Relato: Peripecias escritoriles. Capítulo 7.

peripecias escritoriles

Esta historia que empezó aquí y ahora, porque aquí y ahora eran un buen sitio y un buen momento para empezarla, debe acabar.

Más que nada porque la escritora que no cobra por ello también gasta tiempo en escribir esta historia y ya casi no tiene.

Ni tiempo ni historia.

Y porque ese borrador que nunca se acaba por falta de tiempo está a punto de acabarse al fin y ya mismo la escritora que no cobra por ello empezará con el tedioso y nada divertido proceso de corregir y rellenar y borrar.

Así que la escritora que no cobra por ello y tiene un chucho saltarín y escandaloso se va a ir despidiendo de su audiencia.

Mientras la escritora que no cobra por ello seguirá escribiendo, trabajando y actualizando el blog, buscando mil y una maneras de vender mis novelitas.

Y hablando del blog… la escritora que no cobra por ello no se decide en que emplear el tiempo que le quedaba ese último día… ¿borrador o blog?

Ah, no… ninguno.

El chucho saltarín acaba de avisar que es su hora de salir y hay que hacerle caso y salir si o si o no dejará que escriba nada de nada.

No queda más remedio.


¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

Please follow and like us: