¿No se puede o no se debe?

Últimamente estoy leyendo mucho “no puedes”.

Si, incluso en este nuestro mundo leemos eso. Y no, no estoy hablando de nada de política.

Leo, en muchos blogs y paginas, que un escritor “no puede” hacerlo todo.

Vale… vamos a matizar.

Poder, se puede. Más mal o más bien, da igual. Poder, se puede.

No debe, que es muy distinto y es la expresión que se debería usar en esos post que he leído.

El escritor “no debe” hacerlo todo.

No debe encargarse él mismo de la corrección.

No debe hacer él mismo la maquetación.

No debe dedicarse a la edición y distribución y marketing de su libro además de a escribirlo.

¿Veis la diferencia?

A mí lo de “no puede” me suena a fatal. Me desanima muchísimo. No me vale.

Y si, imagino y doy por hecho de que no lo pusieron con esa intención. Es muy cierto que un escritor no debe hacer la corrección de su propia obra porque llegara a punto que estará ciego a los errores que pueda haber. Lo sé perfectamente.

También se que, por muy buena intención que tengamos y por muy buenos precios que haya (y los hay), no siempre podemos permitirnos todo lo que queremos.

Yo hubiera matado por una corrección decente de mi libro, una portada profesional y un marketing chachi.

No puedo permitírmela.

Hay quien puede pagar una de las opciones o dos. Pero no todo. Desgraciadamente, estamos en un momento asqueroso, económicamente hablando.

Como no toque la lotería…

Una quiere darles trabajo a esos profesionales, porque se lo merecen. Pero cuando no puede (y aquí sí que entra un no puede), no hay mucho que hacer salvo convertirte en Juan Palomo.

Todo esto no viene a nada en particular. ¡Perdón por la chapa! Es solo que esta semana no quiero leer esos “no puedo”. Cambiármelos por los “no debo”.

¡Positividad!

Cambiando de tercio y dejando atrás mi protesta sobre los no podemos, la semana anterior dije que daba por terminado el reto personal porque no sabía que leches más poner.

También dije que si alguien tenía alguna pregunta la respondería encantada.

Como nadie ha preguntado, mi amiga Rosa se apiadó de mí y me mando como unas mil XD Eso por pedir.

He decidido responderle a una de ellas en  el post.

¿Qué tienen de ti tus personajes?

Hay una sola cosa que van a tener más de uno en común conmigo. Mi sentido del humor.

Eso de hacer chistes en los momentos más incómodos o como autodefensa cuando me encuentro atrapada en una situación que no me gusta y el sentido del humor un pelín negro y bastante raro y retorcido.  ¿Eso? Totalmente mío.

Me temo que siempre pondré a mis personajes haciendo algo así. En “Jack T.R.” todos tenían un momento tonto de esa clase. Aidan, Charles, Rolf o Julian. De hecho, Julian usa mucho el sarcasmo y la ironía para reírse de los demás durante toda la historia.

Eso y, a veces, un poco de mi forma de hablar.

Y ya.

Creo.

En el reto de contar como va «Kamelot 2.0.» pues Rosa (¿qué haría sin ti, Rosa?) me ha revisado los tres cortos que llevo, así que ya están más decentes. Ahora tengo que seguir con la historia principal y acabar el repaso que deje pospuesto para añadir un montón de cosas que se me están ocurriendo.

Eso si, sigo experimentando con la portada.

kamelot2

Ya va quedando menos.

¡Y hasta aquí esta semana!

¡Acordarse! ¡Si se puede!

P.D. ¡No olvidéis que «Jack T.R.» sigue a la venta en Amazon!

Recopilatorio del Fanfic a la Novela

Como la semana pasada dimos por terminada la serie de post sobre como pasar de escribir fanfics a novelas y vimos como adaptarlos y lo que debemos tener en cuenta antes y durante el proceso.

Pues bueno, aquí os dejo los links de todos los post para que los tengáis a mano.

Del Fanfic a la Novela: ¿Que es un fanfic y por qué se escribe?

Del Fanfic a la Novela: ¿por qué dar el paso?

