Publicado el 1 comentario

Un buen combo: Marvel y Netflix.

marvel

Marvel y Netflix. Un buen combo.

marvel

Hay dos cadenas que se están poniendo las botas con las series de super héroes.

La CW con los héroes de DC Comics y Netflix con los de Marvel.

Hoy te voy a hablar de los segundos.

Netflix ha encontrado un filón con los comics de Marvel y están usando los héroes más callejeros para triunfar.

Mientras en el cine, Marvel vende a Iron Man, el Capitan America, Thor, Hulk, Los Guardianes de la Galaxia, Black Panther… Netflix usa a los super héroes más terrenales, como DareDevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist. (Me han cancelado Luke Cage y Iron Fist. ¡Herejía!)

Han sacado una serie, con dos temporadas por ahora (menos Dare Devil que ya tiene tres), de cada uno y una también de todos juntos en The Defenders, que fue simplemente maravillosa.

Adoro esa conexión entre todos, porque… a ver, viven en la misma ciudad. Nueva York no es tan grande como para no tropezarse entre ellos.

Incluso mencionan (de pasada) lo ocurrido en las películas, como la invasión alienígena, el pánico causado por ello y el descubrimiento de gente con poderes.

Toda esa conexión y la conexión entre los malos de cada uno y como les afectan las cosas que hacen los demás en sus respectivas series… adoro eso, porque es lo mismo que quiero e intento poner en mis novelas, que todo esté perfectamente conectado y que todo afecte a los demás.

¿Es esa la razón por la que el universo Marvel está triunfando tanto?

A parte de que los productores están tocando la fibra sensible a gente de mi quinta y con mis gustos y que ahora esté de moda ser friki y fan de series y comics, hay una razón por la que las películas de Marvel sacan millones en taquilla.

Por ejemplo, Black Panther, un super héroe que no es tan conocido como el Capitan America y que ha sido de los mayores éxitos de Marvel.

¿Por qué?

A parte de la historia, que es buena, el ideal de civilización que es Wakanda y lo bien que encaja en el universo Marvel, Black Panther ha tocado la fibra de dos segmentos: las mujeres y la comunidad afroamericana.

Los segundos son obvios. Les han hecho conocer a un héroe con el que identificarse. Y un héroe maravilloso, noble, fuerte y con carisma.

Las mujeres también, porque nos han dado un rey protegido por un ejército de elite de mujeres y dirigido por la más fiera de todas. Una reina madre de armas tomar, una princesa que no quiere serlo, solo jugar con sus cacharritos y que trolea al rey.

Y un interés amoroso del rey que no quiere sentar cabeza y quedarse aunque le quiera porque prefiere vivir emociones y aventuras fuera del reino.

¿Cuál es el éxito de Marvel, no solo con las películas, con sus comics que siguen vendiéndose por todo el mundo?

Que saben que los tiempos cambian. Cambian los gustos, la gente, sus lectores ya no quieren heroínas con curvas espectaculares, si no con personalidad y carisma.

No quieren héroes perfectos, si no imperfectos y humanos, con los que identificarse.

Saben que la sociedad avanza y evoluciona, aunque les pese a algunos y no pueden seguir dibujando las cosas igual que en los 70 o 60.

Las series que hacen son también un buen ejemplo de ello.

Publicado el 1 comentario

¡Mundos fantásticos: Gotham!: Gotham: la ciudad oscura

Gotham

Gotham, la ciudad oscura.

Una de las series que más ilusión me hizo cuando se estrenó (o cuando me enteré de que se iba a estrenar) fue Gotham.

Gotham

De hecho, tuve la gran suerte de estar en su presentación en la Comic Con de San Diego y pude ver en primicia, con el resto de asistentes, el estreno de su piloto antes de que la pusieran en la televisión.

Gotham cuenta la historia de la ciudad antes de que Batman apareciera. Cuenta como la mafia, la policía corrupta y la delincuencia ganaba todas las batallas a una ciudad moribunda y enferma de corrupción.

En medio de todo eso pasaron dos cosas importantes y que cambiarían el rumbo de su historia: la llegada del detective Gordon a la comisaria y el asesinato de Thomas y Martha Wayne delante de su único hijo.

