Lobos: relato y sinopsis

Lobos: relato y sinopsis.

relatos sinopsis

¡Feliz lunes!

Si, lo sé… es lunes.

¡Un día horrendo!

Y para animarlo te voy a dejar aquí un nuevo relato basado en los personajes de mi próxima novela, Lobos. En este te enseño lo ocurrido con uno de sus personajes y la razón de sus futuras acciones.

También te dejo la sinopsis de Lobos.

¡Estoy tan emocionada con la historia! ¡Tengo tantas ganas de que la veas!

Pero primero, el relato.

¡Que lo disfrutes!


Nueva York siempre le resultaba intimidante.

La ciudad era tan enorme, tan repleta de gente, ruidos, olores… era abrumadora.

Y las reuniones del Consejo no ayudaban a mitigar esa sensación. Más bien lo contrario.

Ver tantos Alfas importantes, a su padre ejerciendo su cargo, sus hermanos ocupando el lugar que les pertenecería en un futuro… Si, era muy consciente de la posición que un día ocuparían sus hermanos. Joseph sería el Alfa cuando su padre acabara su mandato y Jonathan su segundo, como lo era hoy en día su madre.

Y él… Colby no sabía cuál sería su lugar cuando llegara el momento, pero sí que sería al lado de sus hermanos.

De eso no tenía duda.

Siempre que visitaban Nueva York, a Colby le gustaba escaparse un par de horas para pasear por Central Park. Era el único lugar que no le agobiaba de toda la ciudad. Así que, mientras su padre tomaba algo con sus amigos, Joe iba a comprar un regalo a Gale y Jon se perdía paseando por calles que nadie conocía, él se dedicaba a recorrer el parque, solo.

Y mientras andaba y disfrutaba de un momento de tranquilidad y soledad, meditaba sobre su lugar en la manada y su relación con Jon.

Su relación, a pesar de que llevaban años juntos, aun resultaba nueva. Ambos estaban todavía adaptándose a la nueva situación. Pasar de hermanos y amigos a pareja no les estaba resultando fácil. Demasiados años de familiaridad y costumbres que debían mutar en algo nuevo.

Pero estaban trabajando en ello.

También estaba Jon y su negación a avanzar. A veces le costaba horrores que su pareja dejara de ser su hermano y se comportara como una pareja debía hacerlo. Colby quería a su hermano y le necesitaba, en ocasiones. Pero amaba más a su pareja y le necesitaba mucho más. Eso era algo que Jon tenía que aprender pronto. Antes de desesperarle.

– Bonito día, ¿verdad? – para fastidio infinito de Colby, un tipo vestido con traje oscuro se había colocado a su lado, apoyándose en la misma barandilla que él.

Era un hombre grande, con cabello rubio y ojos claros. Aparentaba ser mucho mayor que él, tal vez veinte años mayor o más.

Había mucho espacio para disfrutar de las vistas. ¿Por qué se había puesto ahí?

Molesto, el chico se limitó a asentir, desviando la mirada del hombre a su lado. Lo olfateó disimuladamente. Un humano. Ni rastro de magia en su olor. Solo cuero, gasolina y algo más que no terminaba de distinguir.

El tipo, obviando su molestia, siguió.

– Siempre que vengo de visita a la ciudad me gusta pasear por aquí. ¿Sabes? Da mucha paz. – su acento no era americano. ¿Ingles, tal vez? Europeo, con seguridad.

– Aja…

– Veo que a ti te gusta hacer lo mismo, Colby. – el joven lobo se tensó, volviéndose despacio para encarar al hombre. Este le sonrió y su sonrisa le puso los vellos de punta.

– ¿Quién eres? ¿Cómo sabes mi nombre? – la sonrisa del hombre se volvió socarrona.

– Sabemos mucho sobre ti. Y sobre tu familia. Sé que has venido aquí acompañando a tu padre y tus hermanos, para una reunión, ¿verdad? – el lobo gruñó. El tipo se abrió la chaqueta y mostró la culata de una pistola asomando de la cintura del pantalón. – Quieto ahí, chucho. Si me haces algo, te pego un tiro.

– Eso es un farol. No te atreverás a disparar en un sitio tan público.