Del Fanfic a la Novela: empezando a adaptar.

Del Fanfic a la Novela: el reto de los personajes.

Del Fanfic a la Novela: errores más comunes.

Y también la versión reunida en forma de ebook para quien quiera leerlo donde desee.

Versión ebook del Fanfic a la Novela.

Cambiando de tercio, pero no demasiado, he pasado la semana liada con varias cositas.

Una era estudiar todo lo que pillara sobre la marca personal. No vamos mal (medio libro de dos que me he pillado) pero no me estoy enterando demasiado de nada XD Está claro que soy más torpe de lo normal para ese tema. Aun así espero sacar algo en claro cuando los acabe y mejorar algo en ese tema. Lo tengo muy verde del todo.

Otra de las cositas eran unos cortos que quería hacer para presentar “Kamelot 2.0” cuando fuera el momento. Necesitan un pulido a lo bestia, pero ya llevo tres. Me está asombrando que los personajes quieren decir mucho más de lo que han dicho ya en la novela. ¡Eso es genial! Imagino que caerán otros tantos cuando tenga tiempo para ponerme a ello y los iré poniendo antes de lo que pensaba.

La siguiente cosita (os lo creais o no, me hice una lista de cosas que quería comentar en el post de hoy y la estoy siguiendo por orden XD) era hablar sobre la muerte hace más de una semana del actor y escritor y fotógrafo y director y mil cosas más Leonard Nimoy. Para quien no sepa quien era, solo decir que su papel universalmente conocido era el del señor Spock en la serie “Star Trek”. Para quien le conociera, decir también que era un poeta al que le gustaba hacer fotografías y que también escribió dos autobiografías.

Para mi fue uno de los primeros “cuelgues” frikis que tuve y una persona respetable que supo usar uno de los fandoms más grandes y antiguos del mundo, el de “Star Trek”, para ayudar.

Se le va a echar mucho de menos. Larga vida y prosperidad, señor mío.

Foto 9-3-15 13 20 10

Por cierto, mensaje a Harrison Ford… ya he perdido al señor Spock. ¡Déjate de pilotar avionetas de la segunda Guerra Mundial que no quiero quedarme sin Han Solo e Indiana Jones! ¡Y ole por ese aterrizaje!

Volviendo al mundo más común… en lo de los retos… el personal está que ya no se que más contar. Así de simple. Soy una persona poco interesante así que no tengo idea que más poner. Ergo, lo vamos a dejar aquí. A menos que alguien tenga una pregunta, que se la responderé más que gustosa.

El reto de hablar más sobre “Kamelot 2.0” creo que ha quedado más que cubierto con lo de comentar los cortos…

Si, así va a quedarse la cosa entonces XD

La semana que viene prometo no improvisar una entrada y hacer algo mucho mejor.

PD: ¡recordad que podéis conseguir «Jack T.R.» en Amazon!

Del Fanfic a la Novela: errores comunes. (5º y último post)

Pues si, queridos míos, este va a ser el último post de esta serie. Creo que hemos tocado los puntos principales sobre este tema. ¡Si se os ocurre alguno más, estoy abierta a sugerencias!

Hoy vamos a hablar sobre dos de los errores más comunes cuando adaptamos un fic a novela.

Uno de los errores más frecuentes es el de olvidar cambiar algo. Cuando estas reescribiendo encima de un fic y solo vas a limitarte a sustituir nombres, se te puede pasar algo.

Mucho cuidado con eso.

También puede pasar que no cambies directamente un nombre porque pienses que nadie lo va a notar. Esto va dedicado a una chica que convirtió un fic AU (universo alterno) RPS (Real person slash) ambientado en la serie SOA (Sons of Anarchy). Querida… muchísima gente sabe quién es Mark Sheppard… dejar al agente de la ATF con su nombre me rompió toda la atmosfera. Por lo demás, que conste que me hizo bastante gracia tu novela XD

Reescribir es siempre un lio y, a veces, lleva a errores de lo más tonto, sobre todo si tienes el día despistado.

En ocasiones es mejor coger solo la idea general de la historia y volver a escribirlo todo y así evitar que todo eso pueda ocurrir.

Pero si no lo vas a hacer, ojo con lo de sustituir.

Otro error común es olvidar describir.

En fics estamos acostumbradas a escribir sobre algo que todos nuestros lectores conocen, así que no describimos más que lo justo y necesario.

Para esto hay que cambiar el chip y recordar que ahora nadie sabe sobre lo que escribimos y hay que presentárselo con buenas descripciones.

No podemos olvidar que, por ejemplo, la casa de tu personaje original no la conoce todo el mundo como pueden conocer la Tardis de Dr. Who, el Serenity de Firefly o el Impala de los Winchester. Vas a tener que describirla. Tus futuros lectores necesitan saber que tu personaje está en una habitación con ventanas o no, con cuadros o no, en el salón o en el dormitorio o en la cocina. No puedes limitarte a decir que está en una habitación y ya.

En cada ocasión que lo muevas, cada vez que entre en un local o vaya en algún medio de transporte…

Y no olvidéis que también hay que describir a tus personajes, al menos la primera vez que salgan. Si no sabemos cómo son… ¿Cómo vas a empatizar con ellos? No podemos olvidar que los nuevos lectores no van a conocerlos. Se supone que estos personajes son originales… ¡describelos!

Y así nos despedimos de esta serie de post.

Volviendo a los retos…

Del personal… no se que contar esta vez XD

No, en serio, no se me ocurre nada. Así que voy a hacer trampas y unir los dos retos. Voy a contar algo mío y de la futura novela a la vez.

Me encanta hacer investigación para las historias. Luego no meto ni la mitad de lo que he estudiado o leído por cuestiones de espacio o porque ya no me servían pero me encanta. Para «Kamelot 2.0.» estoy disfrutando de hacer una mini investigación tipo Indiana Jones: a parte de hurgar en la leyenda artúrica y tocar de refilón Excalibur y los caballeros, hay una cosa que me vino a la cabeza el otro día y creo que será un toque bonito para la leyenda. La lanza del destino.

¿Quien no conoce esa leyenda?

Veo manos alzadas… no puedo creérmelo… XD

Da igual, la lanza del destino. Si no sabéis la historia, os la cuento. Se supone que sería la lanza con la que un legionario romano remató a Jesucristo. La sangre le salpicó, le curó cierta ceguera que tenia y se convirtió al cristianismo. Se le pierde la pista a la lanza en algún momento de la historia y no se sabe nada hasta la segunda Guerra Mundial y la búsqueda de reliquias de Hitler. Supuestamente, quien sujete la lanza:

A) Tendrá el destino del mundo en sus manos.

B) Será invencible siempre que no la pierda, cosa que acaba pasando mas tarde o más temprano.

En fin y acortando, me lo estoy pasando pipa estudiando la leyenda (no, he leído mucho mas que esos datos superficiales, aunque no lo parezca por mi cutre resumen XD) y ya se como voy a incluir ese artefacto en «Kamelot 2.0» y en la futura segunda historia para los personajes de «Jack T.R.».

¡Investigar mola!

Y aquí os dejo ya. La semana siguiente ya pensaré de que vamos a hablar.

¡Hasta luego!

PD. ¡Recordad que podéis conseguir «Jack T.R.» en Amazon!

 

 

Del Fanfic a la Novela: el reto de los personajes (4º post)

Una inoportuna jaqueca y el cansancio acumulado me impidieron publicar ayer, pero ¡ya estamos bien! ¡YAY!

Bueno, no tan bien, pero al menos ya puedo mirar a la pantalla sin desear arrancarme los ojos XD

Volviendo al tema…

El mayor reto que te encuentras cuando vas a pasar de escribir fics a original es la creación de personajes.

En los fics trabajas con personajes creados por otra gente. Te lo dan hecho. Sus vidas, como son, que les gusta… Puedes o no usar los escenarios o tramas de esa serie/película/libro/juego pero siempre usaras a alguno o todos sus personajes.

Y eso malcría un poco.

Al no tener costumbre de crear tus propios personajes principales es más complicado, al pasarte al original, conseguir hacer unos igual de bien definidos que aquellos que te engancharon en su día.

Aprender a conseguirlo es la primera tarea pendiente.

Es cierto que podemos limitarnos a coger prestado un personaje que nos gusta y variarlo ligeramente pero entonces no sería diferente a hacer un fic. ¿Y donde estaría la gracia?

Para poder crear esos personajes, tendremos que conocerlos tan bien como los que cogimos prestados antes. La forma más simple es crear fichas sobre ellos. Pregúntate todo lo que se te ocurra, desde cosas simples como su aspecto físico a cuál era su juguete preferido de crio o como reaccionaria a según qué situaciones. Esas preguntas hablan enciclopedias sobre la personalidad que tendrán tus personajes y te ayudaran a saber cómo responderán a lo que les des en tu historia.

Y ponles defectos. Hazles humanos. Reales. Eso es importantísimo. Trabaja con ellos hasta que les conozcas como si fueran tus mejores amigos.

Si te resulta difícil hacerte con una imagen mental para describirles físicamente, usa un modelo. Eso sí que está más que permitido. Google es buenísimo para buscar fotos de lo que quieras. Úsalo hasta encontrar a tu perfecto modelo para personaje. Te será más fácil describirlo si puedes verlo.

Para que os resulte más sencillo arreglárosla con los personajes, os paso de nuevo el link donde hice un recopilatorio de todos los post de personajes de mi blog. Os será de utilidad.

La importancia de los personajes

El siguiente será, probablemente, el último de esta saga. Tengo ya medio arreglado un mini ebook para ponerlos todos juntos y que así os sea más fácil leerlo.

Cambiando de tercio un poquito y volviendo a mis retos personales…

Contando algo sobre mí… a parte de sufrir jaquecas XD

Me gusta escuchar música (preferiblemente la que yo tenga en el mp3, pero suele ser la radio normalmente) en el trabajo y escuchar (que no ver) series cuando escribo. Ni idea de por qué, pero me concentro mejor así.

Tengo un corcho con algunas notas de ideas para post o historias…
IMG_5918[1]

 

Y un porrón de cosas pendientes para corregir (todo eso son notas y apuntes de «Kamelot 2.0» más la versión primera y segunda… más libretas con cosas para post y dos libros para ideas.

IMG_5919[1]

Soy muuuuuy desordenada…

Hablando de «Kamelot 2.0» estoy preparando un corto para presentarla. Algo así como un prólogo. Me ayudará a situarme a la hora de contarla. También he tenido una revelación divina hace poco con la historia que me ayudará a arreglar esta y lo que será la segunda historia para los personajes de «Jack T.R.». ¡Ha sido una idea que me ha entusiasmado mucho!

Si sale bien y no la estropeo, puedo conseguir lo que quería. Que mis historias se relacionen entre si.

Y hasta aquí llegamos hoy. Voy a echarme a ver si se me pasa del todo la jaqueca y luego a volver al trabajo.

¡Sed buenos!

PD. ¡No olvidéis que «Jack T.R.» sigue a la venta en Amazon!

Del Fanfic a la Novela: Empezando a adaptar (3º post)

Como prometí la semana anterior, vamos a hablar de cómo empezar a adaptar tu fic para convertirlo en novela y que debemos tener en cuenta.

Bueno, tienes un fic que siempre fue tu favorito (probablemente tendrás mas de uno, pero empecemos con ese más especial) y es el elegido para convertirlo en novela.

Primera pregunta… ¿Por qué has escogido ese?

¿Te gustaba algo en particular de ese fic? ¿La trama? ¿Los personajes? ¿Una idea en general o una en específico?

Una vez respondas a esa pregunta podrás trabajar.

Ya te darás cuenta que al adaptar el fic a novela, acabaras cambiando el 90% de la historia.

Y eso está muy bien porque algunas cosas no encajaran para nada con lo nuevo. Otras sobraran. Cuando acabes veras que la historia no tendrá casi nada que ver con el fic que la inspiró.

