Mi dragón mola más que tú.

dragon

Hace ya bastante te hablaba sobre los dragones y cuales eran mis favoritos del cine y literatura. Hoy quiero hablarte de un dragón en particular.

El mío. Jerrad.

Jerrad es un dragón que nació en Inglaterra en el año 683. Vivió allí hasta finales del siglo XII, cuando decidió trasladarse al este de Europa, buscando pareja ya que en Gran Bretaña y sus alrededores su raza había empezado a desaparecer peligrosamente.

Encontró a la que sería su pareja durante seiscientos años en lo que ahora conocemos como Ucrania. Su nombre era Inha.

Juntos tuvieron dos cachorros pero ambos fueron asesinados junto a su madre por un miembro de la Legión de Iscariote, un antepasado de Dolph Bauman al que Jerrad se encargó personalmente de freír en cuanto lo tuvo a mano.

Después de eso y sin tener mucho que hacer, vagó por el mundo en su forma humana, participando en todas las guerras que podía en calidad de soldado.

Nunca aceptó un ascenso.

A principios del siglo XXI se trasladó a Estados Unidos y se alistó con los marines, presentándose voluntario para cualquier tour o misión que apareciera.

Acabó al mando de su propio pelotón en Irak, en donde se vio obligado a revelar su verdadera condición a sus compañeros al salvarlos de un ataque de misiles.

Después de eso, su pelotón le ayudó a huir y se escondieron en Demolition Bay, el refugio en Alaska de la Comunidad Mágica.

Fue en ese pueblo donde hizo amistad con Joseph y Jonathan, los lobos que estaban de paso buscando a su hermano y donde conoció a Alger y Paul, el berserker.

Ahí es donde aparece por primera vez en mis novelas, en El Guardián, molestando a Paul y porque yo deseaba hacer el chiste de un dragón bombero.

Luego le hice aparecer en el relato El juego de La Orden y, más tarde, hizo un cameo en Dagas de venganza.

Está resultando todo un salva vidas XD

Jerrad, como buen dragón, tiene un carácter inflamable. Es irascible, de escasa paciencia y cabezota… muy cabezota.

Pero eso es lo que le ha mantenido con vida tantos siglos a pesar del intento de exterminio por parte de La Orden.

La organización cree que solo quedan cinco ejemplares con vida.

En realidad, todavía existen treinta y siete, pero están todos bien ocultos entre nosotros. Algunos están esperando el momento adecuado para volver a ser guerreros, esperando a que Jerrad les diga que es la hora de pelear.

Jerrad, por su parte, está ocupado siguiendo la pista de sus amigos lobos para ayudarles y, a la vez, ayudar a la Comunidad.

En el relato 3 Hermanos lo dejé en Chicago, encontrándose por fin con los lobos.

¿Cuál será su siguiente movimiento?

Lo averiguaremos, más temprano que tarde.

¡Y recuerda! Puedes conseguir mis novelas en Amazon y en la Tienda del blog.

También puedes suscribirte al blog y conseguir gratis el relato 3 hermanos.

¡No te los pierdas!

 

Please follow and like us:
error