Publicado el Deja un comentario

¡Dagas de venganza ya está aquí!

dagas

¡Dagas de venganza ya a la venta!

¡Ya está aquí, ya llegó, Dagas de venganza está en el blog! *léase cantando*

En el blog y en Amazon, eso sí.

¡Por fin ha llegado la hora! Es 20 de diciembre lo que significa que mi nueva novela y nueva parte de la saga Comunidad Mágica Vs La Orden está ya disponible en digital y papel.

Mientras Nueva Orleans sucumbe a la gran fiesta, Astrid Samaras aparece en la ciudad siguiendo la pista del asesino de su familia, y no quiere que nada la detenga. Sin embargo, su plan se verá interrumpido por La Orden por lo que se verá obligada a posponer su sed de venganza. 

Pronto conocerá a Alec Patterson, un joven e inexperto policía que está investigando unas extrañas desapariciones, y será en un callejón donde Astrid y Alec tendrán que unirse a marchas forzadas para desentrañar el último plan de la milenaria organización contra la Comunidad Mágica.

Dagas de venganza es la quinta entrega que continua la saga La comunidad Mágica Vs. La Orden.

¿Te lo vas a perder?

¡Corre a conseguirla!

Dagas de venganza Kindle en Amazon

Dagas de venganza Papel en Amazon

Dagas de venganza Pdf en el blog

¡Mitología y sobrenatural todo en una novela!: Dagas de venganza

dagas

Dagas de venganza: ¡Mitología y sobrenatural todo en una novela! 

dagas

 

Mientras Nueva Orleans sucumbe a la gran fiesta, Astrid Samaras aparece en la ciudad siguiendo la pista del asesino de su familia, y no quiere que nada la detenga. Sin embargo, su plan se verá interrumpido por La Orden por lo que se verá obligada a posponer su sed de venganza.

Pronto conocerá a Alec Patterson, un joven e inexperto policía que está investigando una extrañas desapariciones, y será en un callejón donde Astrid y Alec tendrán que unirse a marchas forzadas para desentrañar el último plan de la milenaria organización contra la Comunidad Mágica.

Dagas de venganza es la quinta entrega que continua la saga La comunidad Mágica Vs. La orden.

Publicado el Deja un comentario

Dagas de venganza: Recapitulamos

dagas

Dagas de venganza: Recapitulamos.

¡La espera está acabando!

Dagas de venganza casi ha llegado y pronto (el día 20 de diciembre) la podrás tener en tus manos igual que la tengo yo.

Y estoy deseando que la leas y que la disfrutes. Y, a la vez, estoy muerta de miedo, temiendo que no te guste.

Pero vamos a ser positivos y a esperar lo mejor y que te guste. Eso lo deseo con todo el corazón.

Todo el corazón y todo el alma que he puesto haciendo esta historia y todas sus partes.

Pero mientras llega, que ya queda muy poquito, vamos a recapitular en todos los post y curiosidades y relatos y extras que he ido colocando en el blog sobre la novela.

¿Te apetece?

¡Pues vamos a ello!

¿De qué va mi nueva novela?

Sinopsis y su lugar en la saga. 

Personajes.

Nueva Orleans, un escenario perfecto.

Mini relato para ponernos en situación.

Astrid, descendiente de Medusa.

Alec, el último poli bueno.

Un ejercito en las sombras: la Legión de Iscariote.

Sinopsis extendida.

¿Qué trama La Orden?

Primer capítulo.

¡Vistazo a la portada!

¡Y listo!

Por cierto, mi sincera enhorabuena a los ganadores del concurso.

Siento que se retrasara pero mil gracias a todos los que participasteis y espero que los ganadores disfruten de la historia.

Publicado el 1 comentario

Dagas de venganza: ¿De qué va mi novela? : Dagas de venganza: ¡Concurso!

concurso

Dagas de venganza: ¡Concurso!

concurso

¡Cada vez queda menos para que salga Dagas de venganza!

Estoy deseando que la veas.

¡Ha quedado tan bonita!

Pero mientras llega o no, vamos  a jugar un poquito.

¿Juegas?

Voy a sortear cinco Dagas de venganza en PDF para los que me contesten correctamente una pregunta muy fácil.

Puedes contestar en los comentarios, en el tuit que voy a fijar en mi perfil en Twitter o en el post que haré en Instagram.

La pregunta es muy sencilla si has seguido los post que he estado publicando sobre la novela.

¿Listo?

¿Qué clase de criatura es Astrid, la protagonista?

¿Lo sabes?

¿Si?

¡Pues corre y contesta!

Pondré a los ganadores en el post de la semana que viene, el jueves 6 de diciembre.

¡Buena suerte!

Publicado el Deja un comentario

Vistazo en exclusiva a la portada de Dagas de venganza.: Dagas de venganza: ¡La portada!

dagas

Dagas de venganza: ¡La portada!

dagas

¡Pues aquí está!

Por fin puedo enseñaros la portada de mi nueva novela, Dagas de venganza.

dagas

¿A qué es preciosa?

Esta maravilla es obra de David Orell.

Si necesitáis una portada preciosa y bien hecha, entrad en su blog y poneros en contacto con él.

Recuerda que Dagas de venganza saldrá a la venta el día 20 de diciembre.

¡No queda nada!

Sinopsis:

Mientras Nueva Orleans sucumbe a la gran fiesta, Astrid Samaras aparece en la ciudad siguiendo la pista del asesino de su familia, y no quiere que nada la detenga. Sin embargo, su plan se verá interrumpido por La Orden por lo que se verá obligada a posponer su sed de venganza.

Pronto conocerá a Alec Patterson, un joven e inexperto policía que está investigando una extrañas desapariciones, y será en un callejón donde Astrid y Alec tendrán que unirse a marchas forzadas para desentrañar el último plan de la milenaria organización contra la Comunidad Mágica.

Dagas de venganza es la quinta entrega que continua la saga La comunidad Mágica Vs. La Orden.

Publicado el Deja un comentario

¿De qué va mi nueva novela?: Dagas de venganza: sinopsis extendida

dagas

Dagas de venganza: Sinopsis extendida.

dagas

¡Ya queda menos!

En menos de dos meses la novela Dagas de venganza, continuación de la saga La comunidad mágica vs La Orden, estará entre nosotros.

¡Estoy deseando que la leas!

Mientras, te estoy poniendo estos posts semanales para que vayas conociéndola y para que se nos haga más ligera la espera. Sobre todo, a mi XD

En el de esta semana te vuelvo a contar de qué va la novela.

Aquí te dejo la sinopsis extendida.

Mientras Nueva Orleans sucumbe a su fiesta grande, el Mardi Gras, Astrid Samaras aparece en la ciudad siguiendo la pista del asesino de su familia, buscando venganza.

Y no está dispuesta a que nada ni nadie la detenga.

Sin embargo, sus planes se verán interrumpido cuando salve de las garras de La Orden a un joven policía, obligándose a posponer su venganza para descubrir los planes de la milenaria organización.

El joven e inexperto policía es Alec Patterson quien está investigando una extrañas desapariciones en su distrito. Acaba de empezar y tiene mucho que demostrar ante sus compañeros, sin embargo no dudará en dejarlo todo atrás para hacer lo que cree justo.

Será en un callejón donde Astrid y Alec se conocerá y tendrán que unirse a marchas forzadas para desentrañar la última conspiración que La Orden planea contra la Comunidad Mágica.

Porque… ¿qué planea La Orden?

Eso lo discutiremos la semana que viene.

 

 

Publicado el 3 comentarios

Los orígenes de Dagas de venganza

dagas

Los orígenes de Dagas de venganza.

¡Se acerca la hora!

En tres días saldrá a la venta en Amazon y aquí en el blog Dagas de venganza, mi nueva novela.

¡Estoy muy emocionada!

Me siento muy orgullosa de esta historia y espero de corazón que te guste, porque he trabajado el triple en ella, créeme.

Y estaba deseando tener una historia con una protagonista femenina.

En realidad, esta historia iba a ser muy distinta a lo que ha surgido. Al principio, iba a ser un trio, no un dúo.

Los protagonistas iban a ser Jerrad, el dragón que se ocultaba en Destruction Bay y que ahora (en el relato 3 Hermanos) andurrea por Chicago, Astrid, la gorgona y Harmony, una medio sirena. E iba a situarse en Filadelfia, no en Nueva Orleans.

La trama también iba a ser diferente, centrándose en destruir a una sección de La Orden.

Esa era la idea al principio. Como no me terminaba de convencer, la dejé aparcada y escribí otros dos relatos, El juego de La Orden y 3 Hermanos. Y esos dos relatos me llevaron a una idea y conclusión muy maja sobre La Orden: estaban buscando una manera de exterminar a lo sobrenatural de toda la faz de la Tierra.

¿Cómo? Eso aún no se ha descubierto, pero pronto lo haremos.

Pero esa idea me hizo regresar a la otra historia y volver a trabajar con ella. Me seguían gustando los personajes. La cosa es que a más personajes, más complicado de manejar todo. Lo aprendí muy bien con Kamelot 2.0. Así que escogí a la que más me gustaba, Astrid y decidí guardar los otros para más adelante. Jerrad y Harmony tendrán su oportunidad en su momento, como muchos de los personajes que me gustan de mi universo (¡no me olvido de ti,Rolf!).

Trabajé para desarrollar bien a Astrid, que no fuera un personaje plano. Pero ella sola quedaba algo sosa. Astrid está un poco tocada después de la muerte de su familia, no mide los riesgos, es muy kamikaze…necesitaba a alguien que compensara su impulsividad.

Y ese era Alec. Humano, hombre, algo cobardica, se piensa mil veces hacer las cosas, confía demasiado en la justicia… todo lo opuesto a ella. La compensa sin robarle ni una chispa de protagonismo.

Porque él no está ahí para salvar el día ni a la chica, más bien está ahí para ser salvado de su ignorancia (y de los matones de La Orden) y ser rescatado por ella.

Y creo que eso es importante.

Recuerdo una frase que decía un personaje en un OVA de Rurouni Kenshin, sobre los samuráis. Decía que un samurái podía ser como la hoja de una katana. Y que toda hoja de katana necesitaba una funda que lo protegiera y lo reconfortara, alguien que evitara que se perdiera en la locura de la sangre y lo detuviera cuando se descontrolara.

Es una metáfora preciosa y siempre se va a quedar conmigo y, por eso, Alec está ahí con Astrid. Es su funda.

Para que veas que hasta una cosa tan tonta como una frase de una película de anime que vi hace años puede influir en lo que escribes.

¡Y todo esto lo vas a poder leer y disfrutar prontito!

¡No te pierdas la cita con Astrid y Alec el día 20!

Publicado el Deja un comentario

¡En exclusiva! : Dagas de venganza: Primer capítulo

dagas de venganza

dagas de venganza

¡La hora se acerca!

En poco menos de un mes, Dagas de venganza estará en Amazon y en el blog para que puedas conseguirla. ¡Estoy deseando que la leas!

Pero, mientras esperamos, te dejo el primer capítulo para que le eches un ojo y lo disfrutes.

¡Espero que te guste!


 Capítulo 1

 

 

Escuchar el crujir de huesos y sentir el cráneo de ese tipo haciéndose añicos en su mano no le resultó tan satisfactorio como debería haber sido.

El sonido tendría que haber calmado su ira. Un poco, al menos.

Pero no. Nada de nada. Seguía notando la furia, quemándole por dentro.

Se sacudió la suciedad de las manos con gesto molesto. Una de las pocas ventajas de poder convertir en piedra a la gente era lo limpio que resultaba matarlas y poder convertirlas en polvo.

Sin sangre, sin cuerpo, sin pistas que la incriminaran… completamente limpio.

Una lástima que ese mismo polvo le produjera alergia. Estropeaba un poco su victoria.

Pateó lejos un cascote de piedra con forma de mano. No era ese el cadáver que deseaba.

No era esa la presa que buscaba. No era por quien había viajado miles de kilómetros abandonándolo todo y dejando atrás su hogar.

 

No fue ese el monstruo que desmembró a sus queridas hermanas al creer que eran ella.

No… quien había cometido semejante atrocidad y desatado su furia era otro. Un humano llamado Dolph Bauman, un cazador alemán que trabajaba para la facción europea de La Orden y que era, también, responsable de la muerte del último dragón, según contaban. Un experto en eliminar criaturas mágicas de gran poder.

Un fanático despiadado al que no le importaba acabar con vidas inocentes. Mientras pertenecieran a la comunidad, todo valía.

Poseía un largo currículum para alguien que no tenía más de treinta años. Sin embargo, parecía que sus habilidades venían de familia y había sido entrenado para exterminar bestias mágicas desde muy pequeño.