El hombre rio. Una de esas risas que escuchabas al psicópata de las películas de miedo y te ponían los pelos de punta. Colby miró a su alrededor buscando una manera de salir de ahí. Calculó sus posibilidades y comprobó que no tenia demasiadas.

– ¿Eso crees? La Orden puede hacer lo que quiera.

– ¿La Orden?

– Exactamente, chico. Ahora presta atención. Si no quieres que te pase algo a ti o a tu familia, vas a hacer lo que te digamos.

– Ni de broma.

– Creo que no me has entendido. Esto no era una sugerencia. Es un hecho. – el lobo volvió a gruñir, enseñando los dientes. – ¿No crees que pueda obligarte? Tu hermano Jon está ahora paseando por el Bronx. – soltó de repente, confundiéndole. – Tiene la mala costumbre de meterse en malos barrios, ¿sabes?

El hombre sacó una Tablet de su chaqueta y la encendió. A los pocos minutos le enseñó la pantalla a Colby. En ella se podía ver a Jon andando, con las manos metidas en los bolsillos de su chaqueta de cuero, mientras contemplaba escaparates.

Al lobo se le heló la sangre en las venas. Alguien estaba siguiendo a su hermano.

– Tengo entendido que este es tu pareja. – ¿Cómo sabía eso? Solo su familia conocía su relación. – Llámalo. Comprobaras que esto no es grabado. – Colby cogió su teléfono y llamó a su hermano.

En la Tablet, Jon se detenía y sacaba su móvil, sonriendo al contestar.

– ¡Ey, J! ¿Qué estás haciendo? – preguntó con la voz más normal que pudo reunir.

– Paseando por el Bronx. Deberías haber venido. Este sitio es genial. – en la imagen, Colby vio como su hermano se detenía en un puesto callejero y compraba un colgante plateado con la forma de la cabeza de un lobo. – ¿Voy a buscarte y comemos? Te llevo un regalo.

– Cla… claro que sí. ¿En veinte minutos frente al hotel?

– ¡Hecho!

Colby colgó después de despedirse, aun con el corazón en un puño. ¿Quién era ese tipo? ¿Cómo era posible que les estuvieran siguiendo sin que lo hubieran notado hasta ese momento? ¿Cómo sabían tanto de ellos?

Alguien les estaba espiando en su propia casa.

– ¿No es tierno? ¡Hasta te ha comprado un regalo! – se burló el humano. – Los lobos sois adorables a la hora de aparearos.

– ¿Qué quieres? – siseó.

– Por ahora, nada. Pero pronto volveré a aparecer y harás lo que te diga. Me traerás lo que te pida, sea lo que sea, o él muere. Avisa a los tuyos, y morirá igualmente. Puede que no podamos acercarnos a tu padre, siendo el Alfa, pero si a tus dos queridos hermanos, Colby. Recuérdalo.


Lobos.

Chicago. La Orden sigue imparable en su cruzada por acabar con la Comunidad Mágica.

Colby, quien traicionó en el pasado a su manada, está dispuesto a todo para redimirse ante los suyos y para eso tratará de interferir en los planes de la malvada organización.

Con la ayuda de Jon, su pareja, quien no permitirá que nadie los separe de nuevo y de Joseph, su hermano, intentarán salvar su mundo de la crueldad humana.

Sígueles en su aventura para mantener a salvo al mundo mágico.

¿Lo conseguirán?

Lobos es una nueva parte en la saga Comunidad Mágica vs La Orden de la autora Eva Tejedor, ya compuesta por los títulos Jack T.R., Kamelot 2.0, El juego de Schrödinger, El Guardián y Dagas de venganza.

¡No te pierdas la continuación de esta aventura!


¿Qué tal suena?

Bien, ¿verdad?

¡Pues vigila el blog porque habrá cositas más interesantes dentro de poco!

Y recuerda… ¡puedes encontrar mis otras novelas en Amazon y en el blog y no olvides invitarme a un Kofi o ser mi mecenas en Patreon!

Become a Patron!https://c6.patreon.com/becomePatronButton.bundle.js

Recopilatorio de posts sobre la nueva novela, Lobos.

