Publicado el

¿De dónde sacas las ideas? 

¿De dónde sacas las ideas? Y no me refiero solo a las que acaban en relatos o novelas. También las que terminan siendo post en un blog, twits o vídeos. 

Hay veces, maravillosas veces, que vienen por inspiración divina. Vamos, que se te ha ocurrido de repente y sin venir a cuento. 


Otras aparecen mientras ves/lees/escuchas algo. La música, las películas, los libros… todo ayuda a tener una mente creativa. 


Algunas tenemos que forzarlas un poco (como este post XD). 

Y para eso existen mil cosas que pueden ayudarte. 

Aplicaciones, software, páginas… 

Mis favoritas van a ser siempre las de Literautas. ¡Sus apps para sacar ideas son geniales!

Pero no son las únicas. Si cotilleas en las tiendas de Apple o de Android encontraras un montón que sirven. Aunque la mayoría están en ingles, lo cual a veces fastidia un poco. 

Y lo voy a dejar aquí. Lo siento pero la verdad es que había olvidado por completo que era lunes (ten mi trabajo y lo entenderás) y no tenía nada preparado. Esto lo estoy haciendo en el bloc de notas del móvil… XD 

Lo sé… soy un desastre… qué me vas a contar.

Publicado el

La misteriosa Dalia Negra

¿A quien le gustan los thrillers?

Ya, a mi también.

Y me gustan más si están basados en algo real.

Hoy voy a contarte una historia verdadera que ha inspirado libros y películas y teorías por setenta años.

La Dalia negra.

¿Has oído su historia?

¿Cómo que no?

Va, pues te cuento.

Elizabeth Short, una aspirante a actriz murió de manera brutal en 1947, en Los Angeles. No fue famosa en vida y creo que ni llegó a debutar en oficio. Se quedó solo como aspirante, trabajando como camarera para pagar la ropa y maquillaje que usaba para conseguir una oportunidad.

78258-elizabeth-short-dalia-negra17
Hay fotos de la escena del crimen pero nos vamos a quedar con como era ella viva.
Y un día, una señora que paseaba con su hija descubrió el cuerpo destrozado de la muchacha tirado en un descampado. Había sido cortado por la mitad, drenado de sangre, con quemaduras de cigarrillos, cortes, golpes por todas partes, las piernas rotas… y un corte en su cara desde la comisura de los labios a las orejas, como una sonrisa.

La autopsia también demostró que fue torturada durante días.

Pero…

Setenta años después aun sigue sin saberse quién y por qué. El caso está sin resolver. Hubo muchos sospechosos, incluido su padre, decenas de personas que se auto inculparon pero ninguna prueba que dijera como ocurrió la muerte de la chica.

La prensa empezó a llamarla la Dalia negra por su belleza y juventud.

Hay una película destacable (y no demasiado) del asunto que es La Dalia Negra de Brian de Palma, basada en la novela del mismo nombre de James Ellroy que a su vez está basada en el crimen real.

Sigo diciéndote que la inspiración a veces no la encontramos porque no queremos, en serio XD

Ale, ¿te ha gustado? La próxima te traeré otra historieta rara. Porque soy, como diría Dean a Sam,  una enciclopedia de cosas raras…

Y si te ha gustado y aun no te has suscrito a mi lista… ¿a qué esperas? ¡Si hasta te regalo una de mis novelas!

¡Corre!

PD. ¡Acaba de salir la entrevista que me han hecho en la web Adopta a un escritor! ¡Léela!

 

Publicado el

¿Cuál es tu sitio favorito para escribir?

El veranito, esa época que los críos tienen de vacaciones (y unos pocos afortunados), para otros es más o igual trabajo.

No os recomiendo mí trabajo diario para el verano, ya que estamos.

Pero para mi trabajo favorito, es una época genial. ¿Por qué? Porque, si tienes un rato libre y el sol no está en modo achicharramiento on, puedes aprovechar el buen tiempo y escribir en el parque, la playa o cualquier otro sitio que se te antoje.

Reconozcámoslo, en invierno no se puede hacer eso con el frio y la lluvia.

Ya hemos hablado de la inspiración y de que usamos para encontrarla, pero… ¿Dónde?

¿Cuál es vuestro sitio favorito para escribir? ¿Dónde os inspiráis mejor? ¿Dónde estáis más cómodos?

Irónicamente, donde suelo sentirme más cómoda y saco más trabajo adelanta es en mi trabajo. Si, ahí. Con clientes dando la lata, pasando calor casi todo el año y ocupada vigilando que no queme algo.

Ahí mismo y con esas condiciones.

No sé porque me acostumbre a escribir ahí pero imagino que fue una cuestión de necesidad. No dispongo de demasiado tiempo libre para estar en casa tranquilamente. Cuando me siento con la intención de escribir me interrumpen una media de cinco veces. De hecho, mientras hago este post, ya han entrado dos veces a preguntarme algo. Y no, cerrar la puerta no ayuda. Lo empeora. Así que lo de escribir a mano y en libreta en las tiendas fue por pura supervivencia.

En casa solo me tengo que preocupar de pasarlo a limpio, hacer alguna investigación y todo lo que sea necesario un ordenador. Para corregir, prefiero el papel de nuevo. Imprimo, cojo el boli rojo y a tachar y reescribir como una loca. Y eso también lo hago en la tienda.

Un día me encantaría poder ir al Parque del Oeste, que está cerquita de mi casa, sentarme y pasar un buen rato allí escribiendo. Tal vez en otras vacaciones…

Mi mesa de trabajo es un desastre desordenado (ordenado para mí, desordenado para el resto), todo hay que decirlo.

Haciendo un nuevo post para miaventuradeescribir.com ! #blog #escribir

Una foto publicada por Eva Tejedor (@writterworking) el 29 de Jun de 2015 a la(s) 4:11 PDT

¿Cuál es, entonces, vuestro sitio para escribir? Cambiando de tercio, recomiendo encarecidamente leer el post de Nerea Nieto sobre Instagram y hacerle mucho caso, como siempre. Yo hoy voy a usar sus consejos descaradamente. Y cambiando de nuevo de tema, “Kamelot 2.0” ya está oficialmente preparada para registrarse. Solo necesita que yo tenga un día para hacerlo. Y tiene otra portada nueva. ¿Qué os parece?

Nueva prueba de portada. ¿Que tal esta? #Kamelot20 #ebook

Una foto publicada por Eva Tejedor (@writterworking) el 22 de Jun de 2015 a la(s) 1:44 PDT

También he empezado una nueva historia, de la que ya llevo dos capítulos y medio y creo que va  a ir bien.

Tarde de trabajar en las horas muertas del trabajo. Nuevo borrador en proceso #Berseker #escribir

Una foto publicada por Eva Tejedor (@writterworking) el 21 de Jun de 2015 a la(s) 9:07 PDT

Ahora os dejo que voy a comer. Ya va siendo hora.

¡No olvidéis pasaros por mi FB y que “Jack T.R.” sigue ahí esperándoos!

¡Hasta la próxima!

 

Publicado el

Las manías.

¡Que levante la manita quien no tenga al menos una a la hora de escribir!

¿No? ¿Nadie?

Normal, porque estoy segura de que todos tenemos aunque sea una.

Cualquier trabajo, ya sea creativo o no, crea manías a quienes lo desempeña. Pueden ser más o menos llamativas pero las hay.

A ver, pongo como ejemplo el mio. No creo que haya trabajo menos creativo que despachar pan en una panadería, ¿verdad? Pues yo tengo mis manías a la hora de colocar las cosas sobre las estanterías o el mostrador. ¿Es una chorrada? Totalmente. ¿Es una manía? Y gorda, porque cuando alguna compañera me cambia las cosas de sitio, me vuelve loca.