Pero eso se iba a acabar cuando le encontrara. Astrid pensaba encargarse de que terminara peor que todos los subordinados a los que había enviado contra ella. Él no tendría la suerte de acabar petrificado y aplastado, no. Eso era demasiado fácil. Tenía planes muy especiales y mucho más divertidos para ese monstruo.

Miró frustrada a su alrededor, escuchando la música y el ruido de los humanos mientras estos celebraban el Mardi Gras.

La calle principal estaba abarrotada de gente, bailando y participando en el desfile. Desde las carrozas lanzaban collares y flores a los viandantes mientras la banda de música tocaba algo de jazz ligero.

La música y la fiesta creaba un ambiente demasiado alegre y colorido para su amargo humor.

Había llegado a Nueva Orleans la noche anterior justo cuando empezaba su fiesta grande, algo que, por poco que le gustara, jugó a su favor.

Era una suerte ya que el ruido había ahogado toda la pelea. Todo el mundo estaba demasiado ocupado festejando como para notar algo.

Dos juerguistas tropezaron frente al callejón y vieron el jaleo desde la distancia, pero estaban muy borrachos y no le dieron importancia, así que regresaron a la fiesta.

Sus atacantes, por otra parte, no estaban tan distraídos ni borrachos.

Cuatro humanos de apariencia normal que no llamaban para nada la atención… o no habrían llamado su atención si hubieran olido a otra cosa que no fuera pólvora y no hubieran pasado media hora siguiéndola.

Los cuatro, armados con porras y cuchillos, intentaron emboscarla en ese callejón cuando creyeron, erróneamente, que ella no les había detectado.

Astrid se libró de ellos rápido. Mató a dos, dejó ko a otro mientras el cuarto consiguió huir, mezclándose entre la multitud. Seguidamente, se acercó al que aún seguía vivo e inconsciente y lo cogió del cuello de la chaqueta, levantándolo del suelo bruscamente, poniendo su cara a centímetros de la suya y lo sacudió para despertarlo.

Lo bueno de no ser humana era que su apariencia física engañaba a todos. Podía parecer una mujer delgada de poco más de metro setenta, pero su fuerza era muy superior a la de dos hombres el doble de grandes que ella. Mangonearlo era un juego de niños para ella.

 

—Dile a tu jefe que no va a conseguir detenerme —le siseó—. Voy a ir a por él y destruiré a todos los que envíe contra mí.

De pronto, escuchó un ruido, algo así como cuando te quedas sin aire y levantó rápidamente la mirada, esperando encontrarse con otro borracho. En su lugar vio a un policía mirándola paralizado desde la entrada del callejón.

Un chico joven de color, con uniforme de patrullero, probablemente novato y sin galones. La miraba, estupefacto con su pistola desenfundada y apuntando hacia ella. Le temblaban las manos y sus ojos marrones viajaban, asustados, de ella a los restos petrificados de los otros cazadores.

«¡Ups, que fallo!» exclamó en voz alta.

—¡No se mueva! —Astrid bufó, porque… ¿en serio? ¿Se encuentra con semejante escena y en vez de salir corriendo le da por ser el héroe e intentar detenerla? ¡Buena suerte con eso, niño!

Claro que esa interrupción significaban problemas para ella. Se le acababa de complicar la tarde y mucho. Una cosa era eliminar cazadores, que estaba autorizada a ello, y otra muy distinta, niñatos vestidos de uniforme que se creían superhéroes.

¿Qué iba a hacer ahora con él?

—¡Esto te viene grande, niño! —gritó, intentando asustarlo. Con suerte eso sería suficiente para librarse de él sin necesidad de matarlo. No quería matar a un inocente solo porque fuera estúpido—. Desaparece antes de que te hagas daño con ese juguetito que no sabes usar.

El policía frunció el ceño, estupefacto. Era un joven que aparentaba veintipocos, alto y de complexión delgada. El cabello corto y negro con un fino bigote sobre su boca, en la cual se dibujaba un rictus de incredulidad.

El sudor brillaba en su piel de ébano, delatando su nerviosismo y el miedo.

Como si no pudiera oler ya.

Astrid dejó caer al cazador, que soltó un quejido al chocar contra el suelo, y se giró, dándole la espalda al chico y a su pistola. No le preocupaba que fuera a disparar. Por cómo le temblaba la mano, no parecía que la usara a menudo.

¡No tenía tiempo para esto! Debía encontrar a su presa y no iba a hacerlo ahí. Prefería regresar a su motel, organizarse y trazar otro plan para obligarle a salir de su madriguera.

—¡He dicho que no se mueva! —gritó el chico.

Debía darle algo de crédito. Demostraba agallas, a pesar de estar muerto de miedo. Otro, en otras circunstancias, habría salido corriendo en dirección contraria gritando por refuerzos.

Astrid se giró de nuevo, quedando frente a él y se bajó ligeramente las gafas, dejando sus ojos al descubierto durante una décima de segundo, lo suficiente como para que la pistola se convirtiera en piedra.

Ese era un truco que había perfeccionado con los años. De niña, cuando sus poderes empezaban a aflorar, convertía todo en piedra sin control alguno. Ahora, podía calibrar la potencia de su poder y decidir qué parte deseaba petrificar.

Asustado, el policía dejó caer la ahora petrificada arma, que se hizo añicos al chocar contra el suelo. Durante un largo minuto, el chico se quedó helado mirando la pistola, luego a ella y de nuevo al trozo de piedra que momentos antes era su arma reglamentaria. Parecía haber entrado en un bucle. Resultaba casi cómico.

Casi.

—¿Qué demonios…?

—Te lo he dicho. Esto te viene grande —le repitió, con tono aburrido—. Lárgate antes de que tenga que hacerte daño.

Por el rabillo del ojo vio al cazador que quedaba vivo sacar otro cuchillo y saltar para atacarla. Los había que eran más tontos de lo que aparentaban.

Antes de que pudiera ser considerado una amenaza, ella le esquivó y golpeó, haciéndole caer. Sin darle tiempo a reaccionar, Astrid volvió a cogerlo de la chaqueta, obligándole a mirarla.

—Podías haberte quedado quieto y hubieras salido vivo… —gruñó, molesta—. Ahora tendré que enviar mi mensaje a través de otro. No tienes idea de lo inconveniente que me resulta matarte.

Con esas palabras, Astrid se quitó las gafas y sus ojos brillaron de manera extraña, cambiando de color. El cazador gritó mientras se convertía en piedra despacio, empezando por los pies y subiendo, dejando su cabeza para el final.

No merecía una muerte rápida.

Astrid hizo un ruido despectivo y lanzó el cuerpo contra la pared. Este estalló en pedazos, rebotando por todo el callejón.

El policía seguía en el mismo sitio, con una mano tapando su boca, los ojos desorbitados y una expresión de horror en su joven rostro.

—¿Qué eres? —consiguió balbucear.

Astrid suspiró, enfurruñada. Su plan de enviar un mensaje a Dolph a través de sus matones acababa de estallar, literalmente. Tendría que idear otra cosa o esperar a que volvieran a atacarla.

Ninguna de las opciones le entusiasmaba, la verdad.

—Nada que puedas comprender. Vuelve a tu comisaría y no le cuentes nada de esto a nadie. No te creerán, niñato. —le gruñó amenazante antes de salir del callejón, desapareciendo entre la multitud que seguía celebrando su gran fiesta, ajenos a esas sobrenaturales muertes.

Antes de perderlo de vista, lo vio sentado en el suelo.


¿Te ha gustado? ¡Pronto llegará la novela completa!

 

Publicado el Deja un comentario

¿De qué va mi nueva novela? Personajes.: Dagas de venganza: personajes.

dagas

Dagas de venganza: Personajes.

dagas

Como ya te avisé mi nueva novela saldrá a la venta en Amazon el 20 de diciembre.

O sea, dentro de nada.

¡Nervios!

Mientras, te estoy contando y poniendo al día en modo maruja on sobre su trama y demás cotilleos interesantes.

Esta semana toca hablarte algo de los personajes principales.

Tenemos tres: Astrid, Alec y Dolph.

dagas

Astrid Samaras es una gorgona. Desciende de la misma Medusa. Pero ella, al contrario que su antepasada, no nació en Grecia. Astrid nació en Irlanda, adonde su madre se mudó cuando se casó con un irlandés del que se enamoró a primera vista.

Su aspecto real es el de una criatura con forma humana, piel verdosa y con escamas, ojos rasgados y la cabeza cubierta de serpientes. Sus ojos pueden convertir en piedra lo que quieran, ya que funciona a voluntad. Aun así, habitualmente suele llevar gafas oscuras especiales que bloquean su poder, por si un día se le descontrola.

Ha vivido siempre en Irlanda, criada junto a sus dos hermanas pequeñas entre la campiña irlandesa, los caballos de su padre y el mal clima del país. Ha salido de su país de nacimiento en dos ocasiones: la primera para comprobar que unos amigos de su madre se encontraban bien, ya que no daban señales de vida. La segunda, persiguiendo al asesino que La Orden envió para eliminar a su familia y a ella.

Ahora se encuentra en Nueva Orleans, tras la pista de ese asesino buscando venganza para su familia y algo de paz para ella misma.

Astrid es una chica muy peculiar. Es muy fan del cine, sobre todo del ciencia ficción y la animación, así que es muy normal escucharla usar referencias cinéfilas en sus conversaciones. También es alguien muy impulsivo y tiene una fuerte moral que le obliga a ayudar a los demás, a pesar de que preferiría no hacerlo.

Y, por eso, acaba metida en este lio.

Por otro lado, tenemos a Alec Patterson. Alec es policía en Nueva Orleans. Patrullero raso que acaba de empezar en esa comisaria, para más señas. Pero está estudiando y practicando para detective, a lo que aspira en un futuro no muy lejano.

dagas

Alec se hizo policía después de ver como su padre (también policía) y los servicios de emergencia se mataban intentando rescatar a la gente durante y después del Katrina. Aquello lo dejó tan marcado que no podía imaginarse siendo algo distinto.

Su padre también le influyó a la hora de creer en la justicia y en hacer lo correcto.

Es un chico majo pero, a veces, algo inseguro. Es algo cuadriculado y trata siempre de seguir las reglas. Y no cree para nada en cosas extrañas como magia, lo sobrenatural o los extraterrestres. Lo considera absolutamente ridículo.

Y acaba juntándose con la persona más inesperada.

Y, luego, tenemos a Dolph Bauman.

dagas

Dolph es un asesino a sueldo que lleva años en la Legión de Iscariote. La Legión es una rama oculta perteneciente al Vaticano y se encargan de eliminar lo que molesta. Sea lo que sea.

La Legión de Iscariote hizo un pacto con La Orden (el Tratado escoces) un par de siglos atrás y ahora trabajan juntos. A veces, incluso, se prestan personal.

Y ese es el caso de Dolph en ese momento. Está llevando a cabo un problemático trabajo para La Orden cedido por la Legión.

Dolph es un sociópata bastante peligroso y con una adicción malsana por matar y hacer daño, sobre todo si es sobrenatural.

Y es muy inestable. Puede pasar de estar tranquilo y relajado a colérico en una decima de segundo. Y esos arranques de furia suelen acabar con la muerte de alguien. Sin importar si es amigo o enemigo.

Sus armas favoritas son unos grandes cuchillos que lleva en la cintura, pero es capaz de usar casi cualquier arma que exista.

Y estos son los personajes principales. Hay más, por supuesto. Y un par de cameos que no he podido resistir incluir y que espero que te gusten.

La semana que viene te enseñaré mi otra ciudad fetiche y escenario principal de esta historia, Nueva Orleans.

¡Y recuerda que Dagas de venganza se estrenará el 20 de diciembre de este año!

Mientras, puedes disfrutar de mis otras novelas aquí.

 

Publicado el Deja un comentario

Resumen semanal: tercera semana de diciembre.

resumen

Resumen semanal: del 17 al 21 de diciembre.

resumen

Lunes.

Esta semana la comenzamos con un post sobre los orígenes de Dagas de venganza.

¿De donde salió la idea?

¡Averígualo!

Martes.

Estoy ya por dejarlo por imposible…

Miércoles.

¡Nuevo capítulo de Jack T.R.!

Charles va a tener un encontronazo con el asesino, pero esta vez despierto.

¿Qué pasará?

Jueves.

¡Ya está aquí!

¡Dagas de venganza ya se ha estrenado!

¿Aún no tienes la tuya? ¿A qué esperas?

Viernes.

¡Y se acabó la semana por fin!

La semana que viene no habrá post de ninguna clase en el blog, porque… bueno, ¡es Navidad!

Pero nos veremos en las redes sociales.

¡Felices fiestas!