Las cosas claras y el chocolate en tableta

Como comentamos en una ocasión, soy muy fan de hacer listas.

Pequeñas listas con tareas y objetivos a corto plazo que llevaran a un objetivo más grande y ambicioso a largo plazo.

Fácil, ¿eh?

Pero para hacer esas listas (cosa que recomiendo encarecidamente) hay que tener muy claros esos objetivos.

Párate un segundo y piensa.

¿Qué es lo que quieres?

Cuando respondas a esa pregunta, hazte otra más… ¿Cómo puedo llegar ahí? Y empieza a apuntar esas cosas en tu lista.

¿Para qué puede valerte esto?

Todos lo que estoy leyendo y estudiando sobre el marketing dicen, para empezar, lo mismo. Hay que tener muy claro el objetivo principal.

Eso se puede aplicar a todo, como hemos visto.

Así que volvemos a hacernos la pregunta… ¿Qué es lo que queremos?

El nuestro no es un trabajo de un solo día. Ni de un mes. Ningún trabajo lo es, en realidad. Y desespera… ¡oh, como desespera a veces! Cuando todo lo que quieres es acabar de una vez y que esté perfecto. ¿Verdad?

Pero no es tan sencillo y la mejor manera de facilitarlo es organizarse (cada uno a su manera, eso sí) y clarificar objetivos.

Por cierto, un saludito y un achuchón a mi amiga Diana, que por fin se ha arrancado a hacer algo con su blog y está posteando muy interesantes consejos además de recomendar mi novela XD

Pasando a lo de los retos… Usando otra de las preguntas de Rosa e inspirándome en uno de los post de Diana… ¿Cuál fue el libro que te ha marcado más? Hay un empate entre “Las aventuras de Sherlock Holmes” y “Los tres mosqueteros”. Esos son mis favoritos para siempre y son los que más me marcaron a la hora de elegir escribir. No fueron mis primeros, que ahí entrarían más los libros de la saga de “Los cinco” o los de Jack London, que me leía cuando estaba en casa de mi tía.

Mi amiga Diana siempre se ríe un poco de mi porque la regaño por no haber leído nunca “Mujercitas” y si “El padrino”, que ella prefiere por encima de cualquiera. Habría que decir que a Louise May Alcott la leí cuando ya tenía más de 18 años y que cayeron antes Gerald Durrel y Edgar Allan Poe. Pero sí que me encantó la saga de las hermanas March, para que voy a mentir. Jo era muy inspiradora para alguien que quería empezar a escribir.

Es muy difícil saber qué libro te marcó más cuando casi todos los que has leído te han encantado.

Y en el reto de “Kamelot 2.0”, Rosa y Diana me han hecho el infinito favor de echar un ojo a los tres primeros capítulos y no se han espantado. ¡Creo que vamos bien!

Esta semana no estoy muy inspirada para escribir un post útil como debe ser, así que espero que la siguiente si pueda daros algo mucho mejor que esto. Trabajare en ello… ¡en algún momento!

P.D. ¡No olvidéis que «Jack T.R.» sigue a la venta en Amazon!

Listas, objetivos y buenos deseos

Diciembre está siendo un mes agotador. Entre los cambios temporales de puesto (mi jefe me ha cambiado de tienda a confitería… imaginad el desastre que estoy formando), el cambio de horario que eso ha traído y el mes en general que no me gusta (soy anti-navidades, denunciadme. Tengo mis razones) estoy a medio camino de agotada y agobiada.

Los que me ven por Twitter habrán notado que tardo más en dar los buenos días y no es precisamente por no madrugar.

Los cambios y yo no nos llevamos…

En fin, mientras espero que las cosas vuelvan a la normalidad y a que se acabe el año, ando reescribiendo el borrador de mi siguiente novela (¡hipermotivada por eso!)  y leyendo los blogs que más me gustan.

Uno de ellos comentó sobre hacer listas de lo mejor del año y sobre lo que deseabas hacer y lo que debías hacer en el año entrante para comparar objetivos y definirlos. Una idea que me encantó y que he decidido copiar. Más o menos.

Quien tenga curiosidad sobre ese post, que pinche AQUÍ y lea el blog de Neus Arqués.

Lo mejor del 2014.