Recopilatorio de post sobre la nueva novela, Lobos.

lobos

Primero, ¡Feliz año nuevo! Espero que hayas tenido una buena salida y entrada de año y lo hayas pasado bien.

Segundo, avisarte de que, tras pensarlo detenidamente, mi próxima novela pasará de llamarse Lobos de Davenport a Lobos. No sé, me suena mejor de esta manera.

También avisarte de que ya tiene fecha de salida fijada.

El 28 de febrero.

¿Por qué ese día?

Por nada en particular y por todo. Me daba buenas sensaciones la fecha.

Y dicho todo esto, avisarte también de que los próximos dos meses serán solo de promoción de la novela en el blog. Habrá un sorteo para conseguir la versión digital y enseñaré la portada y todo lo demás. Espero que me de tiempo a todo.

Ahora, el post.

He aquí el recopilatorio de post sobre la novela y sobre el proceso de crearla durante estos meses. Espero que te gusten.

Empezamos con las notas

Creando personajes

Creando mundos

Personajes rebeldes

Fanfiction y la inspiración

Reescribir el borrador

Necesito un malo

Construyendo al malo

Personajes secundarios

Personajes con alma

El pasado nos persigue: Colby

Joe, el corazón del lobo

Y vuelta a cambiar el borrador

¿A la tercera va la vencida?

Por qué he descartado otros borradores

Progreso de la nueva novela

Lobos de Davenport

Esto es todo lo que necesitas para ponerte al día con el progreso de la novela, que está a puntito de salir.

¡Estoy deseando enseñártela!

Recuerda también que tengo otras que puedes leer si no lo has hecho ya y que puedes participar echándome una manita con mi Patreon, donde tienes contenido exclusivo e invitándome a un Ko-Fi.

Y vuelta a cambiar el borrador…

Y vuelta a cambiar el borrador…

borrador

Si, otra vez.

Ya van tres versiones con esta y espero que sea la última.

Sinceramente, no esperaba que me costara tanto esta historia. Tenía muy claro lo que quería escribir.

Un romance paranormal. O, al menos, que eso fuera parte primordial del argumento.

Pero resulta que lo que estaba escribiendo no me gustaba. Nada. Nada de nada.

Era tan soso que ni toda la sal del mundo podría hacer que tuviera una chispita de gracia.

En serio, horriblemente aburrido. La historia en si no era mala, pero no tenia chicha. No había incentivo alguno para seguir leyéndola. Y lo digo yo, que era la quien la escribía.

Así que la aparqué, busqué que fallaba más e intenté hacer otra versión cambiando el principio, el punto de vista, añadiendo más información y escenas para el malo…

Tampoco funcionó.

Aquí tardé menos en darme cuenta. En la primera versión fue con el borrador acabado (primera versión del borrador, vamos) y trece capítulos. En la segunda solo llegué al tercer capitulo antes de ver que iba por el mismo camino.

Seguía sin chicha.

Total, un chasco.

Antes se me daba muy bien escribir romance, en serio XD

Ahora parece que soy incapaz, así que he decidido coger las ideas que tenia para una de las partes de mi saga y mezclarla con otras nuevas para que mis lobos estén ahí de protas, escribiéndola como las otras cinco.

Más acción, más revoltijo de cosas, más malos intentando matar a todo el mundo y, en medio de todo eso, algo de romance para darme el gusto.

Por ahora llevo cinco capítulos y me está gustando mucho más que las otras dos versiones. A ver si dura.

La pena que tengo es que de verdad quería escribir una bonita historia de romance con Jon y Colby. Me da rabia que no haya podido ser.

Al menos por ahora.

Eso sí, la otra versión que ha quedado descartada a lo mejor la convierto en un relato corto para contar su infancia y la estoy usando como información y dar detalles en sus conversaciones.

Incluso puede que lo ofrezca como extra cuando la publique.

La otra pena es que yo quería presentar esta para el concurso de Amazon y ya no hay manera de que llegue. Estamos en mayo y la historia está aun en borrador primera parte. Le queda un montón de trabajo por delante.

Vamos, que si llega a final de año va a ser de chiripa.

Aish…

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

Resumen semanal: segunda semana de mayo.

Resumen semanal: del 6 al 10 de mayo.

resumen

Lunes.

En el post de esta semana te hablo sobre Odin, el padre de todos los dioses de la mitología nórdica. Hay que aprovechar el tirón de los Vengadores, ¿verdad? XD

 

Jueves.

Esta semana, en el post sobre mi nueva historia te hablo de otro de los personajes principales, uno de los tres hermanos. Te va a gustar Joseph, es muy majo.

 

Viernes.

¡Y por fin se acabó la semana! ¡Feliz finde!

 

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

Joe, el corazón del lobo.

Joe, el corazón del lobo.

joe

En semanas anteriores te he hablado sobre los protagonistas de mi nueva historia. Te he contado sobre el pasado de Colby, los miedos de Jon, el apoyo de su madre…

Hoy te hablaré sobre el hermano mayor, Joseph.

Joseph «Joe» King, antes Joseph Jenking, hijo de Sarah y Peter, ambos muertos a causa de la epidemia de sarampión del año ochenta y ocho. Joe perdió también a su hermana pequeña, Cicy, que solo tenía seis meses de edad en ese momento. Al igual que Jon, Joseph tenía tres años cuando se quedó huérfano y no le quedaba más familia con la que quedarse, así que fue enviado al hospital con los otros chicos.

Joseph es el mayor de los tres por pocos meses pero siempre se ha tomado su papel muy en serio.

Dentro de lo que malo, Joseph ha sido el más afortunado ya que se ha convertido en el futuro Alfa de la manada de Davenport cuando su padre adoptivo se retire.

Futuro Alfa, con una prometida y una casa lista para ser llenada de cachorros. Joe dejó atrás todo eso, puso su futuro en pausa para acompañar a Jon en su búsqueda de Colby. Primero porque se consideraba culpable de las acciones del pequeño. Pensaba que debía haberlo visto venir. Segundo, sabía que si dejaba solo a Jon le perdería también.

No estaba por la labor de perder a sus dos hermanos en la misma semana.

Joseph es mucho más calmado que los otros dos, con un carácter fuerte y estable. Es el oído al que todos acuden cuando tienen un problema o buscan consejo. Su familia está por encima de todo.

Este es el tercer hermano y penúltimo miembro de esta familia. Va a tener un protagonismo limitado en esta historia porque va a estar más centrada en los otros dos, pero tiene su hueco y su importancia.

La semana que viene, más.

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

El pasado nos persigue: Colby.

El pasado nos persigue: Colby.

colby

En el post de la semana anterior te hablaba de uno de los protagonistas del nuevo proyecto, Jonathan.

En esta te voy a hablar un poco más del otro protagonista, Colby.

Colby Perry, ahora Colby King fue adoptado por Lilian y Mark Perry con apenas una semana de vida. Sus padres biológicos son desconocidos. El bebe fue abandonado en la entrada del hospital local sin que nadie pudiera averiguar a quien pertenecía.

Tras la muerte de sus padres adoptivos a causa de la epidemia de sarampión, fue nuevamente adoptado por los King, Alfas de la manada, junto a los que serian sus hermanos en un futuro.

Colby es el pequeño de los tres. Un año más joven que Joseph y seis meses menos que Jonathan, lo que le convirtió en el consentido de sus hermanos, al que más protegían.

Pero al ser el más joven también se ha sentido menos que sus hermanos, creyéndose que le dejaban atrás. Un año o seis meses pueden parecer un siglo cuando tienes trece o quince y sus hermanos crecían ante sus ojos mientras él se veía igual de pequeño e insignificante.

La historia empieza con Colby cumpliendo doce años y viendo como Joseph empieza a tontear con chicas y Jon solo tiene tiempo para sus amigos del club de lucha. Ya no quieren jugar con él a video juegos.

Es muy buen chico pero esa sensación de que estar quedándose atrás le va a perseguir y afectar hasta hacerle cometer el error más grande de su vida.

Colby tiene un carácter impulsivo. Pasa de planearlo todo a no hacerlo por un calentón. Pero quiere mucho a sus hermanos, especialmente a Jon, del que está enamorado desde que era un crio.

