Publicado el

Otra razón para leerla. : Los personajes de Jack T.R.

personajes

Los personajes de Jack T.R.: Otra razón para leerla.

personajes

No hace mucho (un par de post o así) te contaba por qué Jack T.R. sería siempre mi novela favorita. Te di razones de sobra para eso y para justificar el spam de memes que llevo haciendo desde hace unas semanas XD

Aun creo que puedo darte más razones para eso y para que te animes a leerla.

Sus personajes, por ejemplo.

En varios post te puse entrevistas a esos personajes protagonistas de Jack T.R. y otras novelas para que supieras un poco más de las tramas.

Ahora te voy a contar algo más de ellos.

Los protagonistas son Aidan Kelly  y Charles  Andrews.

Aidan es un librero. Nació y se crio en Nueva Orleans, pero el infame Katrina se llevó por delante su casa y a sus padres, así que tuvo que irse a vivir a Chicago con su abuelo, verdadero dueño de la librería El Pergamino, hasta que este enfermó de Alzheimer.

Cuando eso ocurrió, Aidan heredó la librería, el apartamento que hay sobre ella y las responsabilidades de su abuelo, quien hasta ese momento era el guardián de la zona neutral de Chicago.

La zona neutral es un lugar donde cualquier criatura de la Comunidad Mágica puede estar sin peligro de ataque por parte de enemigos. Está prohibida la magia, los poderes y las rivalidades. Cualquiera es bienvenido ahí.

También es un lugar donde conseguir información sobre cualquier cosa de la Comunidad y donde un forastero puede ir a preguntar sobre costumbres o fronteras.

Aidan cumple con sus obligaciones pero no está nada contento con tenerlas. Él solo quería una vida normal y esas obligaciones le han hecho perder más de lo que hubiera querido. Como su relación con Zack, el hijo del Alpha de Chicago.

Así que no, no está muy contento con el tema. Pero sigue haciendo su trabajo porque sabe que es importante.

Luego está Charles, detective de la policía de Chicago, del departamento de homicidios. Charles acaba de descubrir que los asesinatos de varias mujeres por la zona que investigaba, están relacionados y son producto del mismo asesino.

Sabe bastante de esos asesinatos, de hecho. Los ha visto en el momento de producirse. Lo ha presenciado todo… menos la cara del asesino. E, igualmente, no serviría de nada porque lo ha visto todo en un sueño.

Charles tiene sueños premonitorios. Su padre, su abuelo, su bisabuelo… toda la rama paterna sufría de premoniciones, pero Charles considera las suyas bastante frustrantes. Como las sufre en el momento de producirse, no tiene tiempo de impedir nada de lo que ocurre.

Lleva semanas soñando con esos asesinatos y el asesino lo sabe y le envía mensajes, jugando con él.

Charles y Aidan son dos personajes que tienen mucho en común. Los dos son infelices con lo que hacen pero siguen haciéndolo igualmente por el bien de los demás. Ambos sacrifican su felicidad por el bienestar general y ambos odian su destino y sus poderes.

Y por eso acaban uniendo sus destinos en esta historia.

¿Quieres conocerlos?

¡Vente a leerlos en Jack T.R.! ¡No te vas a arrepentir!

Publicado el

Reseñas y decisiones

¿Qué? ¿Estás achicharrada ya? XD
¡Qué bonito es el verano para los que tienen aire acondicionado!
Aquí está siendo menos malo que en el interior, por suerte. Pero la humedad y el calor pegajoso es igual de insoportable que el seco tipo Mordor del interior.

mordor
Aunque quema menos, eso si.
Pasando del tiempo, esta semana por fin he podido tomar algunas decisiones. Un par de cosas a las que llevo desde principio de año dándole vueltas.
Y es que no tenía ni idea de que hacer después de publicar El Guardián.
Y tú dirás… ¿Eh?
Si, eso.
Tengo dos borradores esperándome. Pero ninguno de los dos me está llamando con suficiente fuerza.
Además estaba teniendo una de esas rachas en las que pierdes la fe en lo que haces.
No son nada divertidas.
Por suerte, un par de comentarios y una reseña de Jack T.R. me han devuelto un poquito las fuerzas.
La reseña de Jack T.R. por parte de Lectora de Libros ha hecho que recuerde que debo hacer de una vez lo que llevo posponiendo hace dos años y pico… corregir de nuevo las novelas.
No, claro que no las publiqué sin corregir… obvio que no. Pero tampoco soy correctora profesional y mi gramática es muy cuestionable.
Nunca se me dio bien…
Y sé que todas tienen fallos. Mayormente por cansancio, otras por desconocimiento y otras… a saber. Hay cosas que en su momento suenan muy bien y luego las ves y te espantas.
En la reseña ha destacado eso como lo peor de la novela y tiene razón. Así que voy a hacer algo para remediarlo.
Como sigo sin poder permitirme un corrector profesional, no va a mejorar mucho, pero haré el intento. Ya va siendo hora.
Siento mucho que hayas leido las novelas con fallos, pero puedo prometerte que siempre lo doy todo a la hora de escribir y arreglar mis libros. Estoy meses releyendo y corrigiendo, pero soy humana, como cualquiera y cometo errores.
Pero prometo mejorarlas a tope.
También considero la idea de crear un kindle con todas juntas, a un precio chachi, en plan pack XD
Esta semana también me he visto muy reflejada en el post de David Orell, El escritor multifunción. Pero ¿quién no puede relacionarse con eso?
Hoy en día, escribir no es solo escribir.
Escribir es escribir, volverte loca con la maquetación, acabar con jaqueca por leer veinte veces la misma frase, dejarte los ojos en crear una portada, estrujarte el cerebro pensando una buena frase para usarla en el marketing de la novela, agotarte buscando y aprendiendo cosas que puedan ayudarte a hacerte más visible…
Y no hablemos de vender, ¿verdad?

X supernatural guiña

Publicado el

¿Te cuento una historia?

¿Te cuento una historia?

Va a ser un poquitín negra, te aviso.

narnia720503

Veras… esto pasó en Chicago, hace tres años, un poquito antes de navidades.

Desde hacía un mes o así estaban apareciendo mujeres asesinadas, sus cuerpos masacrados y la policía no tenía ni una sola pista.

Y tú dirás… ¿Dos líneas y ya estás matando gente?

raw (3)

¿Pues no acabo de decirte que iba a ser un poco negra?

¡Calla y no me desconcentres!

Charles, un detective de homicidios, es el encargado de investigar esas muertes junto con su compañero. Pero Charles tiene un pequeño secreto.

a62df1435e6b48f46dac05189c3e7bec

Un secreto que le obliga a buscar con más ahínco al asesino.

Sueña con los asesinatos en el momento en que se realizan y el autor de esas muertes le está retando a encontrarle.

Si, esto ya ha pasado de típico thriller a algo raro… espera que aun no hemos llegado a lo mejor.

Siguiendo una corazonada, Charles llega a una extraña librería cuyo dueño ha sido visto en varias de las escenas del crimen.

¿Ya? ¿Cómo que ya? ¿Qué quieres decir con ya? ¡Este no es el asesino, leñe!

Aish…

Aidan, que así se llama el librero, es un chico joven pero con más secretos y problemas que el mismo Charles.

116e500e9af4d0ffecf1d6338cb26efb

¿No te lo crees? Espera que te enumere…

Para empezar, tiene un fantasma ocupa en su casa.

A la librería viene toda clase de criaturas sobrenaturales a cualquier cosa menos a comprar un libro. Imagina las ventas…

¿He mencionado que van criaturas sobrenaturales?

Y, además, quieren cargarle el muerto de los asesinatos.

¿Te parece poco?

Pues todavía tiene otra cosa más, pero eso no te lo cuento.

¡Ale, chincha!

norrisdeal

El asesino decide jugar con ambos y hacerles sufrir mientras sigue matando.

Y, de fondo, tenemos una organización milenaria que trabaja en la sombra de la sociedad, criaturas sobrenaturales (no las había mencionado, ¿verdad?) andando junto a ti sin que lo sepas, vampiros con sentido del humor y unas cuantas muertes desagradables.

