Elige tu propia aventura: Jugar leyendo.

 

¿Recuerdas los libros de Elige tu propia aventura?

¿Los leíste alguna vez?

Yo sí. Y sé, que si busco bien en la estantería aún podría encontrar uno o dos por ahí perdidos, entre las novelas.

¡Me encantaban!

Eran realmente adictivos y uno de los mejores regalos que podías hacerle a un crio en esa época.

No sé si aun siguen vendiéndose, espero que sí, la verdad.

El otro día, hablando con David, salió el tema de estos libros y nos vino una idea a la cabeza.

¿Y si escribía una historieta o relato y daba dos opciones para escoger al final de cada capítulo, como pasaba con los Elige tu propia aventura?

Molaría, ¿verdad?

Así que aquí me tienes, pensando en cómo poder hacerlo. En un futuro próximo, espero.

Pero volviendo al tema de los libros de Elige tu propia aventura…

¿Cuál tenías?

Yo tuve varios, pero solo recuerdo vagamente uno que iba sobre bajar al centro de la tierra o algo así. Había muchas opciones de caer en un abismo. Y caí… varias veces. Con el vértigo que tengo.

¡Anda que no morí veces en el jodio libro!

Lo cual me recuerda a esos video juegos en los que debes resolver un misterio y seguir pistas, que me encantaban.

Recuerdo uno que me llevo varios meses y tenia una historia genial, sobre seguir la pista de los templarios por una comunidad francesa.

Para resolver el misterio había que visitar monasterios, ver monumentos o cuadros y resolver acertijos.

Y recuerdo que estuve atascada en una pantalla durante meses porque me faltaba algo. Algo que resultó ser unos prismáticos que estaban sobre el asiento de una moto y que no conseguía ver… claro, al no tenerlos no podía ver la pista que me faltaba para acabar la pantalla.

Para mí, los mejores libros y vídeo juegos serán siempre los que me hacen pensar. Aunque lo divertido también será siempre mi otra opción favorita.

¿Cuáles prefieres tú?

 

Please follow and like us: