Ruta 666: autopista al Infierno.

ruta

La infame ruta 666 situada en Estados Unidos, atravesaba Utah, Colorado, Arizona y Nuevo México.

Ahora conocida como ruta 491 ya que la gente empezó a considerarla maldita y robar las señales para coleccionarlas, la antigua ruta 666 acaparó un montón de leyendas urbanas casi todas ambientadas en lo demoniaco.

Con semejante número no podía ser de otra manera.

Entre las más conocidas son las que hablan sobre los hell hounds o sabuesos del Infierno, que recorren la ruta persiguiendo a conductores solitarios en las noches para llevarse sus almas al Infierno.

También las que hablan sobre los perros negros, esas criaturas sobrenaturales que son premoniciones de muerte inminente.

Zombis, familias caníbales, misteriosos accidentes y averías en mitad de ninguna parte son otras de las supersticiones favoritas del lugar. Las autoridades explican el alto número de accidentes y averías al trazado de la carretera, mayoritariamente en rectas, y al paisaje monótono que aburre y hace perder la concentración del conductor y al mal estado de la carretera.

A causa de las numerosas leyendas y robos de señales, las autoridades decidieron cambiar el nombre en 2003, pasando a llamarse ruta 491.

Aunque eso no ha evitado que sigan existiendo leyendas sobre ella, convirtiéndola en uno de los lugares de parada obligatoria y culto para los amantes de lo paranormal.

La ultima de esas leyendas es la del Sedan de Satanás, un coche negro que aparece al anochecer y acosa a los conductores hasta hacerles salir de la carretera, provocando accidentes. Para los pocos que han conseguido salir y cederle el paso sin problemas, han comentado que el conductor no tenia rostro y que el coche desaparecía al poco de adelantar.

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

Please follow and like us:
error