Gotham

Justo en ese instante es cuando empieza a crearse la historia de Batman. Y los guionistas de esta serie nos dan un sitio en primera fila para ver el nacimiento de ese héroe tan oscuro y particular como lo es Batman.

Gotham

Creo que no tengo que recordarte lo muy fan que soy del murciélago. Lo adoro. Y Gotham era una serie que me ilusionó mucho.

Lamentablemente, la falta de tiempo me hizo dejarla aparcada al final de la segunda temporada, así que voy dos atrasada. Casi cuarenta capítulos…

La voy a retomar pronto, cuando me ponga al día con Arrow, que también la tengo muy abandonada y quiero saber que leñes pasa en la temporada seis. Y la cinco, ya puestos. Pero cuando acabe con esa, voy a por esta porque la deje en el momento más clave.

Cuando se empezaban a perfilar los malos que conocemos de los comics.

Vemos el nacimiento del Pingüino, de Catwoman, Poison Ivy, el Joker, Enigma, Mr. Freeze, Solomon Grundy, Firefly…

Gotham

Y quedan tantos…

Si eres fan de Batman y aun no estás viendo esta maravilla, no sé a qué esperas.

Gotham

En otro post que tengo planeado te hablaré sobre el Joker y discutiremos si es o no el mejor villano creado por ahora.

Y me refiero al Joker de los comics… no al Joker del Escuadrón suicida, ¿vale? Eso antes de que empieces a decir que no.

Por cierto, este año hay dos pelis más de animación de Batman (las únicas que valen la pena… ¡gracias que existen las de animación!) Batman: Gotham a la luz de gas, donde veremos un Gotham alternativo en la época victoriana y a un Batman luchando contra Jack El Destripador y Batman ninja (si… va en serio) donde Batman se verá en el Japón Feudal y será un ninja que luchará contra el Joker… este no sé ni cómo calificarlo… XD

Este finde pasado he tenido la suerte de asistir a la FreakCon y ver la charla sobre Batman que han tenido Arturo González-Campos, Juan Gómez-Jurado y Carlos Pacheco. Maravillosa y divertida. Es la mejor definición que encontraras para esa charla, porque los invitados nos han dado mil datos curiosos del personaje y dejado sus puntos de vista sobre el caballero oscuro y sus motivaciones.

Y lo que nos hemos reído mientras XD

Recuerda que todas mis novelas las puedes encontrar en el Blog y en Amazon.

 

Publicado el Deja un comentario

¡El penúltimo!: Relato 3 hermanos: Capítulo 7

relato hermanos

Relato 3 hermanos: Capítulo 7

relato hermanos

–  ¿Estás loco, Jon? ¡Te has puesto en peligro! ¡A los dos!

Jon miró a su hermano, dedicándole un mohín de puro disgusto.

–  ¿Podrías no usaras esa palabra?

Joe se mordió el labio, culpable. Los nervios habían hecho que olvidara lo mucho que su hermano detestaba que le llamaran “loco”, incluso de broma. Hubo un tiempo, cuando aún eran unos niños, en el que muchos cuestionaron la salud mental del rubio al negarse a hablar y por el genio tan volátil que tenía.

De hecho, en la manada casi todo el mundo andaba de puntillas a su alrededor, esperando el momento en que estallara y tratara de destrozar lo que tuviera cerca.

La realidad, sin embargo, era otra muy distinta. Jon no había hablado cuando eran pequeños porque estaba en shock por la muerte repentina de su madre. Era alguien extremadamente sensible que lo ocultaba tras una fachada de tipo violento.

Jon no estaba loco ni era inestable. Simplemente había pasado demasiado y lo manejaba a su manera. Sus padres nunca tuvieron problema para ayudarle cuando averiguaron cómo. Y ni Colby ni él necesitaron a nadie para comprender y apoyar a su hermano cuando tenía un mal día.

–  Vale… lo siento. – se disculpó. – Pero reconóceme que irte sin avisar a buscarle ha sido la cosa más estúpida que has hecho últimamente. ¡Podían haberos descubierto los de La Orden o la manada! ¡Podría haber sido una trampa!

