keep-calm-and-don-t-lose-hope-1

No es tan simple.

Ni una cosa ni la otra.

Mantener vivo y activo un blog significa horas de buscar contenido interesante, darle vueltas y planificar post.

Es tiempo de investigación que te robas a ti misma de otras cosas, como escribir borradores, investigar para historias o, simplemente, ver la tele y descansar.

No es fácil, pero es divertido. Y, sinceramente, es una actividad muy interesante.

Yo empecé mi blog porque así asimilaba mejor lo que estaba investigando y aprendiendo para mejorar mi escritura. Es mi manera de tomar apuntes y guardarlos para un futuro, como si estuviera en clase. Cada vez que busco una entrada antigua que vi hace tiempo mientras “olisqueaba” por el net, solo debo recordar en que post la puse. Mucho más fácil para mí que la barra de direcciones,  que tengo desordenada como si fuera mi habitación XD.

Pero mantenerlo activo es complicado porque nos solemos dejar ganar por la pereza y acabamos postergando el actualizarlo. ¿Quién tiene ganas de buscar algo nuevo para publicar? ¿De investigar? ¿De contrastar información? ¿De montar un post?

Pues, hoy en día, muy pocos.

Pero mantener tu blog activo y actualizado es como mantener tus sueños y esperanzas vivitas y coleando. Y deberías tomarte ambas cosas con la misma seriedad.

Para muchos, ese blog forma parte del proyecto que les llevara a cumplir su sueño. Y si quiere verlo cumplido tendrá que dedicarle el mismo tiempo y trabajo que a todo lo demás.

Y lo más importante… se que todos nos cansamos, nos hartamos de esperar a que nuestro trabajo de su fruto, que te den calabazas o te decepcionen… pero pase lo que pase, no se debe perder esa esperanza ni dejar esos sueños atrás. Todo lo contrario. Hay que tener siempre esos sueños vivos y no parar nunca de intentar alcanzarlos.

Así que ya sabes… ¡a no rendirse jamás!

Para que recordéis lo importante que son los blogs, repasar esta entrada mía.

¡Y no olvidéis que podéis conseguir el ebook de mi blog aquí!

 

 

Please follow and like us: