¿A quién vas a llamar?

llamar

En 1984 el mundo del cine nos dio a todos una sorpresa al regalarnos a Los cazafantasmas.

Esta película, idea de los actores/guionistas/directores Dan Aykroyd y Harold Ramis era algo tan improbable como maravillosa.

Aykroyd y Ramis hicieron el guion con colaboración de Rick Moranis, quien improvisó la gran mayoría de sus diálogos al interpretar a Louis Tully, el vecino plasta de Dana Barrett.

La película, protagonizada por Bill Murray, Dan Aykroyd, Harold Ramis, Sigourney Weaver y Ernie Hudson cuenta la historia de tres científicos de poca monta que viven de las subvenciones de la universidad y que se han tropezado por casualidad con un fantasma en una biblioteca.

Tras ese encuentro, y después de que les expulsaran de la universidad, deciden unir sus conocimientos para crear un equipamiento que les permitiría capturar y almacenar a los fantasmas.

Inesperadamente, el negocio funciona y se hacen famosos. Tanto que no dan abasto con el trabajo y tienen que contratar ayuda.

Mientras tanto, Peter (el personaje de Bill Murray) intenta solucionar el problema (y a la vez ligarse) de Dana Barrett, quien fue su primer cliente y a la que una criatura con forma de perro la atacó en su casa.

Con semejante premisa acabamos disfrutando de una película mezcla de comedia, terror y aventuras con un toque absurdo que fue un verdadero éxito.

Si quieres un análisis más detallado y cien mil detalles curiosos, puedes escuchar el podcast de Nakatomi Radio, que es simplemente maravilloso y muy disfrutable.

Lo que si te puedo decir es que la película hizo que quisiera ser cazafantasma (por supuesto), que me interesara lo paranormal, las leyendas urbanas, los fantasmas, los libros extraños y la investigación, algo que luego he usado mucho en la creación de mis historias.

Es una película que hoy en día, más de treinta años después, sigo viendo, sigo disfrutando y sigo recitando los diálogos porque me los sé de memoria.

Y es una película que enseña mucho sobre creación de personajes, de mundos, de mezclar lo real con la ficción sin que rechine. Porque en ese 1984 se creó un número de teléfono para llamar a los Cazafantasmas y las líneas se saturaron de llamadas.

Por cierto, mañana es el día del libro, nuestra fiesta y lo voy a celebrar contigo poniendo mis novelas Jack T.R. y Kamelot 2.0 gratis en Amazon y el resto al 50%. 

¡No te lo pierdas!

 

Please follow and like us:
error