–  No, no fue muy inteligente. Lo reconozco. – repuso, encogiéndose de hombros. Joseph suspiró, derrotado.

–  ¿Y qué pasó? ¿Qué dijo?

–  Dice que están planeando algo. Algo muy gordo. Y va a tratar de averiguar qué es.

–  ¿Te dijo que? – ambos se giraron hacia Aidan, que acababa de entrar a la habitación.

–  No… no dijo qué. No creo que lo sepa con seguridad aun.

El chico se sentó en el sofá, cerca de ellos, entregándoles una taza de café a ambos hermanos. Jon gruñó un gracias mientras Joseph le sonrió. Aidan se encontró reconociendo que aquellos dos lobos eran bastante atractivos.

Joseph, con su cabello largo, su piel tostada y tatuada y los ojos castaños y de expresión suave parecía un modelo. Y más dulce de lo que esperarías encontrar en un tipo de ese tamaño y fuerza.

Y Jon, a pesar de sus gruñidos y su aspereza, era un hombre guapo con esos rebeldes rizos rubios y los ojos celestes. Tenía, además, una faceta traviesa que dejaba escapar cuando hablaba con su hermano y resultaba de lo más encantador.

Pero, regresando a la realidad, tenían otros asuntos más importantes en ese momento que sus atractivos invitados. Como los planes secretos de La Orden, por ejemplo.

–  He recibido una llamada de Merlin, hace una hora. – comentó, llamando la atención de los otros dos, que habían empezado a discutir en susurros. – Por lo visto os conoce.

–  ¡Ah… si! Nos dio varias pistas y nos habló de lo ocurrido en Detroit y en Nueva York. ¿Qué ha dicho?

–  Lo mismo que vuestro hermano, me temo. Los rumores sobre que traman algo importante vuelan por todo el país. Pero hace unos días, los rumores tomaron más forma. Han descubierto que La Orden está creando una especie de virus mágico con el que eliminar solo a los miembros de la Comunidad mágica.

–  ¿Eso es posible? – Aidan se encogió de hombros.

–  No tengo ni idea. Se puede mezclar magia con ciencia, eso lo sé. Es la alquimia moderna. ¿Lo que ellos pretenden? Depende. Necesitarían magia muy poderosa. Hechizos muy antiguos y alguien, un verdadero hechicero para realizarlos. Esto no puede hacerlo cualquiera.

–  ¿Qué clase de libros? Tal vez podríamos rastrearlos a través de ellos. – el librero negó con la cabeza, apesadumbrado.

–  Sin saber que pretenden realmente, no puedo decírtelo. Necesitaríamos saber qué es lo que quieren hacer. Pero si consiguen crear ese “virus mágico” o lo que sea… si crean algo capaz de matar a todas las criaturas mágicas… va a ser un genocidio…

El teléfono de Aidan sonó, en la cocina, donde lo había dejado después de hablar con Merlin, haciéndoles saltar a los tres. El muchacho corrió a cogerlo y, antes de que pudiera decir nada, hizo una mueca y le pasó el aparato a Jon, quien lo miraba como si hubiera perdido un tornillo.

–  Es para ti. – le dijo, mirándoles igual de sorprendido que ellos. Jon lo cogió reticente.

–  ¿Si? – contestó ausente. Aidan observó, fascinado, como su rostro pasó de la extrañeza a la alegría y, de ahí, a la preocupación en décimas de segundo. – Allí estaremos. – Joseph le cogió de la muñeca, quitándole el teléfono de la mano y dejándolo sobre la mesa.

–  ¿Quién era? – preguntó.

–  Quiere vernos.

–  Eso es un poco sospechoso… ¿Acababa de pedirte que le des tiempo para investigar y ahora te llama para que vayas?

–  Lo sé. Ha pasado algo. – Aidan observó el intercambio.

–  ¿Qué vais a hacer?

–  Ir, obviamente. Habrá que averiguar que ha pasado. Puede que sea una trampa de La Orden.

El librero les miró, estupefacto. ¿Estaban seguros de que era una trampa e iban a ir igualmente?

–  Un momento… ¿Cómo sabía que estabais aquí?

–  ¡Es Colby! ¡Lo averigua todo! – respondieron los dos lobos, riendo.

Una hora después, los tres se encontraban en un parque esperando. Había un pequeño bosquecillo, donde podían permanecer ocultos a la vista de los paseantes.

Aidan había insistido en acompañarles, a pesar de la posibilidad de ir de cabeza a una trampa. Ninguno de los dos lobos parecía feliz con la idea de que estuviera ahí, pero pensó que no podría quedarse tranquilo hasta saber que no corrían un verdadero peligro.

Colby apareció, cuando ya llevaban esperando quince minutos, con aspecto más cansado y desastrado que el día anterior. Jon se le acercó rápidamente, lo que hizo sonreír al recién llegado.

–  ¿Estás bien? Te ves como la mierda.

–  Hombre, gracias… – rio, pasándose una mano por la cara. – Anoche, cuando regresé, les oí hablar. Decían algo de encontrar un libro de magia en un pueblo de Irlanda.

–  ¿Qué libro?

–  No lo han dicho. Solo que era magia celta. Pero nada más. – Colby bajó la mirada y vio que el rubio le tenía cogido de la mano. Sonrió sin darse cuenta. – También dijeron algo de una bomba… y de un tipo… una especie de mago monje o algo así… tenía un nombre raro… ¿Rasputín?

– Joder… – los tres lobos miraron interrogantes al librero.

–  ¿Qué? ¿Le conoces?

–  En persona no… y no voy a daros una clase de historia ahora mismo, pero digamos que es alguien muy muy poderoso.

–  ¿Alquimista? – preguntó Joseph, recordando la conversación anterior. El chico asintió.

Jon se volvió hacia Colby, apretándole más fuerte la mano.

–  Ven con nosotros. Ya no es seguro que te quedes ahí.

–  Aun puedo averiguar más.

–  No. – el tono del rubio era suplicante. – Ven.

Pero antes de que Colby pudiera negarse de nuevo un grupo numeroso de hombres les rodeó, cerrando cualquier vía de escape que existiera. Pronto, los cuatro se vieron sujetos a la fuerza y sin poder liberarse, a pesar de la resistencia que ofrecían.

Al menos, pensó Joseph, eran lobos y no hombres de La Orden. Aunque no impedía que siguieran en problemas. En graves problemas.

–  Al único sitio que vais a ir todos es al Consejo.

Publicado el 9 comentarios

Pues sí y mucho. : ¿Necesitamos más heroínas?

heroina

Heroínas. ¿Nos hacen falta más?

La respuesta corta es sí.

Un enorme sí.

La respuesta larga te la doy en un minuto. Primero quiero aclarar un par de cosas.

No voy a ponerme en este post a divagar sobre lo muy necesitada que está la sociedad de un cambio de actitud en muchísimas cosas. Sobre todo, en cuestiones del trato que se le da a la mujer en todas las áreas posibles.

No voy a sermonear sobre el machismo que se resiste a desaparecer y el feminismo al que no se le permite que se quede porque para eso no hay horas ni años en mil vidas para explicarlo. Y aun habría gente que se seguiría negando a entenderlo.

Detesto discutir con paredes, eso es así.

Sí, soy feminista. Sí, soy mujer. Si, por supuesto que creo que hay un machismo que aun trata de mantener oculta a la mujer en mil temas.

Pero no voy a hablar de todo eso en este post.

Aquí te vengo a hablar hoy de las heroínas y cómo las necesitamos.

Ayer, por fin, saqué un ratito y un pelín de valor y vi Wonder Woman.

heroínasSí, valor porque DC no es precisamente la mejor haciendo películas, la verdad. Le tenía pánico desde que vi Batman V Superman. Pero dio la casualidad de que Diana resultó lo único bueno de ese despropósito. Quizás si no hubieran cortado los cachos que daban sentido al guion…

Pero para mi sorpresa Wonder Woman resultó ser un dulce de película. Buena trama, un personaje divertido, original, diferente… ¡y ese maravilloso guiño a la película de animación! ¡Gracias! ¡Adore la escena del helado!