Pues escribiendo igual. No me gusta considerar la escritura como un trabajo… no del todo. Para mi es un mitad mitad. Pero soy muy maniática cuando escribo. Necesito cuadernos (ahora de cuartilla de los típicos del colegio. Tuve una racha de que los necesitaba más pequeños.), para mis notas, mis apuntes y mis fichas de personajes. Y tienen que ser de dos rayas, no de cuadritos. No se, es que lo veo más claro así. No me miréis tan raro… al menos no soy tan maniática con los bolígrafos… XD

Esa es una. La otra es que necesito ruido en mi habitación. Rara vez uso música. Lo que suelo poner mientras estoy, ya sea escribiendo, leyendo o haciendo post como este, son películas o series en ingles. Esto ya lo comente hace algún tiempo. Me ayudan a pensar y no me distraen.

Son cosas que te ayudan a centrarte en lo que haces, que atraen la inspiración o las ganas.

Para que dejéis de mirarme raro (no disimuléis. Vosotros también tenéis las vuestras) pongo por aquí un post sobre varias peculiaridades de autores famosos. Estoy segura de que muchos ya los sabríais o lo habréis leído, pero…

¿Qué manías tienen los escritores?

Ahora… ¿Cuales son las vuestras?

 

Publicado el

La inspiración : ¿se encuentra o se crea?

Inspiración, Musa, como quieras llamarla. Esa que a veces le encanta jugar al escondite contigo o se convierte en una inquilina molesta que pone la música fuerte a las tres de la madrugada.

Normalmente, es la mejor aliada de un escritor, pero es esquiva y aparece cuando menos te lo esperas.

¿Cuantas veces te has ido a dormir, harto de mirar el Word sin conseguir escribir ni coma y nada más poner la cabeza en la almohada te han venido de repente mil ideas?

Lo dicho, puede ser muy puñetera.

Pero hay maneras de provocarla a una hora decente. Escuchar música suele ser la más usada. ¿Que clase de música? Aunque la mayoría opte por la clásica, yo creo que debe ir con el gusto de cada uno. Eso si, que sea una que no te distraiga demasiado o te veo cantando en vez de escribiendo.

Leer, ver películas, todo lo que ayude a despejar la mente puede ayudar también con atraer la inspiración. A veces, algo tan simple como mirar fotos. Ayer me tropecé con un articulo de uno de los blogs que sigo y había unas fotos muy bonitas. Una me llamó mucho la atención y busqué más del lugar y… ¡bingo! Ahí llegó mi musa diciendo que ese sitio era perfecto para el capitulo donde había estado atascada toda la tarde.

Pero volviendo a la pregunta del titulo…

¿Cómo crearla?

Con lo que he puesto arriba, por ejemplo. La música ayuda muchísimo a crearte un ambiente dependiendo de cual pongas. Escena romántica, canción romántica. Escena dramática, canción triste. Escena de acción… ¿banda sonora de película de acción? XD Sería cosa de ponerse a pensarlo.

Pero eso es para quien les funciona la música para escribir. Hay a quien le distrae demasiado. Para esas personas también existen otros trucos.

Os pongo una lista de posts con consejos y ayudas para crear esa inspiración cuando no quiera aparecer por las buenas.

También comentar que Literautas tiene un par de aplicaciones para móviles y tablets que ayudan a escribir, convirtiéndolo en un juego. Podéis verlas aquí. Estaba solo para Iphone al principio, pero ahora también se encuentra para Android. Yo tengo las dos y son divertidas y bastante útiles. Las uso cuando estoy en el trabajo, lejos del portátil.

De todo lo que he puesto antes, id probando todo, a ver cual es la opción que más os ayuda. Yo acabe descubriendo que la música me ayuda, pero me distrae a la vez, así que solo la dejo para escenas concretas y uso bandas sonoras, sin letra para no cantar. Irónicamente, no puedo escribir con silencio por lo que opte a algo que antes hacia para leer… me pongo una película o serie en ingles como ruido de fondo. Y si, ayuda. No distrae tanto y hace el suficiente ruido como para que el silencio no me agobie.

Id buscando que os funciona y usadlo. A todos no nos funcionan las mismas cosas.

Todo sea por educar a esa escurridiza de musa que tenemos.