganas de pensar en ese momento, tu concentración se ha ido de paseo y te distraes con el vuelo de una mosca porque estas cansado.

Se recomienda en esos casos eliminar toda distracción de la habitación donde escribes. Te digo yo que encontraras algo con lo que distraerte. Si has quitado internet, habrá una lucecita o un ruido en la calle o incluso una grieta que te llamara más la atención que la historia.

En otros post anteriores hablaba sobre la inspiración y como crearla, ¿lo recordáis? Pues usad esos consejos que deje (los links que puse) para evitar esas distracciones. Por mucho que tú quieras, no vas a dejar de distraerte y (me encanta la palabreja) procrastinar si no estás mentalizado. Créate tu ambiente y concéntrate. Hoy tienes que escribir. Más o menos, da igual. Lo importante es que lo hagas.

También puedes ponerte un calendario para tus escasos ratos libres. Entiendo que es difícil, sobre todo ahora que tenemos más horas de trabajo que de descanso, pero hay que hacer un esfuerzo por algo que te gusta, ¿no? Un ratito para escribir, otro ratito para leer o ver televisión, lo que más te guste. Si te impones un poquito de disciplina no debería costarte tanto trabajo evitar las distracciones. Y te irás más satisfecho después de haber cumplido tu parte.

No me gusta ver el escribir como una obligación o un trabajo. Para mi es una  válvula de escape de todo el día en mi trabajo. Un descanso. Me cuesta no distraerme, como a cualquiera, pero escribo a diario aunque sean solo dos o tres páginas. Con excepción de mi día libre, que en ese soy incapaz. Para excusarme diré que mis días de descanso son cualquier cosa menos descansados XD

Así que ya sabes. Nada de hacer el vago. Si no escribes, haz fichas de tus personajes o trabaja más en tu trama o investiga para tu historia.

¡Y no procrastines!