Necesitamos más personajes como Wonder Woman en las películas, siendo protagonistas. Más en las series, como lo fue en su día Xena, la princesa guerrera. Mi maravillosa Lucy Lawless.

heroínasAhora podemos disfrutar de algunas pocas series con personajes femeninos protagonistas y fuertes, como Supergirl. Y no me refiero a fuerza física. Kara es un buen personaje, pero no haría casi nada sin su hermana Alex.

heroínasY el personaje de Calista Flockhart, Cat, es genial por lo mucho que puedes adorarla u odiarla o las dos cosas a la vez.

heroínasNecesitamos más. Hemos tenido unas secundarias geniales hasta ahora. En series… Felicity, Black Canary, Thea, Moira, White Canary, Lyla, Nyssa al Ghul… todas estas solo en una serie, Arrow. Sí, otra de comics XD No vas a hacerme sentir culpable por adorar esta clase de series y películas. Son mi delirio.

Pero por mucho que adore esa serie y la cantidad ingente de mujeres fuertes que hay, muchas de ellas capaces de darle de leches al protagonista… el protagonista sigue siendo un tío que se pasó la primera temporada quejándose de que se había pasado cinco años en una isla desierta…

Nah, estoy de broma. Conste que Black Canary llega a pertenecer a la Liga de la Justicia y tener su propio grupo de vigilantes, Birds of Prey.

heroínasEn los clásicos también hemos tenido secundarias de lujo. Milady en Los tres mosqueteros. La astuta y manipuladora Milady de Winter.

heroínasMuy fan también de Jo de Mujercitas. Parecerá una chorrada pero no puedo concebir que una escritora no haya leído Mujercitas…

heroínasGeorge en Los cinco. Totalmente en contra de todo lo que se esperaba que fuera. Una cría que solo quería vestir cómoda y jugar y hacer lo que quisiera, como cualquier niño en su época.

Si me diera por repasar mi biblioteca y leer las mil lecturas que tengo atrasadas pues sacaría más ejemplos. Podría hablarte de Hermione de Harry Potter, de Katniss (no he leído aun Los juegos del hambre, matadme…), de Rey de la nueva saga de Star Wars o Leia de la antigua, de Black Widow de los Vengadores (¡a ver cuando sale su película!). No tengo tiempo ni ganas ahora mismo, la verdad. Así que confórmate con estos.

No voy a entrar tampoco en hablar mal de otros personajes muy conocidos y que mucha gente critica por perpetuar un papel de inútil para la mujer. Creo que debe existir de todo. No siempre vamos a tener personajes perfectos e inteligentes. O personajes independientes y fuertes. Debe haber de todo, como en botica.

Y no se puede culpar de eso, por ejemplo, al género romántico porque no es cierto. Hay montones y montones de protagonistas de romántico con carácter, independientes y fuertes.

Necesitamos más heroínas. Y lo dice una que aún no ha escrito una protagonista XD Estoy en ello, eso sí.

¿Sabes por qué las necesitamos? Porque tenemos que dejarles a las niñas de ahora algo en lo que fijarse mejor que alguien del Sálvame o de Mujeres, hombres y viceversa. Por favor.

Y no me refiero solo a tu hija. Tu hija, tu hermana, tu sobrina, tu prima, tu nieta… la niña de tu vecino.

Y los niños necesitan ver y comprobar que las mujeres no somos un florero. Algo que poseer y usar o destruir a su antojo.

Ambos, niños y niñas, deben aprender que cualquiera de ellos puede ser un héroe o heroína. Que son personas iguales, que merecen el mismo respeto y las mismas oportunidades. Que ambos deben tener las mismas obligaciones en la casa y con la familia. Que ninguno merece menos salario por el mismo trabajo.

Y para eso necesitamos más heroínas. Muchas, muchas más.

heroínas
Imagen “cogida prestada” del Twitter de Arturo Gonzalez-Campos.

P.D.  Si, aun no tengo heroínas que merezcan la pena pero mientras… ¡podeis leer mis novelas y disfrutar de unos personajes originales y, si aun no lo estás, suscríbete al blog!