¿A qué mola?

jack1
Pues se llama Jack T.R. y es mi novela.

¿Quieres saber algo mejor?

Puedes leerla gratis solo con suscribirte.

¡Eso si que mola!

VelEJ

Publicado el

El diario de Charles. Capítulo 14

Y último por ahora. Seguramente lo continuaré en otra parte o puede que no… ¿quien sabe?


diario14
El diario de Charles 

Charles despertó dolorido.

Se asustó bastante cuando, al intentar moverse, no pudo. Tardó un minuto en descubrir por qué.

Su brazo derecho estaba vendado, desde el hombro a la mano. El izquierdo tenía escayolada la muñeca. Notaba más vendas en su cuerpo. Pecho, piernas… pero no más escayolas, por suerte.

Se sentía como si le hubiera pasado por encima un camión.

¿Qué había ocurrido?

  •  ¿Señor Page?

  •  ¿Uh? – Charles observó a la enfermera que acababa de entrar llamándole por uno de sus alias. Vale… era obvio que estaba en un hospital… pero… ¿Cómo había llegado ahí?

  •  ¿Cómo se encuentra, señor Page?

  •  Dolorido. – la chica rió. Era una mujer joven, no más de treinta, con el cabello oscuro recogido en una pequeña coleta y ojos cálidos.

  •  Lógico. Con esa cantidad de heridas lo raro sería que no le doliera. ¿Puede decirme que ocurrió?

El ex policía intentó recordad. No iba a contar la verdad pero tampoco era que lo recordara muy claramente.

Había salido a escondidas de la fábrica, dispuesto a largarse de ahí y dejar La Orden de una vez por todas. Ya tenía toda la información que podía conseguir a salvo bien lejos de ahí. Solo debía irse sin que le descubrieran.

Simple… no lo fue tanto.

No sabía que había hecho mal para llamar la atención o si ya sospechaban de antes pero cuando iba a abandonar el lugar, Rhodes le interceptó y le hizo acompañar al extraño muchacho que venía con él.

En teoría solo tenían que entregar un paquete en la ciudad.

Colby, que así se llamaba el muchacho, esperó a estar en las afueras para atacar. Como había imaginado Charles, el chico tenía algo raro. Animal.

Su fuerza era sobrehumana. Sus dientes y garras, también.

Era un lobo.

El descubrimiento le dejó totalmente descolocado. ¿Por qué un lobo trabajaría con La Orden, los mismos que se dedicaban a eliminarles? ¿Y por que La Orden usaba a una de esas criaturas, que tanto decían detestar, para sus fines?

Claro que en ese momento no tuvo mucho tiempo para pensar en todo eso. Era más importante salvar su vida. Luchó con uñas y dientes pero no fue suficiente.

  •  Tuve un accidente… – la enfermera le arqueó una ceja. – Digamos que me tropecé repetidamente con los puños de alguien.
  •  Se tropezó… – repitió la mujer, aguantando la risa. – Espero que se le ocurra algo mejor para contar a la policía.

  •  ¿Es necesario?

  •  Me temo que sí. No hay heridas de arma blanca ni de fuego, pero semejante paliza llama la atención. Si denuncia o no, ya es decisión suya. Ahora voy a llamar a su médico para que le revise y le explique qué es lo que tiene.

Charles vio a la enfermera dirigirse hacia la puerta.

  •  ¡Oiga! – la llamó. – ¿Cómo llegué aquí? – la mujer le miró confundida.
  •  ¿No lo recuerda? Su amigo le trajo.

  •  Mi amigo…

  •  Un chico alto, con el pelo negro largo y barba. Parecía magullado también pero no quiso quedarse a que le miráramos.

Eso si era una sorpresa. El lobo lo había traído al hospital.

¿Por qué?

Lo tuvo a su merced y le perdonó la vida cuando era obvio que le habían ordenado matarle.

Y entonces el final de la pelea regresó a su memoria. Como, después de darle la paliza de su vida, lo cargó sobre su hombro y le llevó hasta ahí.

También recordó al chico inclinarse sobre él y susurrarle algo al oído.

“Demolition Bay. Alaska. Encuentra a mis hermanos.”

Charles se acomodó en la cama mientras su médico entraba sonriendo y empezaba a enumerarle un sinfín de heridas y demás. Pero no le estaba escuchando.

Estaba planeando como iba a salir de ahí sin que le vieran y cuanto tardaría en poder volar a Canadá.

Tenía una nueva misión.


 

Recordad que podéis conseguir Jack T.R. completamente gratis solo por suscribirte al blog. ¡Regálame un poco de tu tiempo y yo te regalo una novela!

Publicado el

El diario de Charles. Capítulo 13.

¡Vamos a por otro mini capítulo del relato!

¡Esto se pone interesante!


diario13
El diario de Charles Capítulo 13

Le habían descubierto.

Estaba seguro de ello.

Lamentablemente, dudaba de que estuviera siendo paranoico.

Hacía días que le mandaban a hacer las tareas más absurdas, manteniéndole durante largos periodos de tiempo lejos de su habitación.

Estaba seguro de que usaban ese tiempo para registrarle a fondo pero no iban a encontrar nada. No era estúpido e iban a lamentar subestimarle de esa manera.

Pero en ese momento le preocupaba más el averiguar cómo salir de ahí sin que acabaran con él.

Había usado sabiamente el tiempo en sacar y poner a salvo una gran cantidad de información. Estaba toda bien oculta en varias taquillas y apartados de correos de una decena de ciudades diferentes. Aprovechó las misiones para conseguirlo.

La información se encontraba a salvo.

Él, no tanto.

  •  ¡Ey, Andrews!

Charles se volvió, preocupado al reconocer la voz. Era Rhodes acompañado por otro hombre, mucho más joven. No lo reconoció del centro. Seguramente era algún novato o alguien enviado para llevar algún recado.

  •  ¿Si?

  •  Necesito que me hagas un favor. – Oh… eso no sonaba bien. – Quisiera que acompañaras al joven Colby a la ciudad. Es la primera vez que viene y tiene que entregar un paquete a un aliado. Es algo muy importante y delicado. No quisiera que se perdiera…

El ex policía observó al chico detenidamente. No aparentaba más de veinticinco, con el cabello castaño largo hasta los hombros, los ojos marrones y barba oscura. Era casi tan alto como él, pero más delgado y de musculatura muy marcada. Estaba muy en forma.

Su físico y su expresión, prácticamente vacía, no le decían mucho. Sin embargo si notaba un aire animal y peligroso en él. Era demasiado silencioso, sus andares eran demasiado suaves y agiles.

Había algo no humano en ese muchacho.

Era obvio que se trataba de una trampa. Había llegado el momento de librarse de él. Pero no contaban con un pequeño detalle.

No pensaba ponérselo fácil.

  •  Por supuesto. Lo acompañare encantado.

¡Feliz San Valentín!

¡Hasta la semana que viene!

 

 

Publicado el

El diario de Charles. Capítulo 12.

¡Vamos a por otro capítulo de El diario de Charles!

¡Espero que os guste!


diario-12
El diario de Charles

Las Reliquias…

Nunca antes de ese día había oído sobre ellas pero pasaba las horas buscando todo lo que pudiera encontrar sobre ellas.

En los últimos días había aprendido mucho sobre el tema.

Las reliquias estaban formadas por tres objetos sagrados de la religión cristiana.

La Lanza del destino, esa que los romanos usaron para matar a Jesús en la cruz y que acabó bañada con su sangre.

El cáliz usado en la última cena y que Jesús compartió con sus discípulos.

Y las 30 monedas de plata que Judas recibió por vender a Jesús.

A cada objeto se le otorgaba unos poderes mágicos especiales.

De la Lanza se creía que daba la victoria a quien la llevara en una batalla. Se decía que Hitler la robó de un museo en Austria, pero que después fue robada de nuevo por no se sabía quién.

Del cáliz, que otorgaba la vida eterna a quien bebía de él.

Y las monedas protegían de todo mal a su poseedor.