  • Acabar Jack T.R. y publicarlo, sin duda alguna. La mejor sensación del mundo.
  • Conocer a tantísima gente maja, tanto en FB, como en Twitter y en los grupos de escritura. No me habría decidido a cumplir mi deseo sin ellos.
  • Las cosas que he aprendido. Y he aprendido mucho. Aunque se que me queda aun mucho más por aprender.
  • Haber tomado decisiones que han aclarado más mis objetivos.

Lo que quiero hacer en el 2015.

  • Acabar mi siguiente novela y publicarla.
  • Empezar la tercera. Al menos el borrador.
  • Aprender e investigar más sobre cualquier cosa que me ayude a mejorar.

Lo que tengo que hacer en el 2015

  • Acabar mi siguiente novela y publicarla.
  • Empezar la tercera.
  • Aprender e investigar más sobre cualquier cosa que me ayude a mejorar.

Como veréis las dos ultimas listas son un calco, pero es que mis deseos para este año que viene (al menos en ese apartado) son iguales a lo que pienso que debo hacer.

Pero mientras llega el 2015, vamos a terminar de disfrutar de Diciembre (lo que se deje) y seguiremos con lo de reescribir borradores. Pista… esta ya tiene título: Kamelot 2.0 XD

PD. Para los pocos que os habéis leído a Jack T.R., ¿os interesaría una segunda parte? ¡Dejad opinión!

PD2. ¡No olvidéis que podéis conseguir Jack T.R. ya!

Establecer objetivos: ¿Adicta a las listas?

sentada4

Soy muy fan de hacer listas.

A ver… ¿Quién no lo es?

Si, si… la gente normal, ya lo sé… XD Pero a mí me encantan las listas. Adoro hacer listas para todo.

¿Viaje? Lista de cosas que voy a llevar o meter en la maleta.

¿Novela? Lista de tareas para escribirla.

¿Día de descanso? Lista de tareas para aprovechar el día. Dormir está sobrevalorado.

¿Compras?

Creo que pilláis de lo que estoy hablando, ¿verdad?

Todos los meses hago una en especial. Una lista de objetivos a cumplir durante ese mes.

De tal fecha a tal fecha hay que hacer… y pongo una lista de cosas pendientes. Twitter, Facebook, el blog, tantas visitas, tantos comentarios, tantos post publicados… Son mis deberes para el mes, para no descuidar ni mis redes sociales ni mis historias. Porque en esa lista de objetivos mensuales también entran mis historias.

Son pequeñas metas muy fáciles de conseguir, que me mantienen trabajando durante todo el mes y sin perder la concentración, distribuyendo el trabajo para no agobiarme. Para mí son una manera muy efectiva de hacerlo todo sin tener despistes.

No siempre los completo, por supuesto. A veces me paso de ambiciosa y no puedo o no hay tiempo suficiente para hacerlo todo, pero con terminar el 70% de la lista ya me doy por satisfecha.

¿Y por qué os cuento esto?

Bueno… creo que es una buena manera de organizarse el poco tiempo libre que tenemos. Ya he comentado en otros posts que hoy en día, no hay manera. Tienes que racionar tu tiempo. Las listas ayudan (aquí la adicta a las listas y con una chispita de TOC ha hablado XD)

A lo que voy es que establecerse unos pequeños objetivos, unas pequeñas metas a conseguir día a día, puede ayudarnos a no procrastinar y mantener un ritmo con nuestros blogs, redes, historias, etc.

Los grandes objetivos están muy bien. Geniales, de hecho. Pero a largo plazo. Un año, seis meses… mientras tanto, ponte cosas más asequibles para no sucumbir al aburrimiento o la desesperación porque ese objetivo que te has planteado a largo plazo, no llega. Hay que ser paciente y estar ocupado para no aburrirse.

Te propongo una cosita… hazte una lista. Una chiquita, con tres o cuatro cosas solo. Cosas que sepas que vas a poder conseguir fácilmente y date una semana de plazo, por ejemplo. Cuando pase el plazo, revisa a ver cuántas has conseguido.

¿Funciona?

A mí por lo menos, si.

P.D. ¡No olvidéis suscribiros al blog y conseguiréis el ebook gratis!