Sinceramente, está resultando un verdadero dolor de cabeza de escribir este chico XD Espero que quede bien y te guste cuando vayas a leerlo.

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

Construyendo al malo

Construyendo al malo.

malo

La semana pasada te contaba que, después de releer el borrador, me di cuenta de que no tenía un malo definido.

Necesito un malo y que sea un buen malo. También necesito colarlo en la trama mucho antes de lo que había pensado en un principio.

Le di cara al malo, usando la imagen de un antiguo luchador que me encanta y que casi siempre hacía de personaje malvado en sus rivalidades.

Ahora me falta crearle su personalidad.

Haciendo repaso de los malos que he usado anteriormente en las otras novelas teníamos a Jack, demonio asesino sanguinario y retorcido en Jack T.R., Mordred, manipulador nato en Kamelot 2.0. En El juego de Schrödinger estaban Peter, el lobo renegado, el Hellhound y quien manejaba los hilos, James Stan y en El Guardián teníamos a Mengele, el doctor loco.

Y no olvidemos a Dolph Bauman, de Dagas de venganza. Este ha sido el más divertido de escribir por su carácter explosivo.

El que menos me gustó, Mengele. Al basarlo en la persona real, tuve que imaginar su personalidad y, sinceramente, me daba bastante miedo lo que era capaz de hacer.

¿Cómo va a ser el malo para la siguiente historia? ¿Cómo será su personalidad?

Tiene que ser encantador.

Eso es fundamental, ya que debe embaucar a Colby. Liarlo y engañarlo para hacerle creer que no tiene más salida que traicionar a los suyos.

Debe ser inteligente. Terroríficamente inteligente.

Y paciente. Va a pasar años tramando un plan y realizándolo.

Pero, sobre todo, debe ser un asesino a sangre fría al que no le tiemble la mano para deshacerse de aquel que no le sirva para sus fines.

Así que encantador, inteligente, paciente y sanguinario.

Si, creo que va a dar el tipo bastante bien.

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

Resumen semanal: segunda semana de Marzo

Resumen semanal: del 11 al 15 de marzo.

resumen

Lunes.

El post de esta semana va dedicado a una de mis series favoritas de los últimos años: The Punisher. Simplemente adoro esa serie y al personaje.

¿La conoces?

 

Miércoles.

¡Quinto capítulo de Peripecias escritoriles! Sigue a la escritora que no cobra por ello y a su perro saltarin en un nuevo capítulo de sus aventuras intentando escribir su historia.

¡No te la pierdas!

 

Jueves.

En un nuevo post sobre los avances de la nueva novela te cuento sobre reescribir y lo poco que me gusta.

¡Corre!

 

Viernes.

¡Por fin es viernes!

Feliz fin de semana y descansad todos un montón.

 

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

Reescribir el borrador.

Reescribir el borrador. Empieza el verdadero trabajo.

reescribir

 

El borrador ya está acabado.

La primera versión, quiero decir.

Es un puñado pequeño de hojas, mal escrito, con mil faltas ortográficas sin corregir y al que le faltan escenas y trama.

Cojea por todas partes, vamos XD

Es lo normal. Y la parte fácil. Ahora viene la jodida, la que cansa y aburre mucho a cualquier escritor.

Reescribir.

Esto es como todo. Hay quien adora reescribir.

A mi no me hace tanta gracia.

Reescribir es frustrante la mitad del tiempo. Si, tienes la oportunidad de transformar un borrador de mierda en algo que te encante.

Pero lleva mucho trabajo y mucho más tiempo que el escribir.

Esta semana empezaré con esa tediosa tarea y me dedicaré a convertir esto que llamo borrador en una historia decente y completa que pueda gustarte.

Pero va a ser difícil… porque el borrador ha quedado regulero XD

Ya te iré contando cuando me frustre a nivel máximo por su culpa.

 

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

Relato corto: Espectador involuntario.

Sigo escribiendo la nueva historia y para ponerme en situación con las escenas más amorosas (hace siglo y medio que no escribo ni una palabra de este tipo…) pues hice un corto chiquitito desde el punto de vista del hermano mayor.

A ver que te parece.