Pero como todo objeto mágico, tenían trampa. Ninguna de ellas dura para siempre en poder de nadie. Siempre acababan “perdiéndose” misteriosamente, atrayendo solo desgracia y mala suerte a sus antiguos dueños.

Sus investigaciones le habían llevado también a descubrir que la Lanza ya no se encontraba completa.

Alguien o algo la había dividido y una mitad se acabó usando para crear Excalibur (si tenía en cuenta su sueño, podía averiguar dónde estaba) y la otra fue entregada a un berserker y desapareció del mapa por siglos.

Charles ni siquiera sabía qué demonios era un berserker. Tenía que ponerse a investigar sobre eso también más tarde.

Otra cosa más, que parecía haber pasado desapercibida por todos era esa pequeña facción que operaba a escondidas de todos y para su propio beneficio.

Y esto resultó ser el descubrimiento más preocupante. Ese pequeño grupo se extendía como una enfermedad silenciosa entre los miembros y había llegado a un punto en que no estaba seguro de quien era o no parte de ellos.

Ese grupo era aun más peligroso que la misma Orden. No solo querían acabar con todo lo sobrenatural y mágico de la Tierra.

Querían conquistarla.

Casi creyó que era un chiste… sonaba demasiado a malo de película antigua. Pero resultó ser terriblemente real.

Ya tenían gente en según qué posiciones de poder… esperando…

Se dio cuenta, mientras escondía toda la información que llevaba semanas robando, que ya no se trataba de mantener solo a sus seres queridos a salvo.

Ya se trataba de mantener a salvo al mundo entero.

Necesitaba ayuda.


¡Recuerda que ya viene San Valentín!

¡Así que, para celebrarlo y para que tengas fácil que regalar, mis novelas están todas a 0’99€ durante toda la semana!

¡Ya estás tardando!

Publicado el

El diario de Charles. Capítulo 11.

¡Y vamos a por otro capítulo!


diario-11
El diario de Charles

Charles llegó por los pelos al baño de su habitación.

Dos minutos más y hubiera vomitado en los pies de Jason.

Si había tenido dudas alguna vez en esos meses sobre si debía o no estar ahí, ya estaban despejadas.

Ese día fue una pesadilla de principio a fin.

Jason le pidió esa mañana que lo acompañara a una cacería. Una cosita simple, le dijo. Solo un cambia formas que había atacado a unos humanos mientras estaba en su forma animal.

Una cosita simple…

El cambia formas resultó ser un chiquillo de dieciséis años. Cuando se enfadaba o se ponía nervioso se convertía sin querer en una copia del perro de su vecino, un pastor alemán enorme que tenia atemorizado a medio barrio.

Solo un crio que no sabía que ocurría con él y con su cuerpo.

Y Jason le pegó un tiro con balas de plata. Un tiro directo a su cabeza y el chiquillo cayó al suelo sin vida.

Luego, como si no hubiera quitado la vida a un niño, Jason cogió el cuerpo, lo metió en una fosa, le roció gasolina y le prendió fuego.

Charles prácticamente se arrancó la ropa y entró en la ducha. Olía a humo y carne quemada.

Iba a vomitar de nuevo.

El veterano fue recibido en la fábrica como un héroe, con palmaditas en la espalda y una cerveza fría.

Había matado a un niño.

Se frotó el cuerpo con fuerza, intentando borrar de su piel el olor y la memoria. No podía dejar de ver los ojos muertos del niño.

Ese niño que solo necesitaba quien le echara una mano con sus poderes y no un tiro en la cabeza.

Hasta ese momento no se le había ocurrido pensar en que pasaba con aquellos que nacían sin saber que eran, aquellos que estaban solos y asustados, ignorantes de que les hacia diferentes y como vivir con ello.

Ahora sabía que algunos acababan como aquel chico. Muertos solo por ser distinto.

¿Cómo podía seguir pensando en ser parte de una organización que mataba por ese motivo sin distinguir bien de mal?

Cuando salió de la ducha, una idea iba formándose en su cabeza. Aun necesitaba saber más. Necesitaba más información, más datos.

Pero una cosa era segura.

