Como sigo considerando lo de publicar en un futuro (espero que no muy lejano, aunque tampoco lo veo muy cercano) ando investigando el asunto. Tú no puedes coger tu historia, esa con la que llevas trabajando y sufriendo y disfrutando desde hace meses, y ponerla on line o en manos de algún editor sin protegerla primero.

A ver, proteger tú historia…

Realmente, no la proteges. Siempre habrá gente que puede plagiarte, robar la idea original y mil cosas más. Contra eso, poco se puede hacer.

Pero… si puedes registrar tú historia y demostrar que es tuya.

Ahora, he aquí la cuestión que llevo todo el día investigando (si mi jefe se entera de que he estado más atenta al móvil que a mi trabajo, me mata)… ¿Cómo se registra una historia?

Digamos más bien que después de estar horas mirando y remirando por todo el net, he acabado con una jaqueca mortal.

Por mi parte, quien hizo la web del Ministerio de Cultura de España podría haber usado un lenguaje menos… complicado. A ver, entender, se entiende. Perfectamente. Pero un poco más simple y menos técnico hubiera sido mucho mejor.

Tonterías mías aparte, para quien tenga dudas de como registrar su obra en España, aquí dejo unos links de blogs que lo explican bastante bien y más claro que en la web del Ministerio.

Existe además del Registro de Propiedad Intelectual, la web Safe Creative. A parte de gratuito, es también a nivel mundial. El registro de España solo sirve para España. Aunque, para obras finalizadas, veo bastante aconsejable hacer el dichoso registro oficial. Por si acaso…

Y terminado esto, aprovecho para comunicar que la versión Premium del libro «El Oficio de Escritor», de Alejandro Quintana, está a puntito de salir. Si aun no habéis curioseado su blog, ya estáis tardando.

Lo mismo va para los blogs que suelo poner por aquí.

Ahora, me voy a seguir peleando con mi otra historia o a tomarme un ibuprofeno… lo que primero gane mi atención…

 

Please follow and like us:
error