Relato corto: Espectador involuntario.

relato corto

Crecer con esos dos podía llegar a ser todo un desafío, como poco. Sin embargo, no lo cambiaría por nada del mundo.

Joseph se consideraba un privilegiado en muchos sentidos.

Cierto que la tragedia había hecho mella en su vida. La muerte de sus padres y su hermana cuando aún era un niño fue algo muy doloroso y le marcaría para siempre.

Aun así, tuvo la inmensa suerte de ser acogido por los Alfas de la manada, que le criaron y cuidaron como si fuera su propia sangre.

La tragedia le quito una familia, pero le dio otra que llegó a amar más de lo que habría creído al principio.

Acabó en una casa grande, con nuevos padres que se preocupaban y le querían y dos hermanos con los que compartió penas, sueños y alegrías.

Adoraba a sus hermanos. Jon y Colby resultaron ser los mejores hermanos que uno podía desear, sus amigos más íntimos con los que tenía un vínculo muy especial. Crecer con ellos fue toda una aventura pero los quería con locura, con sus cosas buenas y las malas.

La cantidad de travesuras y líos en los que se metieron cuando eran pequeños… las veces que se escaparon del colegio para ir de aventuras o cuando el mundo empezaba a ser demasiado. Juntos rompieron reglas y se crearon un futuro.

Pero ser el hermano de esos dos a veces podía resultar fascinante. Como cuando empezó a notar que se estaban enamorando.

Fue algo tan gradual, que resulto natural. Nadie, incluido sus padres, esperaban otra cosa. Eran como los polos opuestos de un imán. Daba igual lo que intentaran alejarse cuando se enfadaban, acababan siempre juntos. Tan ridículos, tan dulces.

Por eso, cuando les pilló por accidente ese día besándose fue… algo realmente esperado.

Los dos venían corriendo a casa porque habían vuelto a hacer una de sus trastadas. No supo que exactamente porque ya no contaban tanto con él para esas cosas. Joseph estaba saliendo con Gale y pasaban casi todo el tiempo haciendo planes juntos y, quizás, había descuidado un poco a sus hermanos.

Era tarde, prácticamente de noche y Joseph acababa de regresar. Aprovechando que su padre andaba en una reunión de la manada, decidió coger una cerveza cuando escuchó la puerta de atrás abrirse y las risas y los pasos pesados de los otros dos.

Con la cerveza aun en la mano y a medio beber, decidió salir con la intención de saludarles y, tal vez, sentarse a ver la tele un rato con ellos, pero algo le hizo detenerse en la puerta cuando iba a abrir. Había escuchado unos murmullos.

Palabras cariñosas susurradas. Risas suaves.

Joseph entreabrió la puerta, con curiosidad, y los vio. Colby estaba recostado en el sofá y con una sonrisa enorme en su rostro. Jon se encontraba sobre él, sus manos apoyadas a ambos lados de la cara del otro y sus rostros tan cerca que sus narices se rozaban. Los ojos azules de Jon brillaron felices antes de eliminar la poca distancia que les separaba y besar a Colby con una ternura que le hizo sentir mal por espiarles.

Retrocedió lentamente y cerró la puerta con cuidado para darles la intimidad que merecían.

Sabía que eso iba a ocurrir más tarde o temprano. Esos dos estaban destinados a estar juntos. Aunque no dejaba de chocarle un poco verlos. A fin de cuentas, se había criado con ellos.

Les dio unos pocos minutos más e hizo ruido antes de abrir la puerta de nuevo y salir de la cocina. Esta vez los encontró sentados en el sofá, frente al televisor y con cara de no haber roto un plato en su vida.

Quizás si no estuvieran los dos tan sonrojados y Jon no tuviera roce de barba en su mejilla, habría colado.

Sonrió ampliamente antes de sentarse con ellos.

–  ¿Qué estáis viendo?

 

Recuerda que puedes conseguir el relato 3 Hermanos con solo suscribirte al blog.

¡Corre! 

 

¡Y que puedes encontrar la novela El Guardián aquí en el blog!

[purchase_link id=”2883″ style=”button” color=”red” text=”¡La quiero!” direct=”true”]