Una cosa a tener en cuenta al adaptar un fic a novela es el universo que se usó para escribirlo. Me explico (o lo intento). Cuando escribes un fic no tienes que crear un mundo. Ya existe. Lo has cogido prestado de esa serie/película/libro/juego. No tienes que molestarte en describirlo, en explicar las reglas que lo rigen (si ahí la magia existe o si la gente vuela o si hay dinosaurios, vampiros u otros seres sobrenaturales) porque se supone que todo el que vaya a leer tu fic, ya conoce ese mundo.

Aquí vas a tener que explicarlo y eso no es tan fácil.

Crear un mundo, un universo particular para tu historia es todo un reto. Y debes ser extremadamente cuidadoso.

¿Estás preparado para eso?

Si es así, ¡adelante!

Empieza por esta regla. Todo universo, por muy fantástico que sea, debe regirse por unas reglas y ser coherente. Si en tu mundo la gente puede volar, di porque. Si pueden hacer magia, igual. Si existen los unicornios, también. Haz realista ese mundo fantástico, que sea fácil creer que algo así existe, porque así lo disfrutaremos más cuando lo leamos.

Adaptar personajes tampoco es algo que se deba tomar a la ligera. No se trata solo de cambiarles el nombre para que no coincidan con los que cogiste prestados.

No es obligatorio, pero deberías modificarles también algo de su personalidad y su apariencia. Que no parezca que te has limitado a hacer un corta y pega.

Puede, que por razones de la trama, te veas obligado también a cambiar las relaciones entre los personajes porque  ya no encajen bien con la historia nueva.

Créeme cuando te digo que, después de las revisiones (unas mil que harás), tu fic no va a parecerse en nada al resultado final.

La semana siguiente hablaremos un poco más de los personajes.

Ahora, regresando a los otros retos… el personal… a ver que cuento porque me estoy quedando sin ideas, que yo soy muy poco interesante XD

Creo que he comentado alguna vez que trabajo en una panadería. No es mi trabajo soñado, pero paga las facturas, que es mucho hoy en día. También me paga mis caprichos frikis y me da un poquito de tiempo para dedicarme a esto. No demasiado, que los horarios dejan mucho que desear, pero lo suficiente, supongo. Por eso hice ese post con las apps para trabajar en el trabajo XD Uso muchísimas de ellas, por no decir todas, para llevar este blog, mis redes sociales y escribir algo.

La próxima vez no se que leñes voy a contar…

Con el reto para contar algo sobre «Kamelot 2.0» decir que ya he acabado con el segundo repaso, así que ahora estará un par de semanas de descanso o le acabare cogiendo asco. Me está gustando bastante, aunque aun necesita mucho trabajo. Espero poder dedicarle algún tiempo a sus cortos para poder ir poniendo algunos pronto.

kamelot3

 

Esta letra me gusta mucho más… ahora debo coger otro fondo que diga más New York que ese…

¡Y hasta aquí por esta semana!

¡Recordad que aun podéis comprar «Jack T.R.» en Amazon!

La importancia de los personajes

Los personajes son lo más importante de una historia.

Una historia puede tener una trama genial, estar súper bien escrita o ambientada… pero ¿qué es si sus personajes no son buenos?

Tú sigues una historia (libro, película…) porque los personajes te enganchan. Les coges cariño, les odias, sufres con ellos, amas con ellos, lloras cuando ellos lloran y ríes cuando son felices.

Si eso no pasa, mal.

No voy a darme como experta en el tema, ni mucho menos. Mis personajes no son lo mejor de lo mejor, pero me he reído cuando algunos de mis lectores (¡tengo lectores! XD) me han preguntado (al finalizar “Jack T.R.») si tal o cual estaban bien y que más me valía que no les hiciera nada XD

Así que tampoco lo haría tan mal.

Pero si puedo decir lo que me gusta al leer, igual que cualquiera de vosotros, y un personaje debe enganchar tanto como la trama de la historia.

En este tiempo he hecho varios post sobre los personajes y puesto links de otros sobre el tema. Os pongo un recopilatorio de los post.