Él ya no trabajaba para La Orden.

Ahora lo hacía para él mismo.

 

Publicado el

El diario de Charles. Capítulo 10

¡Y seguimos con Charles y su diario!


diariocharles10
El diario de Charles

 

Estaba cada vez más preocupado por la seguridad de Aidan.

Todo lo que encontraba sobre Jack (archivos, fotos, vídeos, casos parecidos…) resultaba estar relacionado con el chico.

Según sus cuentas, había revisado unos cincuenta archivos y en el setenta por ciento de ellos salía el nombre del muchacho.

Lo último fue un informe de vigilancia para comprobar si seguía en contacto con él.

En otro descubrió que Julián había dejado de existir. El fantasma había sido enviado al otro lado por Aidan por petición propia poco después de marcharse Charles.

El librero debía sentirse muy solo en su casa ahora.

Otro nombre que se repetía en los papeles era el de un tal Zack. No decía mucho… lobo y ex pareja era lo único que ponía.

Uhm…

Por alguna razón alguien ahí estaba obsesionado con Aidan.

Le preguntó por el chico a Ted, el cazador que le recogió en el bar. Era de los pocos que creía firmemente en las ansias de venganza de Charles y pensaría que esas preguntas eran solo más investigación contra los demonios.

  •  La librería es una zona neutral, si… pero sin el chico no sirve. Es un lugar donde ningún poder mágico funciona. Es algo que va en su sangre. Y esa es una de las razones por la que es tan importante para la comunidad mágica.

Pero Charles seguía sin entender porque era tan importante para La Orden. Y así lo preguntó. Eso y porque había que seguir a sus contactos.

  •  Fácil. El tal Zack es en realidad el futuro alfa de la manada de Chicago, la segunda más importante del país. Y, aunque ya no estén juntos, sigue sintiendo algo por él. Es una debilidad que apuntamos para cuando necesitemos usarla.

Charles comió el resto de la comida en silencio y pensativo. Si Aidan era una pieza tan clave, ¿podrían usarlo para someter al resto?

¿Era todo un juego de poder?

¿O había algo más?

Dos cazadores empezaron a conversar en la mesa de al lado y Charles no pudo evitar escucharles.

  •  ¿Sabes que he oído? ¡Que los altos mandos están buscando las reliquias! – dijo uno, muy excitado. El otro dio un sorbo a su bebida e hizo un ademan despectivo.

  •  ¡Venga ya! ¡Eso no existe!

  •  ¡Sí que existen! – protestó el primero. Luego se removió en su asiento y bajó la voz, aunque Charles seguía pudiendo oírle perfectamente. – ¡Sé que hay una en Nueva York! ¡Se lo oí al jefe!

¿Las reliquias?

Iba siendo hora de volver a colarse en los archivos…


¿Aun no te has suscrito a mi blog? ¿A qué esperas?

¡Conseguirás la novela Jack T.R. gratis!

 

 

Publicado el

Realidad vs Expectativas

Realidad vs Expectativas.

Es como Batman vs Superman.

¿Quién ganaría?

Es complicado, ¿verdad?

Es muy complicado ser completa y totalmente realista con tus expectativas.

También es difícil porque, a veces, es complicado adivinar del todo como van a ir las cosas.

Puedes hacerte un cálculo aproximado. Siendo algo pesimista, puede que aciertes. Puede que no.

Puede que lo hagas genial y no te lo esperes. Puede que lo hagas fatal y tampoco te lo esperes. Puede…

Vete a saber.

Yo soy (y lo he dicho mil veces y, a quien me lo pregunte, seguiré diciendo lo mismo) muy realista con lo que esperaba conseguir cuando decidí escribir y publicar mi primera novela.

Nada.

Así de simple.

Novata, me conoce solo mi madre a la hora de comer, autopublicando, con una competencia feroz, sin tener ni idea de lo que estaba haciendo, teniendo que hacerlo todo yo…

Si, mis expectativas no eran demasiadas.

La realidad fue ligeramente sorprendente.

Si, no vendí una barbaridad y tampoco la segunda vez, pero se vendió.

Y esos que se vendieron y se siguen vendiendo siguen sorprendiéndome cada día.

Es una realidad muy distinta a la que esperaba.

Creo que es importante que se tengan unas expectativas realistas cuando empieces… cualquier cosa, la verdad. No digo bajas, pero si realistas.

Te llevas menos chascos.

¿No os parece?

Pasando de eso… ¡Jack T.R. tiene nueva portada!

jack1

¿Qué tal? ¿Os gusta?

Espero que sí.

También espero traeros pronto un mini ebook con relatos muy cortitos (algunos ya los habéis leído, otros  no) de regalo solo por estar ahí leyéndome.

¿A qué molo? XD

Pronto os pondré aquí ese mini ebook.

Mientras, recordad que Jack T.R. y Kamelot 2.o siguen a la venta en Amazon a un precio excepcional.

¡Hasta la semana que viene!

 

 

Publicado el

Storytelling… déjame que te cuente una historia…

Ya ha vuelto septiembre y vuelve la rutina para la gran mayoría de la gente. Vuelta de nuevo al trabajo, a estudiar…

¡Y ya queda menos para que llegue la fecha de estreno de mi “Kamelot 2.0”!

¡Siiiii! ¡Ya queda poquito!

Pero no es de eso de lo que quería hablaros.

Nop.

Vamos a hablar del storytelling.

¿Qué es eso?

La manera más fácil para un escritor de hacer marketing.

Básicamente es usar la narración para ayudarte en tu visibilidad y en publicitar lo que haces.

Y ahora que está tan de moda es la oportunidad de oro de los escritores de hacer lo que mejor se nos da para ayudarnos. El marketing es una asignatura que tenemos todos muy pendiente.

Así que para ir cogiendo la idea, aquí os dejo unos post muy útiles de gente que si sabe muy bien del tema.

Storytelling, branded content… bienvenido a la edad de oro del relato. Neus Arqués.

Escritores: cómo vendernos mejor mediante el storytelling. Me gusta escribir.

Storytelling: ¿qué es y para qué nos sirve? WebEmpresa 20.

Volviendo a mí, hoy quería también enseñaros de donde salió “Jack T.R.”. Siempre he dicho que la idea base pertenecía a un fic que escribí un siglo antes de empezar a considerar escribir original. Pero el resultado final fue completamente distinto a ese fic. Lo único que tienen ahora en común es el personaje de Jack.

A la hora de informarme sobre ese personaje, además de buscar en internet, también usé un libro que compré en la feria del libro unos años antes. Siempre ha sido una historia que me ha fascinado, la verdad.

Foto 4-9-15 23 05 19Foto 4-9-15 23 05 28

Acabé con dos libretas de apuntes y notas desordenadas por todas partes mientras escribía y corregía el borrador. Estoy segura de que había una tercera, pero vete a saber si existió de verdad o lo soñé…

Foto 4-9-15 23 06 01

Foto 4-9-15 23 06 32

Ya mismo hará un año desde que lo publiqué y estoy muy satisfecha con cómo ha resultado. Si, no es un superventas ni lo va a ser nunca. Si, ha vendido más bien poco. Pero ha vendido y eso es más de lo que esperaba para ser una don nadie con un libro que no conocía casi nadie.

Estoy más que satisfecha de cómo ha ido. Y de cómo seguirá. He aprendido mucho con él y seguiré trabajando con él y los que van a venir pronto.

Hablando de futuros… esta fue la novela que me dio la idea de “Kamelot 2.0”, aunque no os lo creáis. Esta y la mini serie “Merlín”, que es una preciosidad de la televisión.

Foto 4-9-15 23 07 40

Por cierto, hemos puesto un contador en este y los otros blogs para ir haciendo la cuenta atrás de “Kamelot 2.0”. ¡Ya queda menos! ¡Visitad el blog para no perderos los extras y novedades!

Y no olvidéis que “Jack T.R.” sigue a la venta en Amazon a un precio especial.

PD… WordPress acaba de avisarme de que es nuestro aniversario… así que… ¡feliz segundo aniversario para mi! XD