Publicado el

Los personajes de Kamelot 2.0: Kamelot 2.0: la relación entre Arthur, Merlin y Uther

kamelot

Kamelot 2.0: la relación entre Arthur, Merlin y Uther.

kamelot

Cuando pienso en mi Kamelot 2.0, me viene a la cabeza siempre Arthur, Merlin y su relación entre ellos y Uther.

Además de ser una novela sobre fantasía urbana y parte de un universo más complejo de lo que parece, es también una historia sobre relaciones, confianza y aceptar tu lugar.

Y la principal relación que se trata es la de Arthur y Merlin con Uther.

Uther es la razón por la que esos dos existen y trabajan juntos. Tanto en el universo de mi novela como en la leyenda artúrica.

En la leyenda artúrica Uther pide a Merlin ayuda para seducir a la dama Igraine, librándose de su esposo y concibiendo a Arthur. El niño sería criado lejos de Uther, el cual se volvería loco y acabaría siendo el único heredero real de la corona de Inglaterra y de Excalibur.

En mi universo, Uther tendría sueños con su yo del pasado, quien le va indicando donde encontrar, primero a Excalibur y luego a Merlin. Todo para proteger a Arthur, el cual todavía era un bebe.

Uther, en una visión tras encontrar Excalibur, vería dónde y cómo conocería a Merlin, a quien acogería (aún era un adolescente cuando hizo el pacto con la Dama y no ha envejecido nada. No lo hará hasta que esté en Kamelot con Uther y su familia.)

Merlin acabaría viviendo con Uther y su familia, convirtiéndose en su sombra y su mano derecha en todo lo relacionado con los negocios y con Excalibur. Sería idea de Merlin contratar a la Dama, a Gawain… buscó uno a uno a todos los caballeros reencarnados para reunirlos de nuevo con su rey.

Reuniendo de nuevo lo que una vez fue su familia.

Arthur se vio forzado a tener un hermano, un protector que no deseaba pero que tenia impuesto. Y un destino del que quería huir a toda costa.

¡Oh, el destino de mi pobre Arthur!

Huye de ese camino que le han trazado una y otra vez… pero no puede escapar. Cada paso que da le lleva de vuelta a Kamelot y a Excalibur.

Merlin lo sabe y no quiere obligarle, pero el intento de Morgan de vender la empresa a su mayor rival le obliga a traer a Arthur de vuelta.

Y todo lo que ocurre después… ya es historia.

¿Quieres saber que pasa?

¡Ven a leerlo en Kamelot 2.0!

Publicado el

¡Novedades fresquitas! : Los personajes de Kamelot 2.0 y ¡novedades!

kamelot

Los personajes de Kamelot 2.0 y ¡novedades!

kamelot

¡Es bueno estar de vuelta!

Necesitaba esas vacaciones, las cosas como son, pero ya estoy de vuelta ¡y con más ganas que nunca!

Ahora, vamos al post.

Podría (y lo haré) escribirte un post completo y más con razones para que leas Kamelot 2.0. Podría y lo haré.

Pero eso será otro día.

Hoy voy a darte una de las mejores razones para leer Kamelot 2.0.

Sus personajes.

Kamelot 2.0 es, de mis novelas, la que más personajes importantes tiene. Y todos tienen una misión en la novela. No solo de relleno, si no con sus frases y sus razones para estar ahí.

Empezamos con Arthur, hijo de Uther P. Drake, heredero legítimo de Kamelot, la empresa de su padre… y el que no quiere saber nada de todo eso.

Arthur es un amor, pero un irresponsable que culpa de todo sus errores a su padre y demás pero nunca a sí mismo. Su padre quiso protegerlo y lo apartó de todo lo que ocurría a su alrededor, dejándole en la ignorancia y creyéndose no querido. Eso lo convirtió en un desastre de persona que sigue sin saber que ocurre con todo y al que hay que espabilar de una colleja.

Y para eso están Merlin y Lance.

Esos dos juntos son los encargados de asegurarse de que Arthur no permite que Kamelot se venda y caiga en las manos incorrectas. La empresa es demasiado importante para dejarla a cualquiera.

Son dos personajes que hacen un tándem importante y lo descubrirás poco a poco en la novela, ya que les veras trabajando casi siempre uno al lado del otro.

Otros dos importantes son Lidia Lake y Alexander Gawain, ambos vigilantes y cuidadores de la empresa y, sobre todo, de quienes toman decisiones sobre dicha empresa.

Importantes son también Galahad, Tristan y Percy. También son imprescindibles para la trama.

Y, como no, Mordred y Morgan, los villanos, los malos de esta historia. No puede haber historia sin malos.

Nunca.

Todos ellos hacen de esta historia algo merecedor de ser leído. No una, si no varias veces.

Ellos y la mezcla de pasado y presente, historia y leyenda, ciencia y magia…. ¡Adoro esa mezcla!

¿Vienes a leerla conmigo?

 

Por cierto, tengo novedades interesantes para muy prontito. El día 20 de diciembre saldrá a la venta en Amazon y aquí en el blog mi nueva novela y nueva parte del universo Comunidad Mágica Vs La Orden, Dagas de venganza.

¡Este jueves te cuento más!

¡Un saludo!

 

Publicado el

Resumen Semanal: del 11 al 15 de Junio: Resumen Semanal: Segunda semana de Junio

resumen

Resumen Semanal: del 11 al 15 de Junio.

resumen

Lunes.

Empezamos la semana con un post sobre Excalibur, la espada legendaria. Un nuevo post sobre objetos mitológicos para la colección.

¿Quieres saber cositas sobre la espada de Arturo? O, mejor aún… ¿Quieres saber cosas sobre la Excalibur de Kamelot 2.0?

Pues entra y te cuento todo.

 

Martes.

Y la Tuit-Curiosidad de esta semana va sobre La Orden, la organización ficticia que inventé para mis novelas.

¿Quiénes son? ¿A que se dedican? ¿Qué planean?

Ven a mi Twitter y te lo explico todo.

 

Miércoles.

Seguimos con el relato El juego de La Orden, donde habíamos dejado a Will y Charles investigando una pista sobre los asesinos.

¿Podrán atraparlos? ¿Descubrirán la verdad? ¿Qué será será?

¡Ven a averiguarlo!

 

Jueves.

¡Nuevo capítulo del Tuit-Relato!

Los hermanos lobo han encontrado la base de La Orden en Chicago.

¿Encontraran a su hermano allí? ¿Qué harán con él si lo encuentran?

¡Esto y más en este nuevo capítulo!

 

Viernes.

¡Por fin es viernes! Vamos a descansar un poquito, que el finde es para trabajar lo nuevo del blog y escribir.

 

Publicado el

Objetos mitológicos de la literatura : Excalibur, la espada legendaria.

excalibur

Excalibur, la espada legendaria.

excalibur

A estas alturas si no sabes lo fan que soy de las leyendas artúricas y los objetos mitológicos, es que no me lees en absoluto.

Adoro el mito artúrico.

Por eso, hablar de Excalibur es para mí un placer enorme. Un día te contare todas las tonterías que sé sobre el grial o Avalon o el verdadero Camelot o… ya se me ocurrirá algo XD

Pero hoy le toca a Excalibur, la espada legendaria del rey Arturo.

excalibur

Primero te voy a contar las versiones más oficiales. Luego, las mías, que son más entretenidas.

Hay varias versiones sobre como Arturo consiguió Excalibur. La más conocida es sacándola de una piedra, en la que estaba clavada esperando a que un rey verdadero y digno la encontrara, convirtiéndolo, inmediatamente, en rey de toda Inglaterra.

El cómo llega a la piedra también tiene varias versiones. Me gusta más la de un Merlin enfadado con Uther, a quien le arrebata Excalibur para clavarla mágicamente en una piedra esperando un nuevo rey, ya que Uther había perdido el norte.

Otra versión de cómo aparece Excalibur en el mundo de los mortales es de manos de la Dama del Lago. La mágica criatura que protege el camino a Avalon y todos sus secretos sería quien entregaría Excalibur a Merlin para usarla, primero con Uther y luego con Arturo.

excalibur

¿Quién forjó la espada?

Esa sería una buena pregunta. También según versiones, desde Merlin a la propia Dama.

Sigo prefiriendo la versión que creé para el universo de mis novelas, que está todo un poquito mezclado.

En mi universo, Excalibur está forjada con la mitad de la Lanza del Destino, cuya magia hereda. Forjada en Avalon y cuidada por la Dama del Lago, quien la ha guardado como una de las tres reliquias que existen aún en el mundo mortal.

excalibur

(La otra parte de la Lanza del Destino es la segunda reliquia, vigilada por Alger hasta que es apresado por Mengele. La tercera reliquia es una sorpresa que me reservo para futuras novelas.)

La Dama del Lago se tropezaría con un joven Merlin, años antes de que este conociera a Arturo y se uniera a su causa, y se interesaría por él. Su curiosidad por el extraño mortal mágico (algo que no era muy común en esa época) haría que acabara prestándole Excalibur cuando Merlin acudió a ella pidiendo consejo con la promesa de devolvérsela cuando ya no la necesitara.

excalibur

Al principio de mi novela Kamelot 2.0 cuento el final de la batalla del monte Camlann, tras la muerte de Arturo. El mismo Merlin está herido de muerte pero quiere antes enterrar a sus amigos y devolver Excalibur a la Dama. Esta aparece y le acompaña durante esos últimos instantes, contrariada porque va a perder su nuevo entretenimiento, así que le hace una oferta.

Ella le ofrece salvarle, darle vida eterna incluso, si accede a quedarse junto a ella. Pero Merlin no solo había perdido a sus amigos, sino también a alguien muy especial, así que la Dama sube su oferta. Vida eterna y sus amigos regresaran, reencarnándose en un futuro. Usará la magia de Excalibur para ello, ya que la espada ha disfrutado de su tiempo con Arturo y también lo quiere de vuelta.

¿Cuándo sería eso?, pregunta Merlin.

Ni la Dama lo sabe. Cuando el ciclo esté listo, cuando sea el momento… Pero volverán.

Y vuelven.

Excalibur pierde gran parte de su poder y su magia al trastorcar el ciclo de reencarnaciones. Es por eso que, cuando Uther la encuentra en la demolición de un antiguo monasterio, está rota y oxidada. Tarda años en recuperarse y solo se completa al volver a las manos de Arturo.

Pero Excalibur sigue conectada a la Dama, a Merlin, a Arturo… a su historia y a Avalon, su lugar de nacimiento.

Me pregunto si me dará tiempo de hacer que mis personajes puedan visitar Avalon. Si conseguiré hacerles dar una vuelta por ahí, conocer sus verdaderos orígenes. Porque algunos (Merlin, Lance) saben que son reencarnados. Pero otros no.

¿Qué pasaría si Gawain, por ejemplo, descubriera que está ahí por capricho de una criatura mágica? ¿Y si se enterara de que la Dama no es humana?

Lo sabremos… aun no, porque primero tienes que conocer a Astrid, de la que estoy cada día más enamorada. Pero pronto…

Recuerda que, si no has leído Kamelot 2.0 (más, muy mal por tu parte, también te lo digo) la puedes encontrar aquí y disfrutarla como buena persona que eres.

Y, como ya eres una buena persona, coge y léete también Jack T.R.

También puedes encontrarlas en Amazon. 

 

Publicado el

Amazon y el por qué de Kamelot 2.0

De este tema se ha hablado largo y tendido. Tan largo y tendido que dudo que quede algo que no se haya contado ya.

Incluso en este blog hay dos post sobre el tema.

Así que te preguntaras… ¿y qué leñes vas a contar?

Buena pregunta…

Ya, veras… es que… hable de todas las que encontré menos de la que he usado por ahora…

Amazon.

Lo sé. Soy un desastre.

Amazon, el gigante en ventas y la opción más usada para autopublicar en el mundo entero. Las razones son la sencillez y los prácticamente inexistentes impedimentos para subir cualquier cosa.

Apenas existe control sobre lo que se publica, ni en calidad ni en contenido.

Esa es la peor pega que le veo… eso y que está saturada. Es lo que tiene que fueran los primeros y yo la ultima en enterarme XD

Publicar tu historia: Dónde, cómo y qué hacer.

Más plataformas de autopublicación y otras cositas.

Unas pocas más plataformas de autopublicación. 

Y este post que me encontré por Google y que explica bastante bien como publicar en Amazon.

Publicar un libro en Amazon: la guía definitiva.

También quería hablar un poco sobre el por qué de “Kamelot 2.0”. ¿De qué va? ¿Por qué la elegí? ¿Por qué es así?

La leyenda de Camelot, Merlin y el rey Arturo fue uno de mis cuentos favoritos cuando era niña. No creo que haya existido alguna serie o película que no haya visto sobre el tema. Si, hasta esa de Richard Gere… Sean Connery estaba maravilloso, como siempre. Gere, no tanto. El guión, aun menos.

¿Pero cómo no se puede amar esa leyenda?

Es magia.

Es una historia que ha perdurado durante siglos, entre la realidad y la ficción. Tanto si solo buscas su parte épica como si escoges la fantástica, es maravillosa.

Siempre me he preguntado como seria adaptar esos personajes, esa historia a esta época. Al mundo moderno.

Convertir a Camelot en una multinacional. Que Uther y Arturo fueran sus CEOs y no sus reyes. Los caballeros convertidos en el servicio de seguridad y Merlin un ayudante al servicio del dueño.

Pero manteniendo el componente mágico. Excalibur, la Dama del Lago, Merlin

Y adaptando al presente la trama base de intrigas. Las conspiraciones de Morgana y Mordred, la lucha por el poder.

¿Cómo sería hacer eso?

Y me senté y lo escribí.

Adoro a los personajes de esa historia. Pero en especial a Merlin. Y en “Kamelot 2.0” se me ve el plumero con ese favoritismo. A pesar de que Arthur es el protagonista oficial, Merlin tiene un papel importante en toda la historia.

Lancelot, quien nunca me gustó demasiado, acabó en mi novela siendo un secundario importante por accidente. Digamos que el chico no se resignó a ser un simple extra y se coló en las primeras páginas sin avisar. Y al final me resulto simpático y todo, oyes…

Por cierto, a los que se hayan leído “Jack T.R.”… ¿Habéis encontrado la referencia que hice sobre “Kamelot 2.0” ahora que sabéis de qué va? ¿No? ¡A ver si alguien se anima a ponerla!

También colé una referencia a “Jack T.R.” en la misma “Kamelot 2.0”. Está siendo muy divertido relacionarlas todas.

Y por ahora nos vamos despidiendo hasta la siguiente. Seguiré informando sobre los avances de… todo…

¡Sed buenos!

 

 

 

Publicado el

Título grande, título pequeño

Ando liadísima organizando (o más bien, desorganizando) como voy a ir enseñando las cosas de “Kamelot 2.0”. Juro que no sé lo que estoy haciendo… otra vez. Y necesito algo más que un rato para sentarme con tranquilidad y poner orden, pero la vuelta al trabajo me ha dejado para el arrastre (he tenido malos regresos al trabajo, pero esto ya es ridículo, en serio) y no consigo centrarme.

Mientras lo consigo o no, una de mis tareas pendientes y que me trae también por la calle de la amargura es la portada de la novela. A pesar de los cientos de maravillosos diseñadores que hay por la red y no red, no voy a poder permitirme una así que ahí ando haciéndola (destrozándola) yo. La cosa es que todos los días tengo que pasar por El Corte Ingles y veo siempre el escaparate de la sección de librería. Una parte de ese escaparate me dan ganas de arrancarme los ojos (lo siento, pero no entiendo qué maravilla tiene leer sobre Justin Bieber o el famosuelo de turno que haya “escrito” sus memorias) y la otra parte pues, además de envidia, me da que pensar.

Las portadas, digo.

Las tengo divididas en tres.

Las que le dan más importancia al nombre del autor que al de la obra y, al verlas de refilón, solo notas eso.

Las que le dan más importancia al nombre de la obra y, al pasar, solo ves eso.

Y las que le dan la misma importancia a uno y al otro y te tienes que parar para ver que pone porque ninguno de los dos llama la atención.

Entiendo que con autores de renombre destaquen más que el título… pero si voy tarde y medio corriendo cuando miro al escaparate veo… libro de George R.R. Martin o Isabel Allende… pero no veo el título… de hecho, te tienes que parar para verlo y si no es una novedad o un tema que te interese pues te hace perder el tiempo. Por mucho que te guste un autor, no todos sus libros te tienen que interesar.

Ojo, que he dicho esos por decir algunos de los que he visto hace poco, no por ninguna razón en especifico.

Pero a lo que voy es que a lo mejor el título me atraería si lo viera…

Y nos vamos a los que solo ves el título y no el autor. No será siempre, pero imagino que la mayoría son gente que aun no se han convertido en marca así que todavía tienen que tirar más de título y portada bonita que de nombre. Quizás escriben mejor que los otros, pero como aun no se ha convertido en best-seller…

(De esas que acabas de notar que tú haces precisamente lo de poner tu nombre mucho más pequeño que el título… y te da la risa XD)

A los que empatan título y nombre de tamaño pues no tengo ni idea… ¿sugerencias?

Bueno, dejando este desvarío mío a un lado, hace poco mi amiga Diario de una escritora novel recomendó seguir y escuchar el podcast de los Todopoderosos, programa de (vamos a llamarlo) tertulia donde se comentan temas de cine, literatura, música y lo que le echen al cocido y en el que participan Arturo González-Campos (locutor de radio de La Parroquia), Rodrigo Cortés (director de cine), Juan Gómez-Jurado (escritor) y Sergio el Monaguillo (cómico y locutor de radio en La Parroquia). Si no los habéis escuchado ya, hacedlo.

Además del despeloche que te pegas escuchándolo, se aprende bastante. Hoy quiero tomar prestado un término que explicaron durante su podcast sobre Hitchcok que es el Macguffin, que aunque es algo más bien usado para el cine, también vale para la literatura.

Macguffin es, según la Wikipedia y Hitchcok, una excusa argumental que motiva a los personajes y al desarrollo de una historia, y que en realidad carece de relevancia por sí misma.

¿Cuántas novelas conocéis que tengan un Macguffin?

Volviendo a los retos… decir que una de mis betas ya me ha puesto linda (me ha dicho de todo menos bonita) al leer el final de “Kamelot 2.0” así que considero el trabajo bien hecho XD. Ya he empezado el tercer repaso y espero terminarlo en un tiempo razonable.

La semana que viene espero poneros algo nuevo en el blog de la novela. Un corto y alguna ficha más. Ya veremos.

Mientras tanto, portaros bien y yo seguiré intentando llevar esto y mi trabajo habitual a la vez y no morir en el intento XD

 

Publicado el

Comenzamos con “Kamelot 2.0”

¡Ya estoy de vuelta! ¡Y con el ordenador funcionando al fin!

Mis vacaciones han sido cortitas pero intensas, eso sí. Mucho frikear, viaje a Roma para convención (como todos los años) y mucho aprovechar el tiempo para hacer limpieza hogareña (pintar es agotador, he dicho).

La Jus In Bello ha sido tan maravillosa como siempre y ver a las chicas que aprecio y viven lejos de mi siempre será un gustazo.

El plus de disfrutar de mis actores favoritos en vivo y en directo y tener la oportunidad de decirles cuanto aprecio su trabajo ya es el acabose XD Como de costumbre, ha sido un gustazo poder verles y oírles y hablarles y darles abrazos y comprobar que siguen prestándose a todas las tonterías que les pedimos sin perder la sonrisa.

Gracias, Jensen, por mi foto. Estoy segura de que te estarías preguntando que leñe ponía en el libro y qué importancia tenia para mí, pero imagino que habrá que dejarlo en el misterio porque no había tiempo para explicártelo XD

jensen2

Pero hay que regresar a la realidad al menos hasta el año siguiente.

Así que vamos al trabajo. También he aprovechado estos días para avanzar algo con mi “Kamelot 2.0” y voy avisando a mis dos sufridoras que ya mismo os estaré enviando el nuevo capítulo 9 reescrito y ampliado. El final aun me lo reservo.

También voy a empezar a poner algo de información en el blog, así que ya podéis ver la primera de las fichas, para que conozcáis a alguno de los personajes. Va a haber unos cuantos, os aviso.

A los suscritos al blog, os llegara la información un poco antes. Ando algo liada aun pero todo lo que venga después, lo recibiréis antes que el resto, prometido.

Por ahora, lo dejamos aquí. Sed buenos y volveré la semana próxima con algo más interesante que contaros. Y más útil, espero

 

Publicado el

Fandom: ¿bueno o malo?

Los fans… esos seres capaces de llevar a la cumbre o la desgracia a un artista.

¿Creéis que exagero?

El primer fenómeno fan en masa (uno de los primeros) fue con los Beatles. Ese inmenso grupo de chicas que los seguían a todas partes, gritando y cantando sus canciones, fueron las responsables de su fama.

Por supuesto, su fama perdura porque su música era buena. Eso es incuestionable.

Pero… hoy en día, con internet, el fenómeno fan puede ser aun más efectivo. Y más despiadado.

Las (los) fans pueden convertir algo (una película/serie/cantante/libro) en un gran éxito (da igual lo bueno o malo que sea o lo poco que dure ese éxito) o hundirlo en la miseria más absoluta.

¿Por qué tienen tanto poder? Simple… cuando haces algo (una película/serie/libro/canción) lo haces para venderlo. Si no gusta, no lo vendes. Pero si lo vendes y creas fans de ese producto, te aseguras vender ese y los que saques en un futuro.

Ese es el poder que tienen.

Actualmente puedes ver muchos ejemplos: la saga de 50 sombras, las películas de Marvel, la mayoría de las series de televisión… todos tienen un fandom que les apoya y les mantienen.

Pero… ¿Qué pasa si ese fandom que tanto les ayuda, se volviera en su contra?

También he visto eso. Como un actor, un artista, alguien comete un pequeño error (más a propósito o no) y el fandom le hunde. Totalmente. Son jurado y verdugo y no dejan pasar una.

Y diréis… ¡eres una exagerada! Ejem… ya no os acordáis la que se lió con Ben Affleck y la película de Batman, ¿verdad? Hasta firmas se recogieron. Lo gracioso es que el actor pasó del asunto y ha seguido filmando. Pero no fue ese el caso de Charlie Hunnam cuando le ofrecieron el papel protagonista de 50 sombras de Grey. Muchas fans del libro se negaron a que fuera el sr. Grey y el chico acabó tan agobiado que lo dejó antes de empezar. Una verdadera lástima. Para quien no haya visto a Charlie trabajar, diré que es un actor excelente. Para más referencias, ver Sons of Anarchy.

¿Sigo exagerando?

Los que tenéis redes sociales sabéis que no exagero ni un pelo. Porque el que más o el que menos ha criticado a gusto alguna vez a un famoso por meter la pata o por opinar.

¿A que si?

Conste que en todo esto del fandom me meto totalmente. Yo soy fan de muchísimas cosas y fui una de las que protestó por elegir a Affleck. Aunque reconozco que no firme para que dejara la película… solo rece por ello.

Mucho.

En fin… ejem… ¿Se debe usar ese fenómeno fan para el marketing?

No solo se debe. Es que ya se usa. Descaradamente. Los que tengan suerte de tener fans, usarlos. ¡Si nos encanta! Eso sí, sed buenos con ellos porque dependéis de su felicidad. Más o menos.

¿Se les debe conceder todo lo que quieran? Como fan te diría que si… pero no. No se puede hacer feliz a todo el mundo. Eso es imposible.

Y eso nos lleva a mi última cuestión del tema… y esta va al ámbito literario. ¿Debes escribir para ti o para ellos?

Esa es una pregunta con mala idea, como decimos aquí. Yo pienso que no. ¿Dónde estaría la gracia? Debes escribir lo que quieras y cuando quieras. Eso sí, hacer algún regalito no está de más.

¿Qué opináis?

Pasando a los retos personales… a ver… ¡“Kamelot 2.0” sigue avanzando! Casi hemos terminado el repaso y pronto podre hacer otro más. Esta semana espero también terminar dos cortos más y crear el blog y la pagina.

Me está gustando mucho como va quedando.

¡Y aun quedan preguntas! XD

Si pudieras trabajar en una serie, ¿en cuál sería? Que pregunta… Supernatural, que para esa escribiría guiones hasta gratis XD pero no me disgustaría escribir alguno para CSI o NCIS. Y a Shield les echaba una manita también.

Molaría mucho.

Y por esta semana acabamos. Estad atentos a las novedades por si de verdad consigo hacer la página

PD. ¡Recordad que “Jack T.R.” sigue a la venta a precio especial en Amazon!

 

Publicado el

A tu manera

Todos no contamos las cosas igual.

¿Habéis jugado alguna vez al “teléfono”?

Se hacia una fila de niños, el primero pensaba una frase y se la decía al siguiente al oído. Cuando llegaba al final de la fila, la frase había cambiado completamente.

¿Por qué?

Porque todos no recibimos la información igual.

Y, porque, cada uno tiene su propia forma de contar las cosas.

Es algo que podemos ver a diario. En los periódicos o los noticieros, cada cual cuenta la misma noticia a su manera.

Podéis hacer un experimento con un amigo. Pensad una idea y luego intentar escribirla, cada uno por separado.

No saldrá la misma historia ni de cerca.

En realidad, no hay ideas originales. Bueno, si las hay, pero muy poquitas. Normalmente, lo que hacemos es reciclar una idea, dándole una visión nueva y fresquita.

Pongo de ejemplo mi “Jack T.R.”. La idea no es nueva. Una historia sobre el asesino en serie. Hay bastantes. El componente sobrenatural tampoco es nuevo en ese contexto. Pero me gusta pensar que la forma en que uní las dos ideas y mi manera de contarla era algo más original.

Pero el punto está demostrado.

¿Es, entonces, más importante para un escritor la manera de narrar que las ideas que tenga?

Totalmente.

Cada escritor tiene su estilo o debe tenerlo. Escribimos para encontrarlo, para mejorarlo.

Soy muy fan de quien me cuenta cosas con sentido del humor, aunque sea la cosa más dramática del mundo. Es por eso que me encanta Sherrilyn Kenyon, que narra todo con una sencillez y un sentido del humor magnifico. En ese mismo estilo está el libro “Sabrina 1, el mundo 0” de Rebeca Rus, que es la cosa más divertida que leí jamás. Lindsay Sands y sus vampiros Argenau, Stephanie Laurens y su familia Cynster, Johanna Lindsey y sus Malory… son unos pocos ejemplos de buena narración, simple, fácil de leer y divertida. (Si, no soy de escribir romántica pero me encanta leerla. Aunque tiene que ser de este estilo o me aburro)

Yo intento encontrar un estilo que se asemeje, porque me encanta y me gusta contar las cosas con humor.

¿Cuál sería el estilo que más os gusta a vosotros? ¿Y cuáles son los escritores que representan ese estilo?

Id respondiendo ahí abajo… mientras tanto, pasando a los retos personales… ¡Aun quedan preguntas!

¿Quién fue a la primera persona que le dijiste que estabas escribiendo una novela o fanfic y por qué?

La primera a la que le conté que estaba escribiendo fanfic sería mi Ari… básicamente porque por su culpa me enganche y me echo una mano con ellos durante años, siendo mi beta y ayudándome con las ideas. Hasta escribíamos juntas, a veces.

La novela… no lo recuerdo. No sé a quién se lo conté primero, la verdad. No sé si a mi madre, si a mis amigas, si a Ari… no tengo ni idea. Entre ese grupo estaría. Pero seguro que lo hice cuando ya casi la tenia acabada porque me daba palo reconocer que estaba haciéndolo. Temía no acabarla y crear falsas expectativas a quien fuera.

En el reto con “Kamelot 2.0” ya hemos avanzado algo más. Ahora estoy con el capi 7, si el dichoso catarro me deja, claro. Y los otros tres han recibido más o menos el visto bueno. Tengo que añadir una escena por ahí, pero por lo demás parece que la cosa rula.

Y me despido por esta semana. Voy a pasar el resto del día repasando ese capi 7 y a seguir haciendo cositas, como decía Sinatra, a mi manera XD

P.D. ¡No olvidéis que “Jack T.R.” sigue a precio especial en Amazon!

Publicado el

¿No se puede o no se debe?

Últimamente estoy leyendo mucho “no puedes”.

Si, incluso en este nuestro mundo leemos eso. Y no, no estoy hablando de nada de política.

Leo, en muchos blogs y paginas, que un escritor “no puede” hacerlo todo.

Vale… vamos a matizar.

Poder, se puede. Más mal o más bien, da igual. Poder, se puede.

No debe, que es muy distinto y es la expresión que se debería usar en esos post que he leído.

El escritor “no debe” hacerlo todo.

No debe encargarse él mismo de la corrección.

No debe hacer él mismo la maquetación.

No debe dedicarse a la edición y distribución y marketing de su libro además de a escribirlo.

¿Veis la diferencia?

A mí lo de “no puede” me suena a fatal. Me desanima muchísimo. No me vale.

Y si, imagino y doy por hecho de que no lo pusieron con esa intención. Es muy cierto que un escritor no debe hacer la corrección de su propia obra porque llegara a punto que estará ciego a los errores que pueda haber. Lo sé perfectamente.

También se que, por muy buena intención que tengamos y por muy buenos precios que haya (y los hay), no siempre podemos permitirnos todo lo que queremos.

Yo hubiera matado por una corrección decente de mi libro, una portada profesional y un marketing chachi.

No puedo permitírmela.

Hay quien puede pagar una de las opciones o dos. Pero no todo. Desgraciadamente, estamos en un momento asqueroso, económicamente hablando.

Como no toque la lotería…

Una quiere darles trabajo a esos profesionales, porque se lo merecen. Pero cuando no puede (y aquí sí que entra un no puede), no hay mucho que hacer salvo convertirte en Juan Palomo.

Todo esto no viene a nada en particular. ¡Perdón por la chapa! Es solo que esta semana no quiero leer esos “no puedo”. Cambiármelos por los “no debo”.

¡Positividad!

Cambiando de tercio y dejando atrás mi protesta sobre los no podemos, la semana anterior dije que daba por terminado el reto personal porque no sabía que leches más poner.

También dije que si alguien tenía alguna pregunta la respondería encantada.

Como nadie ha preguntado, mi amiga Rosa se apiadó de mí y me mando como unas mil XD Eso por pedir.

He decidido responderle a una de ellas en  el post.

¿Qué tienen de ti tus personajes?

Hay una sola cosa que van a tener más de uno en común conmigo. Mi sentido del humor.

Eso de hacer chistes en los momentos más incómodos o como autodefensa cuando me encuentro atrapada en una situación que no me gusta y el sentido del humor un pelín negro y bastante raro y retorcido.  ¿Eso? Totalmente mío.

Me temo que siempre pondré a mis personajes haciendo algo así. En “Jack T.R.” todos tenían un momento tonto de esa clase. Aidan, Charles, Rolf o Julian. De hecho, Julian usa mucho el sarcasmo y la ironía para reírse de los demás durante toda la historia.

Eso y, a veces, un poco de mi forma de hablar.

Y ya.

Creo.

En el reto de contar como va “Kamelot 2.0.” pues Rosa (¿qué haría sin ti, Rosa?) me ha revisado los tres cortos que llevo, así que ya están más decentes. Ahora tengo que seguir con la historia principal y acabar el repaso que deje pospuesto para añadir un montón de cosas que se me están ocurriendo.

Eso si, sigo experimentando con la portada.

kamelot2

Ya va quedando menos.

¡Y hasta aquí esta semana!

¡Acordarse! ¡Si se puede!

P.D. ¡No olvidéis que “Jack T.R.” sigue a la venta en Amazon!