Tus personajes: protagonistas, secundarios… ¿Cómo crearlos?

Tus personajes y sus nombres.

Personajes (Im)perfectos.

El malo de la historia.

También os pongo el post de Sinjania sobre Cómo escribir mejores descripciones de personajes que es muy interesante.

No cambiando mucho de tercio y volviendo a mis retos personales… vamos a seguir con la temática personajes.

Sobre el reto de contar algo personal, esta vez voy a hablar de quien fue mi primer personaje y por que apareció.

Hace como mil años, cuando empecé a escribir fics (tendría 20 o 22, más o menos, con mi primer ordenador con internet XD ¡La era de los dinosaurios!) me apunté a un foro sobre Saint Seiya (los caballeros del zodiaco) de los que era muy fan (y sigo siendo muy fan). Para participar, allí se jugaba una especie de juego de rol en el que tú debías escoger una armadura (una constelación que existiera) e inventarte tu propia historia de cómo te convertiste en caballero.

Así nació Vulpix de Vulpécula, amazona de plata del Zorro, con la que estuve jugando durante años (tantos que acabó siendo mi nick en muchos sitios) y que fue protagonista, coprotagonista y secundaria en más de treinta fics.

No era un personaje totalmente inventado, porque tenía que estar basado en mí, pero no era yo. Básicamente, porque su vida era mucho más divertida que la mía (XD) y con los años dejó atrás todo parecido conmigo.

La echo de menos. Era muy divertida de escribir.

Y ahora el otro reto. Hablar de algo sobre Kamelot

Seguimos reescribiendo el borrador numero 1. Ya os enseñé a quien cogí para ser Merlin, así que… hoy tocará poner su ficha, a ver qué tal.

(Tengo que acordarme de pasarlas a limpio…)

Nombre: Joss Merlin.

Fecha de nacimiento: 26 de enero de 1976

Familia: Ninguna conocida. Origen inglés.

Amigos: Uther. Lance Lothsome.

Lesión/tara/enfermedad: tiene un dragón tatuado en la muñeca derecha. (Hay algo más pero si lo digo, ya no tiene gracia. Lo veréis en su momento)

Descripción física: 1’85 cm. De complexión fuerte. Cabello corto castaño oscuro. Barba poco poblada. Ojos azules. Sonríe mucho. Piel clara. Acento inglés.

Descripción psicológica: Nadie sabe de dónde viene. Uther lo encontró en Londres, cuando tenía 15 años. Intentó robarle la cartera y lo pilló. Por alguna razón, se apiadó de él y se lo llevó consigo a Estados Unidos, tomándole bajo su cuidado. Es muy leal a Uther y Kamelot. Tiene un sentido del humor muy sarcástico. Inteligente. Diplomático. Fácil de leer cuando se pone incomodo. Es difícil de enfadar. Siempre lleva guantes.

¡Y hasta aquí por esta semana!

Por cierto, que como esta semana es mi cumple, para celebrarlo voy a poner la versión digital de “Jack T.R.” a 0’99 € durante toda la semana. Teniendo en cuenta lo lentos que son en Amazon para hacer un cambio de algo, mejor esperad a mañana… ¬¬

¡No olvidéis que podéis encontrarla aquí!

 

 

 

Próximamente… ¡novedades!

Pues eso, que ya mismo habrá novedades en el blog.

Para empezar con alguna de ellas, decir que la dirección del blog ya no será más miaventuradeescribir.wordpress.com, aunque siga funcionando. Ahora será miaventuradeescribir.com a secas.

Si, he tenido un pronto comprador. No preguntes.

Total, que para que no os perdáis ninguna de las novedades que habrá por aquí, no solo del blog, si no también de mi nueva novela, Kamelot 2.0, y de Jack T.R. (algo se me ocurrirá, dadme tiempo).

Como iba diciendo… para no perderos nada de eso, suscribiros a mi blog y seréis los primeros en enteraros de todos.

¿A qué mola?

Pues ya estáis tardando.

¡Suscribiros AQUÍ!

¡Y no olvidéis que Jack T.R. sigue a la venta!